Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Autoridades investigan causas de tiroteo en Tallahassee que dejó 3 muertos y 5 heridos

Tiroteo en Tallahassee. Voa News
Tiroteo en Tallahassee. Voa News

La mañana del sábado, el Departamento de Policía de Tallahassee identificó al agresor como Scott Paul Beierle, de 40 años. Según registros judiciales, el hombre que abrió fuego en el estudio en Tallahassee había sido arrestado previamente por toquetear mujeres.

Las autoridades investigaban el sábado el motivo de un ataque a disparos en un estudio de yoga en Florida, donde un hombre mató a dos personas e hirió a otras cinco antes de suicidarse.

Las dos víctimas eran una estudiante y una docente de la Universidad Estatal de Florida, dijeron autoridades de ese centro de estudios. Adicionalmente, se supo que el atacante tuvo arrestos previos por manosear mujeres.

La mañana del sábado, el Departamento de Policía de Tallahassee identificó al agresor como Scott Paul Beierle, de 40 años. Según registros judiciales, el hombre que abrió fuego en el estudio en Tallahassee había sido arrestado previamente por toquetear mujeres.

La policía acusó a Beierle de agresión en 2016 después de que abofeteó y tocó el trasero de una mujer en una piscina de un complejo de apartamentos. Los registros muestran que los cargos fueron desestimados al final, después de que Beierle cumpliera las condiciones de un acuerdo de enjuiciamiento diferido.

Beierle también fue acusado de agresión en 2012 por manosear el trasero de varias mujeres en el comedor de un campus de la Universidad Estatal de Florida (FSU por sus siglas en inglés). Un informe de la policía de la FSU indicó que Beierle le dijo a la policía que pudo haber chocado accidentalmente con alguien, pero negó haber tocado intencionalmente a alguien.

El agresor baleó en total a seis personas y golpeó con el arma a otra después de ingresar el viernes al lugar, que forma parte de un pequeño centro comercial de Tallahassee, informó Michael DeLeo, jefe de la policía de la ciudad, que es la capital de Florida.

La policía identificó a las dos asesinadas como la doctora Nancy Van Vessem, de 61 años y la estudiante Maura Binkley, de 21.

Van Vessem era una internista que se desempeñó como directora médica de la compañía Capital Health Plan, reportó el periódico Tallahassee Democrat. Citando al presidente de la Universidad Estatal de Florida, John Thrasher, el diario informó que Van Vessem y Binkley tenían vínculos con la universidad.

"Perder a uno de nuestros estudiantes y a uno de nuestros profesores de esta manera trágica y violenta es devastador para la familia de la Universidad Estatal de Florida. Sentimos profundamente esta pérdida y enviamos nuestras más profundas condolencias a los seres queridos de Maura y Nancy mientras oramos por la recuperación de los heridos", dijo Thrasher en una declaración.

Capital Health Plan emitió una declaración elogiando a Van Vessem.

"Como directora médica jefe de CHP desde hace mucho tiempo, Nancy fue una fuerza guía y visionaria en nuestro trabajo diario para servir las necesidades de bienestar y cuidado de la salud de miles de familias en esta comunidad. Su dedicación, cuidado, liderazgo, humanidad y experiencia la convirtieron en una de las profesionales médicas más respetadas, inspiradoras y exitosas del estado y del país ", dijo la compañía.

DeLeo dijo que el pistolero actuó solo y que las autoridades están investigando posibles motivos. Se negó a decir qué tipo de arma usó. "Es importante que la gente entienda que no hay una amenaza inmediata fuera de lo que ya ha ocurrido", dijo DeLeo.

(Con información de la agencia AP)

Vea todas las noticias de hoy

Renuncia la jefa del Servicio Secreto de EEUU tras el atentado a Trump

La directora del Servicio Secreto, Kimberly Cheatle, testifica ante una audiencia sobre las fallas de seguridad que permitieron intento de asesinato del candidato presidencial y ex presidente Donald Trump, el 22 de julio de 2024. REUTERS/ Kevin Mohatt
La directora del Servicio Secreto, Kimberly Cheatle, testifica ante una audiencia sobre las fallas de seguridad que permitieron intento de asesinato del candidato presidencial y ex presidente Donald Trump, el 22 de julio de 2024. REUTERS/ Kevin Mohatt

La directora del Servicio Secreto de Estados Unidos, Kimberly Cheatle, dejará su cargo tras el intento de asesinato contra el expresidente Donald Trump, sobre cómo la agencia encargada de proteger a los presidentes actuales y anteriores podría fracasar en su misión principal.

Getting your Trinity Audio player ready...

WASHINGTON (AP) — La directora del Servicio Secreto dejará su puesto, según un correo electrónico que ella envió al personal, tras el intento de asesinato contra el expresidente Donald Trump que desató una protesta generalizada sobre cómo la agencia encargada de proteger a los mandatarios actuales y anteriores podría fracasar en su misión central.

Kimberly Cheatle, jefa del Servicio Secreto desde agosto de 2022, enfrentaba crecientes pedidos de dimisión y varias investigaciones sobre cómo el agresor pudo acercarse tanto al candidato presidencial republicano en un mitin de campaña al aire libre en Pensilvania.

"Asumo toda la responsabilidad por la falla de seguridad", dijo en el correo electrónico al personal el martes. "A la luz de los acontecimientos recientes, he tomado con gran pesar la difícil decisión de dejar el cargo de directora".

La dimisión de Cheatle se produce un día después de comparecer ante un comité del Congreso y ser reprendida durante horas tanto por demócratas como por republicanos por los fallos de seguridad.

Calificó el atentado contra la vida de Trump como el “fallo operativo más significativo” del Servicio Secreto en décadas y dijo que asumió toda la responsabilidad por las fallas de seguridad, pero enfureció a los legisladores al no responder preguntas específicas sobre la investigación.

En la audiencia del lunes, Cheatle se mantuvo desafiante diciendo que ella era la “persona adecuada” para dirigir el Servicio Secreto, incluso cuando dijo que asumía la responsabilidad de las fallas de seguridad. Cuando la representante republicana Nancy Mace sugirió que Cheatle comenzara a redactar su carta de renuncia desde la sala de audiencias, Cheatle respondió: "No, gracias".

El tirador, Thomas Matthew Crooks, de 20 años, logró acercarse a 135 metros (157 yardas) del escenario donde hablaba el expresidente cuando abrió fuego. Esto a pesar de una amenaza a la vida de Trump por parte de Irán, lo que generó seguridad adicional para el expresidente en los días previos a la manifestación del 13 de julio.

Cheatle reconoció el lunes que se informó al Servicio Secreto sobre una persona sospechosa de dos a cinco veces antes del tiroteo en la manifestación. También reveló que el techo desde el que Crooks abrió fuego había sido identificado como una vulnerabilidad potencial días antes de la manifestación. Pero no respondió muchas preguntas sobre lo sucedido, incluido por qué no había agentes estacionados en el techo.

Un Trump ensangrentado fue rápidamente escoltado fuera del escenario por agentes del Servicio Secreto, y francotiradores de la agencia mataron al tirador. Trump dijo que la parte superior de su oreja derecha quedó perforada en el tiroteo. Un manifestante murió y otros dos resultaron gravemente heridos.

Kamala Harris tiene apoyo de suficientes delegados para ganar nominación presidencial demócrata

Foto de archivo. La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, habla durante un evento en Washington. (Foto AP/Jacquelyn Martin, archivo)
Foto de archivo. La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, habla durante un evento en Washington. (Foto AP/Jacquelyn Martin, archivo)

 La vicepresidenta Kamala Harris ha asegurado el respaldo de suficientes delegados demócratas para conseguir la nominación presidencial de su partido, según sondeo.

La vicepresidenta estadounidense Kamala Harris ha asegurado el respaldo de suficientes delegados demócratas para conseguir la nominación presidencial de su partido y enfrentarse al republicano Donald Trump, de acuerdo con un sondeo de The Associated Press. Esto refleja la velocidad con que la cúpula demócrata cerró filas en torno a Harris tras la decisión del presidente Joe Biden de no ir por la reelección.

El firme apoyo a Harris representa un intento del partido de dejar atrás varias semanas de drama interno respecto al futuro político de Biden y unirse con la misión de derrotar a Trump cuando faltan poco más de 100 días para los comicios. Líderes del partido, funcionarios electos y organizaciones políticas rápidamente respaldaron a Harris un día después de que Biden abandonó la contienda, y su campaña impuso el lunes un nuevo récord de fondos recaudados en un solo día.

Varias delegaciones estatales se reunieron la noche del lunes para confirmar su apoyo a Harris, incluidas la de Texas y la de California, su estado natal. Para la noche del lunes, Harris tenía el respaldo de muchos más de los 1.976 delegados necesarios para ganar en primera ronda. Ninguno de los delegados con los que la AP se puso en contacto nombró a otro candidato.

El presidente del Partido Demócrata de California, Rusty Hicks, señaló que entre el 75% y el 80% de la delegación estatal participó el lunes en una llamada y otorgaron su apoyo a Harris de forma unánime.

“No he escuchado de nadie que mencione o pida a otro candidato”, dijo Hicks. “La votación de esta noche fue trascendental”.

Cabe señalar que la AP no considera a Harris la nueva virtual candidata presidencial del Partido Demócrata. Esto se debe a que los delegados todavía son libres de votar por el candidato de su elección en la convención de agosto, o si los demócratas celebran una votación nominal virtual antes de esa reunión a realizarse en Chicago.

En un comunicado, Harris respondió al recuento de AP, diciendo que está “agradecida con el presidente Biden y con todos en el Partido Demócrata que ya han puesto su fe en mí, y espero llevar nuestra causa directamente al pueblo estadounidense”.

Las preocupaciones por la capacidad de Biden para desempeñarse en el cargo fueron reemplazadas por nuevas muestras de unión después de un cambio sísmico en la contienda presidencial que trastocó los planes de los dos principales partidos políticos para la contienda de 2024.

En palabras a su equipo de campaña desde Wilmington, Delaware, Harris dijo que las últimas semanas han sido una “montaña rusa”, pero expresó confianza en su nuevo equipo.

“Tengo la intención de ganarme el merecimiento de esta nominación y salir vencedora”, declaró. Prometió “unir a nuestro Partido Demócrata, unir a nuestra nación, y ganar esta elección”.

Rápidamente viró a los asuntos que serán primordiales durante su campaña contra Trump durante los próximos 100 días, marcando un contraste entre su época como fiscal con las condenas del republicano por delitos graves. ”Conozco al tipo de personas como Donald Trump", subrayó, proyectándose a sí misma como una defensora de la oportunidad económica y el acceso al aborto.

“Nuestra lucha por el futuro es también una lucha por las libertades”, indicó. “La posta está en nuestras manos”.

El presidente Biden se unió a la reunión mediante una llamada desde su casa en Rehoboth Beach, Delaware, donde se recupera de COVID-19, para brindar su apoyo a Harris. Tenía planeado hablar sobre su decisión de abandonar la contienda en un discurso a la nación en los próximos días.

“El nombre en la parte superior de la boleta ha cambiado, pero la misión no ha cambiado en lo absoluto”, dijo Biden en sus primeras declaraciones públicas desde que anunció su decisión, prometiendo que “no iré a ningún lado” y que planea hacer campaña a nombre de Harris.

Sobre su decisión de abandonar su campaña de reelección, Biden comentó que “era lo correcto”.

Al pasarle el liderazgo a Harris, Biden añadió: “Te estoy observando, muchacha. Te quiero”.

Harris planea estar el martes en Wisconsin, un estado crucial para la contienda electoral. El evento en Milwaukee será su primer acto de campaña a gran escala desde que anunció su candidatura.

El recuento de AP se basa en entrevistas con delegados individuales, declaraciones públicas de los partidos estatales, muchos de los cuales han anunciado que sus delegaciones apoyan a Harris en masa, y declaraciones públicas y apoyos de delegados individuales.

Obtener la nominación es solamente el primer paso en una extraordinaria lista de deberes políticos a la que se enfrenta Harris después de la decisión de Biden, de lo que se enteró en una conversación telefónica con el presidente el domingo por la mañana. Si logra asegurar la nominación, también debe elegir un compañero de fórmula y poner en marcha una enorme operación política para impulsar su candidatura en lugar de la de Biden.

El domingo por la tarde, la campaña de Biden cambió formalmente su nombre a “Harris para Presidenta”, lo que refleja que es ella quien hereda una operación política de más de 1.000 colaboradores y un fondo que ascendía a casi 96 millones de dólares a finales de junio. Añadió 81 millones de dólares a ese total en las primeras 24 horas desde que Biden le dio su respaldo, informó su campaña, un nuevo récord de recaudación presidencial. Esa suma provenía de más de 888.000 donantes.

La campaña de Harris generó también una oleada de interés, con más de 28.000 nuevos voluntarios registrados desde el anuncio.

Entre las figuras políticas más prominentes que anunciaron su respaldo el lunes se incluye a los gobernadores Wes Moore de Maryland, Gretchen Whitmer de Michigan, J.B. Pritzker de Illinois y Andy Beshear de Kentucky, lo que redujo la lista de posibles rivales de Harris.

La presidenta emérita de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien había sido una de las personas que se abstuvieron de expresar su apoyo a Harris inicialmente e impulsó la idea de una contienda primaria para consolidar al eventual nominado, dijo el lunes que brindaría su “apoyo entusiasta” al intento de Harris de liderar al partido.

De ganar los comicios, sería la primera mujer y la primera persona de ascendencia sudasiática en ser presidenta.

La Convención Nacional Demócrata está programada para celebrarse del 19 al 22 de agosto en Chicago, pero el partido había anunciado antes de que Biden abandonara la contienda que llevaría a cabo una votación a distancia para nominar formalmente a Biden antes de que empezaran los procedimientos presenciales. El comité de normas de la convención tiene previsto reunirse esta semana para finalizar su proceso de nominación con una votación a distancia para el 1 de agosto de ser posible, anunció el partido el lunes. El proceso quedaría completado para el 7 de agosto.

“Podemos y seremos rápidos y justos mientras llevamos a cabo esta nominación”, dijo Jaime Harrison, presidente del Comité Nacional Demócrata, en una conferencia telefónica.

El partido señaló que la votación nominal a distancia contaría con varias rondas de votación en caso de que haya varios candidatos que cumplan con los requisitos. Para ser elegible, los candidatos deben contar con la firma electrónica de por lo menos 300 delegados de la convención.

Caravana de migrantes cruza México rumbo a la frontera de EEUU

Migrantes caminan por la carretera que atraviesa Suchiate, estado de Chiapas en el sur de México, el domingo 21 de julio de 2024, durante su viaje hacia el norte hacia la frontera con Estados Unidos / Foto: Edgar H. Clemente (AP)
Migrantes caminan por la carretera que atraviesa Suchiate, estado de Chiapas en el sur de México, el domingo 21 de julio de 2024, durante su viaje hacia el norte hacia la frontera con Estados Unidos / Foto: Edgar H. Clemente (AP)

Migrantes recorren las carreteras del sur de México en una caravana rumbo a la frontera con Estados Unidos.

Getting your Trinity Audio player ready...

Un millar de migrantes recorrían las carreteras del sur de México en una caravana rumbo a la frontera con Estados Unidos el domingo, mientras el debate sobre la inmigración en este país parece intensificarse después de que el presidente Joe Biden pusiera fin a su campaña de reelección.

Personas de distintas nacionalidades, sobre todo centroamericanos y venezolanos, continuaban su camino por México en una jornada en que el presidente estadounidense Joe Biden dio un paso al costado, mientras las posibilidades de victoria del republicano Donald Trump ganaban fuerza.

La caravana, compuesta por entre 1.000 y 1.200 migrantes según medios locales de prensa, incluía mujeres y niños y fue vista dirigiéndose al norte del estado de Chiapas.

Hasta principios de junio, cuando Biden instituyó una amplia prohibición de asilo a los migrantes sorprendidos cruzando ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México, el promedio diario de arrestos por mes había estado por encima de 2.500 por día durante una semana, desde enero de 2021, cuando asumió el cargo.

"Que permitan la pasada porque sí esta duro, y vamos con muchos niños, mucha gente con muchos niños, son más niños los que van que gente adulta. Sí, nos gustaría que nos dieran una oportunidad a todos de poder pasar", dijo Jonathan Cortés, procedente de Guatemala.

Migrantes de diferentes nacionalidades caminan hacia Estados Unidos en una caravana por una carretera, en Ciudad Hidalgo, estado de Chiapas, México 21 de julio de 2024. REUTERS/Jose Torres
Migrantes de diferentes nacionalidades caminan hacia Estados Unidos en una caravana por una carretera, en Ciudad Hidalgo, estado de Chiapas, México 21 de julio de 2024. REUTERS/Jose Torres

Estados Unidos es un destino clave para muchos inmigrantes de América Latina que buscan seguridad y mejores oportunidades económicas en el extranjero, y el tema de la migración ha ganado fuerza antes de las elecciones, cuando el expresidente Trump prometió fronteras más fuertes y deportaciones masivas.

La selva del Darién de Panamá, una de las principales vías migratorias que une Centroamérica con el continente sudamericano, registró el año pasado un récord de medio millón de migrantes, y las autoridades nacionales estiman que unos 213.702 cruzaron el Darién en lo que va del año, muchos de ellos niños.

La posibilidad de que la actual vicepresidenta Kamala Harris o la exprimera dama Michelle Obama ganen las elecciones en Estados Unidos "es una pequeña puerta de acceso regular para los migrantes y los desplazados", dijo Israel Ibarra, investigador experto en temas migratorios por el mexicano Colegio de la Frontera Norte.

Si gana Trump, en cambio, "les iría mal a los migrantes porque ha dicho que va a cerrar completamente la frontera", añadió.

(Reporte de José Torres y Aida Peláez-Fernández; con reporte adicional de Lizbeth Díaz. Editado por Natalia Ramos.)

Harris podría ser la primera mujer negra en asumir la presidencia de EEUU

Foto de archivo. La vicepresidenta Kamala Harris habla en Selma, Alabama, el 3 de marzo de 2024. El presidente Joe Biden anunció que abandona su batalla por la reelección y que respalda a Harris como candidata. (Foto de SAUL LOEB / AFP)
Foto de archivo. La vicepresidenta Kamala Harris habla en Selma, Alabama, el 3 de marzo de 2024. El presidente Joe Biden anunció que abandona su batalla por la reelección y que respalda a Harris como candidata. (Foto de SAUL LOEB / AFP)

Ya ha roto barreras, y ahora Kamala Harris podría romper varias más después que el presidente Joe Biden puso fin abruptamente a su candidatura a la reelección y la respaldó.

Biden anunció el domingo que se hará a un lado luego que su desastroso desempeño en el debate catalizó los temores de que el mandatario de 81 años es demasiado frágil para un segundo mandato.

Harris es la primera mujer, y la primera persona negra o de ascendencia del sur de Asia en ocupar el cargo de vicepresidenta. Si se convierte en la candidata demócrata y derrota al candidato republicano Donald Trump en noviembre, será la primera mujer en ocupar la presidencia estadounidense.

Biden dijo el domingo que elegir a Harris como su compañera de fórmula fue “la mejor decisión que he tomado” y la respaldó como su sucesora en la contienda.

“Demócratas: Es momento de unirse y vencer a Trump”, escribió en X. “Hagámoslo.”

Harris describió la decisión de Biden de hacerse a un lado como un “acto desinteresado y patriótico”, y enfatizó que el presidente estaba “poniendo al pueblo estadounidense y a nuestro país por encima de todo”.

“Me siento honrada de contar con el respaldo del presidente y mi intención es obtener y ganar esta nominación”, afirmó Harris. “Durante el último año, viajé por todo el país, hablando con los estadounidenses sobre la opción clara en esta elección trascendental”.

Destacados demócratas siguieron el ejemplo de Biden y cerraron filas rápidamente en torno a Harris el domingo. Sin embargo, su nominación no es un hecho, y ha habido sugerencias de que el partido debería celebrar una “miniprimaria” ultrarrápida para considerar a otros candidatos antes de su convención en Chicago el próximo mes.

Una encuesta reciente del AP-NORC Center for Public Affair Research reveló que alrededor de 6 de cada 10 demócratas creen que Harris haría un buen trabajo como presidenta. Aproximadamente 2 de cada 10 demócratas no creen que ella lo haría bien, y otros 2 de cada 10 dicen que no podrían decirlo.

La encuesta mostró que alrededor de 4 de cada 10 adultos estadounidenses tienen una opinión favorable sobre Harris, y que aproximadamente la mitad tiene una opinión desfavorable.

Exfiscal y exsenadora de California, la propia candidatura de Harris para la nominación presidencial demócrata de 2020 implosionó antes que se realizara una sola votación primaria. Más tarde se convirtió en compañera de fórmula de Biden, pero tuvo problemas para encontrar su equilibrio tras asumir el cargo de vicepresidenta. Asignada para trabajar en temas relacionados con la migración de Centroamérica, los republicanos la culparon repetidamente por problemas con los cruces fronterizos ilegales.

Sin embargo, Harris tuvo más prominencia como la defensora más franca del derecho al aborto en la Casa Blanca después que la Corte Suprema de Estados Unidos anulara Roe v. Wade en 2022. También ha desempeñado un papel clave al acercarse a los jóvenes y a los votantes no blancos.

Además, el desempeño constante de Harris después de la debacle del debate de Biden solidificó su posición entre los demócratas en las últimas semanas.

Incluso antes del respaldo de Biden, Harris era ampliamente considerada la favorita para reemplazarlo en la boleta. Con su experiencia en política exterior y el reconocimiento de su nombre a nivel nacional, tiene una ventaja sobre posibles rivales, entre ellos el gobernador de California, Gavin Newsom, la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, y el gobernador de Pensilvania, Josh Shapiro.

Harris buscará evitar el destino de Hubert Humphrey, quien como vicepresidente ganó la nominación demócrata en 1968 luego que el presidente Lyndon Johnson decidiera no buscar la reelección en medio del descontento nacional por la guerra de Vietnam. Humphrey perdió ese año ante el republicano Richard Nixon.

Nixon dimitió en 1974 a causa del escándalo Watergate y fue sustituido por el vicepresidente Gerald Ford, quien nunca ganó un mandato en un proceso electoral.

Los vicepresidentes siempre están en fila para asumir el puesto más alto si el presidente muere o queda incapacitado. Sin embargo, Harris se ha enfrentado a un nivel inusual de escrutinio debido a la edad de Biden. Fue el presidente de mayor edad de la historia, asumió el cargo a los 78 años y anunció su candidatura a la reelección a los 80. Harris tiene 59 años.

Harris abordó la cuestión de la sucesión en una entrevista con The Associated Press durante un viaje a Yakarta en septiembre de 2023.

“Joe Biden va a estar bien, así que eso no se hará realidad”, afirmó. “Pero entendamos también que todo vicepresidente, todo vicepresidente, entiende que cuando presta juramento debe tener muy clara la responsabilidad que podría enfrentar de asumir el cargo de presidente”.

“No soy diferente”, subrayó.

Harris nació el 20 de octubre de 1964 en Oakland, California, de padres que se conocieron como activistas de derechos civiles. Su ciudad natal y la cercana Berkeley estaban en el centro de los movimientos en defensa de la justicia social y racial de la época, y Harris era a la vez producto y beneficiaria.

Hablaba frecuentemente sobre haber asistido a mítines siendo bebé y de haber crecido rodeada de adultos “que pasaban todo el tiempo marchando y lanzando consignas sobre esto llamado justicia”. En primer grado, la llevaron en autobús a la escuela como parte de la segunda generación para integrar la educación pública de Berkeley.

Sus padres se divorciaron cuando ella era joven y su madre la crió junto con su hermana menor, Maya. Asistió a la Universidad Howard, una escuela históricamente negra en Washington, y se unió a la hermandad de mujeres Alpha Kappa Alpha, que se convirtió en una fuente de hermandad y apoyo político a lo largo de los años.

Después de graduarse, Harris regresó al Área de la Bahía de San Francisco para estudiar Derecho y eligió la carrera de fiscal, una decisión que sorprendió a su familia activista.

Declaró que creía que trabajar por el cambio dentro del sistema era tan importante como agitar desde afuera. En 2003, se postuló para su primer cargo político, enfrentándose al veterano fiscal de distrito de San Francisco.

Pocos residentes de la ciudad sabían su nombre y Harris instaló una tabla de planchar como mesa afuera de las tiendas de comestibles para conocer gente. Ganó y rápidamente mostró su voluntad de trazar su propio camino. Meses después de su mandato, Harris se negó a solicitar la pena de muerte para el asesino de un joven agente de policía que murió en el cumplimiento de su deber, afectando su relación con la policía municipal.

El episodio no detuvo su ascenso político. A finales de 2007, cuando aún se desempeñaba como fiscal de distrito, estaba tocando puertas en Iowa para el entonces candidato Barack Obama. Después de convertirse en presidente, Obama la respaldó en su campaña de 2010 para fiscal general de California.

Una vez elegida para un cargo estatal, se comprometió a defender la pena de muerte a pesar de su oposición moral a ella. Se negó a defender la Proposición 8, una iniciativa respaldada por los votantes que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo. Harris también jugó un papel clave en un acuerdo de 25.000 millones de dólares con los prestamistas hipotecarios del país luego de la crisis de ejecuciones hipotecarias.

A medida que los asesinatos de jóvenes negros a manos de la policía recibieron más atención, Harris implementó algunos cambios, incluyendo el seguimiento de datos raciales en las detenciones policiales, pero no adoptó medidas más agresivas como exigir que fiscales independientes investigaran los tiroteos policiales.

El historial de Harris como fiscal eventualmente la perseguiría cuando lanzó una candidatura presidencial en 2019, ya que algunos progresistas y votantes más jóvenes exigieron un cambio más rápido. Pero durante su periodo en el cargo, también forjó una relación fortuita con Beau Biden, el hijo de Joe Biden que entonces era fiscal general de Delaware. Beau Biden murió de cáncer cerebral en 2015, y su amistad con Harris cobró gran importancia años después, cuando su padre eligió a Harris como su compañera de fórmula.

Harris contrajo matrimonio con el abogado de entretenimiento Douglas Emhoff en 2014 y se convirtió en madrastra de los dos hijos de Emhoff, Ella y Cole, quienes se referían a ella como “Momala”.

Harris tuvo una inusual oportunidad de avanzar políticamente cuando la senadora Barbara Boxer, que había ocupado el cargo más de dos décadas, anunció que no volvería a postularse en 2016.

Ya en el escaño, Harris rápidamente se convirtió en parte de la resistencia demócrata a Trump y obtuvo reconocimiento por sus agudos cuestionamientos a sus nominados. En un momento memorable, presionó al ahora juez de la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, sobre si conocía alguna ley que otorgara al gobierno la facultad de regular el cuerpo de un hombre. Kavanaugh no conocía alguna, y la línea de interrogatorio galvanizó a mujeres y activistas por el derecho al aborto.

Poco más de dos años después de convertirse en senadora, Harris anunció su campaña para la nominación presidencial demócrata de 2020. Pero su intento se vio empañado por luchas internas y no logró tomar fuerza, por lo que finalmente abandonó la contienda antes de las asambleas electorales de Iowa.

Ocho meses después, Biden seleccionó a Harris como su compañera de fórmula. Mientras la presentaba a la nación, Biden reflexionó sobre lo que significaba su nominación para “las niñas negras y de raza negra que tan a menudo se sienten ignoradas y subvaloradas en sus comunidades”.

“Hoy, tal vez, se estén viendo a sí mismas por primera vez de una manera nueva, como material de presidentas y vicepresidentas”, afirmó Biden.

Con reporte de The Associated Press

Noticia en desarrollo

Campaña de Trump divulga datos sobre su herida y el tratamiento

El expresidente de EEUU Donald Trump se observa con un vedaje en la oreja derecha durante la Convención Nacional Republicana el 18 de julio de 2024.
El expresidente de EEUU Donald Trump se observa con un vedaje en la oreja derecha durante la Convención Nacional Republicana el 18 de julio de 2024.

Un memorando ofrece nuevos detalles sobre las lesiones que sufrió el expresidente Donald Trump en el atentado y el tratamiento que recibió inmediatamente después de ser herido de bala en una oreja.

La campaña de Donald Trump publicó el sábado una actualización sobre la salud del expresidente, una semana después de que sobrevivió a un intento de asesinato en un mitin en Butler, Pensilvania.

El memorando, del representante de Texas Ronny Jackson, quien fue médico de Trump en la Casa Blanca, ofrece nuevos detalles sobre las lesiones del candidato republicano del Partido Republicano y el tratamiento que recibió inmediatamente después del ataque.

Jackson dijo que Trump sufrió una herida de bala en la oreja derecha con un fusil de alto poder que pasó "a menos de un cuarto de pulgada de entrar en su cabeza y golpeó la parte superior de la oreja derecha".

El rastro de la bala, dijo, "produjo una herida de 2 cm de ancho que se extendió hasta la superficie cartilaginosa de la oreja. Inicialmente hubo un sangrado significativo, seguido de una marcada hinchazón de toda la parte superior de la oreja".

Si bien la hinchazón se ha resuelto desde entonces y la herida está comenzando a sanar adecuadamente, Jackson dijo que Trump está experimentando un sangrado intermitente, lo que requiere el vendaje que se exhibió en la Convención Nacional Republicana de la semana pasada.

"Dada la naturaleza amplia y contundente de la herida en sí, no se requirieron suturas", escribió.

Trump fue tratado inicialmente por personal médico del Butler Memorial Hospital. Según Jackson, los médicos "hicieron una evaluación exhaustiva de lesiones adicionales que incluyó una tomografía computarizada de la cabeza".

Trump, dijo, "se someterá a más evaluaciones, incluido un examen auditivo integral, según sea necesario. Hará un seguimiento con su médico de atención primaria, según las indicaciones de los médicos que lo evaluaron inicialmente", escribió.

"En resumen, el expresidente Trump se encuentra bien y se está recuperando como se esperaba de la herida de bala sufrida el pasado sábado por la tarde", añadió.

La carta es la primera actualización oficial sobre el estado del expresidente desde la noche del tiroteo.

Jackson, un firme partidario de Trump y ex médico de Trump, dijo que se reunió con Trump en Bedminster, Nueva Jersey, el sábado por la noche después de regresar de Pensilvania.

Dijo que ha estado con Trump desde entonces, evaluando y tratando su herida diariamente. Eso incluye viajar con él el sábado a Michigan, donde el expresidente celebró su primer mitin desde el tiroteo, acompañado por su recién nombrado compañero de fórmula, el senador de Ohio J.D. Vance.

No está claro si Jackson todavía es un médico autorizado. Un portavoz del congresista no proporcionó una respuesta de inmediato y la campaña de Trump no respondió de inmediato a las preguntas.

Cargar más

XS
SM
MD
LG