Enlaces de accesibilidad

Aterrizan en EEUU niños afectados por erupción volcánica en Guatemala


Un equipo de evacuación aeromédica del Centro Médico Militar de San Antonio, Texas, reciben a un paciente herido por la erupción del volcán.

Un avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos transportó este jueves a seis niños guatemaltecos lesionados por la reciente erupción del volcán Fuego a un hospital de Texas para recibir tratamiento médico.

Bajo la dirección del Comando Sur de EEUU, un equipo de evacuación aeromédica, cuidados intensivos pediátricos y especialistas en tratamiento de víctimas de quemaduras, acompañó a los niños y sus tutores a Galveston, Texas, para recibir tratamiento en el Hospital Shriners para Niños por quemaduras y otras lesiones sufridas durante la erupción.

El comando también ha donado equipos para ayudar al personal de emergencia guatemalteco que trabaja en el sitio del desastre, entre ellos detectores de gases peligrosos, herramientas y equipo de protección personal.

Un grupo de seis niños guatemaltecos fue trasladado al Hospital Shriners para Niños, en Galveston.
Un grupo de seis niños guatemaltecos fue trasladado al Hospital Shriners para Niños, en Galveston.

"En desastres en el extranjero como este, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) es la principal agencia del gobierno de EE UU y el Comando Sur ha estado en contacto cercano con USAID y el Departamento de Estado mientras supervisa las actualizaciones sobre la erupción", señaló la institución en un comunicado.

Recientemente, el Comando Sur brindó asistencia a Guatemala en la preparación para enfrentar desastres naturales, incluida la construcción y donación de un centro de operaciones de emergencia y un almacén de alivio de desastres en el departamento de Escuintla, activado y utilizado por el Coordinadora Nacional de Reducción de Desastres del país (CONRED) después de la erupción del volcán Fuego.

Autoridades de Guatemala suspendieron el jueves temporalmente las labores de rescate de víctimas de la erupción debido a riesgos para los socorristas.

La decisión se tomó tras 72 horas de labores de las brigadas de rescate en zonas devastadas por poderosas avalanchas de lodo y material incandescente que dejaron sepultadas varias comunidades, complicadas además por una pertinaz lluvia.

"Las condiciones climáticas y las derivadas del material aún caliente depositado en el área de afectación no son las adecuadas para preservar la integridad física de los socorristas", dijo David de León, portavoz de CONRED.

Un puesto de monitorización evaluará el área constantemente y si las condiciones cambian los rescatistas reanudarán sus labores, agregó.

Hasta el momento, cifras de la policía daban cuenta de 100 muertos y 192 desaparecidos tras la erupción el domingo del volcán, localizado a unos 50 kilómetros de la capital del país, que dejó 1.7 millones de personas afectadas, 12,000 evacuados y 3,300 pobladores en albergues, según CONRED.

(Con información del Comando sur y Reuters)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG