Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Alexis Valdés en "The White House Plumbers", el soñador perfecto que prefiere no despertar (VIDEO+Fotos)

Alexis Valdés en entrevista con Ricardo Quintana. (Foto: Jesús Acosta/OCB)

Un sueño y a todo color es el que ha cumplido el actor Alexis Valdés luego de integrar el elenco de la miniserie de la cadena estadounidense HBO, The White House Plumbers (Los plomeros de la Casa Blanca), que se estrenará el primero de mayo.

Son cinco capítulos que develan el intríngulis del caso de espionaje electoral más sonado en la historia de Estados Unidos, Watergate, y que provocaría la dimisión del presidente republicano Richard Nixon y más de 30 de sus colaboradores.

Valdés, que interpreta el personaje de Felipe Diego, un cubano corredor de bienes raíces implicado en el escándalo, comparte escenas con reconocidas figuras de Hollywood como Woody Harrelson, Fahrid Murray y Lena Headdey, entre otros artistas.

Sobre este, su primer proyecto en inglés, Alexis Valdés habló con Radio Televisión Martí.

Alexis Valdés, en una escena de la serie The White House Plumbers. (Cortesía HBO)
Alexis Valdés, en una escena de la serie The White House Plumbers. (Cortesía HBO)

R.M: Ahora sí que la botaste, en inglés y con reconocidas figuras del mundo de las artes. ¿Cuéntame?

AV: “Ha sido una oportunidad maravillosa trabajar en algo que tú soñaste de joven porque siempre cuando tú empiezas, tus ídolos, tus referentes son del cine americano y yo siempre fui un fanático de Woody Harrelson como actor porque le vi en películas antológicas como Natural Born Killers e Indecent Proposal, él ha hecho más de 200 filmes. Y cuando me llamaron, pensé que era un error, una equivocación, pero sí, me estaban buscando y me propusieron el personaje, pero tenía que hacer un casting. Entonces lo hice. Después me volvieron a mandar a hacer el casting, lo cual es una buena señal porque cuando no les gusta te dicen no. Querían que yo estuviera un poco más en el tono de la serie. Y entonces hice el casting otra vez. Y luego un mensaje: Congratulations, you got the part (Felicidades, tienes el papel). Como a los diez días me estaban recogiendo en casa en un súper auto para el aeropuerto y llevarme a Nueva York. Allí me fui directo al set donde me encontré con todos esos actores y fue una cosa impresionante.


R.M: Tú haces reír con personajes como Bandurria o Cristinito, con transformaciones físicas de todo tipo, pero en este proyecto te pones las botas de la seriedad. ¿Cuán difícil resultó ese viraje, el regreso al género dramático?

AV: Yo empecé como actor, lo que pasa es que hice el personaje de Bandurria, que fue tan popular y tan significativo que eso me tiró hacia la comedia. Pero mi primera intención como actor era hacer papeles dramáticos, hacer de todo; hice muchas series, hice cine, hice el Siglo de las Luces y cerca de diez películas, pero siempre te marca mucho el personaje de comedia, ¿no?

R.M: Como genial comediante tú has sido capaz de hacer lo mismo reír que llorar, eso te ha sido fácil, aparentemente. Pero, batirte con un guion en inglés por primera vez en tu carrera, esa sí que es dura, ¿no?

Alexis Valdés en su personaje de Bandurria.
Alexis Valdés en su personaje de Bandurria.

AV: Ahora hablo mejor inglés porque la misma serie me obligó, pero cuando llegué allí yo sabía un poco lo que has estudiado, de estar viviendo aquí, pero aquí no hablamos en inglés, no hablas fluido. Llegas allí y el director habla en inglés, el productor habla inglés, la asistente de dirección en inglés, todas las órdenes son rápidas, como si estuviéramos hablando en español y ¡wow! En algún momento pensé que me iban a decir, no lo entendemos. Me dije, voy a pasar la vergüenza más grande de mi vida porque van a decir: no podemos trabajar con este actor, no podemos, no entiende, no lo entendemos. Yo pensé eso. Yo sí me había estudiado todo muy bien, me lo sabía perfectamente, iba muy preparado, y cuando llegó el momento de hacer la primera escena, yo me fui así, como: ¡corazón, ayúdame! El director dijo, 'good, good, good'. Pero sugirió hacer otra toma. Y me volvió a salir y salió y salió.

R.M: Watergate es un tema muy serio, un escándalo que décadas después aún da que hablar. Háblame de la trama, de estos cubanos de Miami que se metieron en líos y de qué magnitud.

AV: Fue una intención patriótica. Ellos pensaban que ayudando a Nixon iban a ayudar a derrocar a (Fidel) Castro. Ese era el plan, la idea. Aunque no estaba firmado en un papel, se sobreentendía. Incluso, les habían dicho que iban a entrar en el Comité Nacional del Partido Demócrata para obtener pruebas de que Castro o su gobierno había dado dinero a la campaña para ayudar a los demócratas. Y ellos dijeron, bueno, esto es ilegal, y Fidel Castro, un enemigo de este país, y lo vamos a demostrar. Claro, después no estaban los documentos, y al final esa operación no era tan legal como ellos pensaron. No tuvieron el apoyo como pensaron del presidente, porque Nixon dijo, yo no tengo nada que ver con eso, y se limpió las manos. De hecho, fue la gran injusticia, ya cuando hubo un perdón para muchos de los implicados, siguieron presos. Es decir, que yo diría que hubo un poquito de, si se puede decir, de racismo étnico, ¿no? Dijeron, no son americanos, son cubanos, que se las arreglen como puedan. Y ellos no cobraron nada, lo hicieron por verdadero patriotismo.

R.M: Leonel Valdés, tu padre, ya fallecido, fue una importante celebridad de la cultura cubana, carismático, ídolo del pueblo que lo tachó como el hombre de los puerquitos. ¿Cómo imaginas a papá hoy, si te viera trabajando en un proyecto grande con actores americanos famosos?

AV: Mi papá estaría ahí, aunque no lo hubieran invitado, viviendo eso. Se hubiera puesto más feliz que yo, porque yo siempre he sido una persona más sobria, pero él fue un hombre que exteriorizaba totalmente sus emociones y hubiera dicho a todo el mundo, ¿viste, viste a mi hijo, con los caballos? Y lo hubiera hecho sin ninguna vergüenza en cualquier esquina. Siempre que logro algo pienso en él, porque mi papá también era un tipo muy osado, porque yo creo que yo hice esto, entre otras cosas, por valiente. A veces el talento ayuda, pero lo que más ayuda es la determinación y trabajar. Si te dan un guion y vas a trabajar en una gran producción de Hollywood, lo menos, lo mínimo que puedes hacer, es comerte ese guion como un loco, día y noche. No tienes ninguna justificación para llegar ahí y decir no me lo sé. No, eso no existe. Si trabajas duro y eres consciente, puedes sobrepasar incluso a alguien con más talento, pero con menos dedicación.

R.M: ¿Te sientes diferente después de haber participado en esta serie, ha cambiado algo en Alexis Valdés?

AV: No hay nada que haya cambiado en mí como ser humano, nada. Sí, viví una experiencia significativa porque aprendes mucho. Son actores que tienen un oficio impresionante, tienen una manera de ser muy dinámica, muy viva. Aprendes un poco de la dinámica de la gente de cine, el nivel de exquisitez de la dirección de arte. Nosotros llegamos a las oficinas que estaban reproducidas como si estuviéramos otra vez en el año 72, los escritorios tenían las notas, las gafas con el papelito arriba, el lápiz medio roto, la pluma... ¡Qué profesionalismo, que nivel de exquisitez, de excelencia tiene esa gente!

R.M: Triunfó en Cuba, en España, en Miami, ahora has llegado a una de las cadenas más importantes de EEUU. ¿Qué le falta a Alexis Valdés?

Seguir aprendiendo y seguir arriesgándome y seguir intentando.

En la alfombra roja de The White House Plumbers. (Foto: Facebook Alexis Valdés)
En la alfombra roja de The White House Plumbers. (Foto: Facebook Alexis Valdés)

R.M: ¿Cuál es el próximo proyecto?

AV: Ahora me he metido en otro camino bien loco, siempre me ha gustado escribir. Yo escribí una novela corta hace dos años que se llama "El miedo nos hizo fuertes", sobre mi infancia, pero ahora ya me he metido a escribir una novela. Pasé un curso de escritura con la cátedra de Isabel Allende, y la cátedra de Mario Vargas Llosa. He estado ahí, puliendo mis herramientas, mis habilidades para la escritura, preparándome para esta obra que trata de contar unos años que para mí fueron muy significativos, del 80 al 90. Esos años, donde yo me movía en los cabarets y en las noches de La Habana, pero al mismo tiempo estaba la guerra en Angola, y en Etiopía, y al mismo tiempo se iba a caer el Muro de Berlín, iba venir la Causa No.1, ese momento definitorio de Cuba, especial y explosivo. Y, bueno, no voy a contar más porque ya…

R.M: ¿Dónde queda Cuba en todo esto?

AV: Cuba siempre está ahí. Cada vez que a mí me agarra la nostalgia, sí, porque hay tiempos que ya no van a volver, tus 17 años, tus 18, ni el primer amor, ni la primera ilusión, ni el primer personaje. El día que te ves que sales corriendo por la calle, esa calle 23 que yo corrí desde M hasta J para ir a casa del director de la serie, para decirle gracias. Todo eso que yo viví y que me hizo de ese momento tan feliz. Por supuesto que tienes nostalgia, porque son fotografías que uno tiene en la cabeza, pero que sabes que no vas a tener otra vez, esa inocencia. Le preguntaron a un gran actor, ¿a partir de ahora qué tal? Y el tipo dijo, bueno, a partir de ahora lo que me preocupa es que he conquistado muchos sueños y yo lo que quiero es volver a soñar. Y yo no quiero que me quiten la capacidad de soñar, no quiero que me quiten esa inocencia, esas ganas de comerme al mundo con 17, 18 años. Cuando eso me falta, porque ya tienes tempo, otra edad, otro ritmo, siento nostalgia de aquel muchacho que era y estaba en Cuba. Entonces esa nostalgia me pega con mi tierra, mi esquina, mi barrio, el Capri, la televisión cubana, lugares donde fui a pesar de todas las dificultades que tenía el país. Yo, como joven, en ese momento fui muy feliz, porque estaba logrando lo que yo quería.

Alexis Valdés, en una foto de su juventud: "no quiero que me quiten la capacidad de soñar". (Tomada del Facebook del actor)
Alexis Valdés, en una foto de su juventud: "no quiero que me quiten la capacidad de soñar". (Tomada del Facebook del actor)

R.M: Tu mensaje a esa gente, a tu pueblo, a tu público que te rodeaba cuando dices que fuiste feliz en Cuba.

AV: A todos mis amigos en Cuba, saben que los tengo presente, que los quiero un montón, Uds. la están pasando muy dura o muy mal. Les mando un abrazo enorme. Siempre digo que yo tengo fe en que las cosas van a cambiar. A veces se ve más cerca, a veces más lejos. Hace dos años lo vimos muy cerca, ahora se ve un poco más lejos. Yo creo quen internamente, y esto se ve en la serie, la política está trabajando de una manera que nosotros no sabemos, y están pasando cosas que nosotros no sabemos y jamás vamos a saber. Entonces, a lo mejor quién sabe si en Cuba se están gestando cambios que nosotros no sabemos, y a lo mejor dentro de un año, seis meses, diez días, así como vimos la caída del Muro de Berlín, nos dan la gran noticia de que nuestro país ha decidido emprender un camino hacia la democracia, hacia la libertad de expresión... Que todos los cubanos nos podamos reencontrar y construir un país que sea el mejor para todos. ¿Por qué no? Yo siempre tengo la esperanza. Por favor, no me quiero morir sin ver eso.

Vea todas las noticias de hoy

El arte sobrevivirá, no los que trataron de destruirlo, aseguran cineastas cubanos

Vista del cine 23 y 12 donde se reúnen los cineastas

La Asamblea de Cineastas de Cuba (ACC) reiteró este martes el derecho de los creadores cubanos a hacer un cine sin prohibiciones y a ser respetados, independientemente de sus posturas religiosas, ideológicas o de su cosmovisión.

“Tenemos derecho a que nuestro cine sea libre y exhibido sin restricciones, que nuestros artistas sean reconocidos respetando sus posiciones políticas, sus creencias y sus maneras de comprender y representar nuestro entorno”, afirmaron en una declaración publicada en su perfil oficial en Facebook.

En relación con la nueva declaración de la ACC, tres creadores cubanos dieron sus criterios a Martí Noticias.

“La Asamblea de Cineastas suele tener un tono moderado a la hora de pronunciarse, cosa que es entendible porque está compuesta por personas muy diversas que tienen distintas perspectivas sobre los asuntos relativos a la política cultural cubana y a la cultura en Cuba, pero coinciden en que es importante colisionarse y expresarse como comunidad de creativos ante las autoridades de cultura”, indicó desde España, el artista visual Julio Llópiz Casal.

El comunicado reconoce a colegas de la talla de Tomás Gutiérrez Alea, Humberto Solás, y Nicolás Landrián, entre otros, “que demostraron el enorme poder que tienen las imágenes para describir lo que fuimos, somos o quisiéramos ser”.

“Ellos hicieron sus obras, nosotros hoy, hacemos las nuestras. No tienen que ser iguales, no tienen que ser mejores, solo tienen que ser honestas”.

Sin embargo, “para ciertos funcionarios culturales, con una mentalidad vieja, la honestidad es una plaga, que debe ser exterminada”, lamenta la nota.

“Me hace perder credibilidad en qué se está defendiendo. No se puede pasar página cuando lo principal esté irresuelto y lo principal es la autonomía”, consideró la actriz, escritora y productora Lynn Cruz, desde la capital cubana.

“Es llamar a las cosas por su nombre. Es denunciar que el Decreto Ley 373 dejó al cine en un campo de batalla entre cineastas y burócratas, pues es absolutamente ambiguo cuando dice que los contenidos tienen que estar ‘dentro de las libertades que permite la revolución cubana’, en un país donde institución y revolución son la misma cosa”, añadió la actriz.

La declaración de los cineastas critica al Grupo Temporal de Trabajo (GTT), establecido por el Gobierno: “Hay una clara reticencia a reconocer a la Asamblea como interlocutora, en cambio se citan selectivamente a cineastas para dar la impresión de que existen diálogos y acuerdos, repitiendo el viejo método de "divide y vencerás"’.

Al respecto, Llópiz Casal señaló que le pareció positivo en la declaración “que hagan referencia al hecho de que las autoridades se niegan a dar legitimidad a la Asamblea y la ignoran, pero, por otra parte, se dedican a citar de manera individual a miembros cuidadosamente elegidos de la Asamblea para dar una idea de que están interesados en dialogar con los artistas”.

Asimismo, aplaudió que la Asamblea aluda a “los artistas que se mantienen en silencio y que evaden la posibilidad de expresarse de manera frontal, independientemente de las consecuencias, están contribuyendo al menoscabo del entramado cultural que, desde hace muchos años, por demás, lleva sufriendo esta censura y que ha tenido que denunciar una y otra vez porque no suceden cosas que beneficien la libertad de expresión”.

En ese sentido, Cruz apuntó que “no son solo las instituciones las que han dado la espalda a la Asamblea, sino los propios miembros que han participado y que han continuado dialogando con dichas instituciones, de espaldas a la Asamblea y que además han creado divisiones”.

Los integrantes de la Asamblea expresaron, otra vez, su rechazo a la censura y la exclusión en cualquier tipo de manifestación del arte o la literatura.

“De nada vale “rehabilitar” o “perdonar” con el tiempo a las víctimas, si las ideas que legitimaron un procedimiento siguen vigentes y caen sobre nuevos cuerpos y obras”, dijeron los cineastas en referencia a la vieja práctica de las autoridades de condenar al ostracismo a escritores y artistas y luego volver a admitirlos en las instituciones:

“Hay artistas injuriados, perseguidos, maltratados. Sobre ellos pesan la sospecha y la incertidumbre”, subrayaron.

“Hemos denunciado durante décadas esos atropellos y los que tienen que tomar las decisiones para acabar con ellos de raíz, se muestran impávidos y condescendientes. Eso se llama irresponsabilidad política”, calificó la comunicación de la Asamblea.

“El arte sobrevivirá, a los que un día hablando en su nombre, hicieron todo lo posible por destruirlo. Será su vergüenza, pero no la nuestra”, concluye.

“Me parece muy loable que hayan usado la palabra vergüenza, que es una palabra tan precisa y que no se presta a malentendidos para referirse a que la vergüenza caerá sobre quienes censuran, no sobre los artistas que hacen su obra con honestidad”, elogió Julio Llópiz Casal.

La escritora y periodista, Yania Suárez, consideró que la Asamblea de Cineastas es un esfuerzo combinado contra la censura que “hay que tener en cuenta” y “entender su complejidad”.

“A veces puede desilusionarnos, por ejemplo, yo no estoy de acuerdo con que no hayan dejado entrar a prensa independiente a sus predios; a veces a uno puede parecerle un poco tibia alguna declaración, como esta última que parece pecar de ingenuidad, parece escrita por personas que no han vivido en Cuba durante 60 años, que se enteran ahora de que la censura existe, que existe un aparato represivo”, precisó la narradora, residente en La Habana.

“Pero hay que pensar que son muchos artistas de dentro y de fuera de Cuba, tratando de ponerse de acuerdo y que, como cada esfuerzo colectivo que ocurre en este país contra la censura, está muy minado por la Seguridad del Estado”, agregó.

Pero han obtenido resultados significativos: “El fondo para el desarrollo del cine cubano manejado por artistas”, la inclusión de artistas de fuera de Cuba y artistas censurados en la Isla.

“Creo que hay personas inteligentes pensando cómo hacer las cosas. Les quedan muchas estrategias de resistencia por explotar. Ahora quisieron ir al cementerio, ingenuamente, a hacerle un homenaje a Landrián; no los dejaron, pero ya es algo que está avisando al poder, diciéndole ‘mira, podemos salir a la calle también”’, destacó Suárez.

Erotismo y realismo sucio en las “Noches y Días Urbanos” de Edel Carrero

Edel Carrero en un fotograma del mediometraje "The Death Inside Me". Tomado de @edelcarrero_oficial.

“Noches y Días Urbanos” es el debut literario del actor y activista cubano Edel Carrero, un texto de realismo sucio donde el humor negro, el erotismo y la realidad cubana son los ingredientes fundamentales.

El libro se divide en tres capítulos: “Explorando La Habana, “Mis adorados y tormentosos romances” y “El Tabla, Spider y yo”.

Portada del libro de Edel Carrero (Imagen cortesía del autor)
Portada del libro de Edel Carrero (Imagen cortesía del autor)

En conversación con Martí Noticias el autor dijo que estos textos nacen a raíz de sus estudios de actuación en el Grupo Olga Alonso y las enseñanzas de su profesor Humberto Rodríguez acerca de "las escenas invisibles, que no es más que lo que el público no ve en una obra de teatro".

“El profesor nos enseñó a escribir sobre estos personajes. De ahí empecé a contar sobre los que interpretaba y me di cuenta que se me daba de manera fácil armar una historia y crearles una vida”, relató el actor.

Con estas herramientas, su facilidad de palabra y el impulso de su buen amigo, el actor Rubén Cortada, se decidió a escribir este libro.

También confesó que le sirvió de inspiración la lectura de “Trilogía sucia de La Habana”, de Pedro Juan Gutiérrez, quien escribe también sobre realismo sucio, pero aclaró que bajo ningún concepto lo copió, sino que se inspiró en ese estilo.

"El género es muy interesante ya que se puede utilizar para muchas cosas, además de que es un estilo de lectura fácil, que lo entiende desde el más catedrático hasta la persona más sencilla", afirmó.

Edel Carrero habla para Martí Noticias
please wait

No media source currently available

0:00 0:09:21 0:00

Carrero dijo que le gusta mostrar la vida como es, porque muchas personas intentan ser supuestamente correctas "algo que no entiende porque esa línea entre lo correcto y lo incorrecto, es bien difusa".

“Todos los personajes son reales al igual que los lugares, solo cambié los nombres para proteger la identidad de cada uno de ellos” explicó.

El humor que caracteriza a los cubanos está presente en las historias del libro, el autor insiste en que lo emplea para narrar y criticar varios flagelos de la sociedad cubana: el machismo, la falta de libertades, el sistema impuesto por el régimen, la prostitución, la situación de los artistas cubanos y las dificultades por las que pasan los jóvenes en la Isla por no tener opciones para disfrutar.

Utiliza además en su narrativa recursos literarios como el erotismo, lo que unido a una alta dosis de realismo sucio, nos ofrece un retrato descarnado de la vida nocturna y real de La Habana.

El escritor adelanta que tiene en preparación una segunda parte de este libro que lleva el nombre de “Cocinando en libertad” donde cuenta todos los sucesos que giran sobre lo sucedido en las protestas del 11 de julio de 2021.

Carrero participó en la sentada del 27 de noviembre del 2020 frente al Ministerio de Cultura, dando origen al movimiento 27N y también se manifestó frente al antiguo Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), conocido ahora como Instituto de Información y Comunicación Social, durante el levantamiento popular del 11J.

Por su activismo contra el régimen fue expulsado de su trabajo como informático en el Centro de Teatro de La Habana.

“Noches y Días Urbanos” ya está disponible en todos los formatos y puede ser adquirido en la plataforma Amazon.

"Rompiendo el silencio": diseñador cubano conmueve al público en Semana de la Moda de Milán (VIDEO)

Alberto Leal junto a la imagen de una de sus colecciones. (Captura de video/Avana de la Torre)

La colección “Rompiendo el silencio”, del diseñador cubano Alberto Leal, deja huellas en quienes pudieron disfrutarla durante la semana de la Moda de Milán, en Italia, que se celebró del 19 al 25 de septiembre, una cita mundial con la moda y sus creadores.

El propio Leal confirmó el logro de su muestra a Martí Noticias.

“Sí, se logró el propósito, llevamos el mensaje, lo trajimos hasta aquí y lo hemos llevado muy lejos porque, ya te digo, hay personas de todos los países y la gente preguntaba, pudieron ver lo que queríamos mostrar”, aseguró el diseñador.

Alberto Leal, quien reside en Estados Unidos, nos comentó que es natural de Regla, en La Habana, y que se inició en el giro de la moda hace 25 años.

El tema de los políticos cubanos aflora en Semana de la Moda de Milán
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:47 0:00

El creador nos describió lo sucedido durante la exhibición, que se presentó el pasado 23 de septiembre en el Palacio Barotsi, en Milán, donde cada prenda llevaba un mensaje, algunas por la libertad de Cuba y en contra del comunismo y la guerra.

“Este es el proyecto más importante que he hecho en mi carrera como diseñador. La que pasó el vestido Stop a la Guerra fue una modelo ucraniana que, cuando vio el vestido, rompió a llorar; fue un momento muy fuerte, porque nos identificamos todos con la misma causa, ellos están en una guerra con bombas y nosotros estamos en una guerra con ideales y con hambre”, advirtió Leal.

Diseñador Alberto Leal habla con Martí Noticias sobre la Semana de la Moda de Milán
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:35 0:00


“Las modelos cubanas no pudieron defender mejor cada uno de los trajes que representaban. Las Damas de Blanco era algo que yo no podía dejar pasar, pues nada, quise hacerles mi pequeño homenaje. ¡Ojalá hubiese podido hacer mucho más. Al comunismo bueno, creo que eso no lleva ni explicación, todos estamos en contra, todos sabemos que el comunismo de destruye sociedades, que todo es hambre y miseria. Otros mensajes, como el abuso infantil, eso fue otro momento en el desfile que fue impactante para muchas personas, la gente lloró, la gente se erizaba viendo el traje, como me pasó a mí cuando lo estuve haciendo”.

Rompiendo el silencio, de Alberto Leal, en Semana de la Moda de Milán
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:40 0:00

Durante el desfile, los participantes además pudieron escanear el código QR Cuba Duele.com, un aporte de la activista Avana de la Torre.

“Que lo hizo Avana en el mes de agosto, que es maravilloso porque a medida que puedes ver la belleza de los vestidos, puedes ver la realidad de Cuba, entonces es lo que lo que yo quise lograr, desde la moda que ha sido siempre tan elitista, pues que la gente ponga los pies en la tierra y diga, ¡Oh, wow!, esto está sucediendo de verdad, cuánta miseria, cuánto dolor está sintiendo nuestro pueblo”.

Avana de la Torre habla sobre esta colección desde Milán, Italia
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:47 0:00

Premio de Periodismo Joven de la Cátedra Vargas Llosa llevará el nombre de Carlos Alberto Montaner

Carlos Alberto Montaner firma sus memorias a una exiliada cubana en el Instituto Interamericano por la Democracia. (Archivo)

El Premio de Periodismo Joven de la Cátedra Vargas Llosa llevará desde ahora el nombre de Carlos Alberto Montaner, el destacado intelectual cubano fallecido recientemente en España.

En su tercera edición, el galardón reconocerá trabajos en idioma español, publicados en prensa escrita, radial, televisiva y digital entre el 1 de noviembre de 2022 y el 13 de octubre de 2023.

“Para mi familia y para mí, es un honor que el Tercer Premio de Periodismo Joven lleve el nombre de mi padre. Él lo presidió desde que se estableció y era un firme creyente en apostar por valores jóvenes”, dijo Gina Montaner, hija de Carlos Alberto y presidenta del jurado.

Gina Montaner presidirá el jurado del Premio de Periodismo Joven este año
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:14 0:00

En un comunicado, Atlas Network y la Cátedra Vargas Llosa, convocantes del premio, señalaron que “en esta edición se admitirán reportajes de profundidad, que pongan al descubierto hechos noticiosos ocultos a la opinión pública”.

Además, piezas de opinión, ensayos e investigaciones periodísticas.

Además de la periodista Gina Montaner, el jurado estará compuesto por Rocío Guijarro, directora general de CEDICE Libertad (Venezuela), Martín Aguirre (Uruguay) y Roberto Ampuero (Chile).

“La Cátedra Vargas Llosa y Atlas Network ponen énfasis en la defensa de la libertad, y eso es algo que mi padre defendió hasta el final. Ahora espero presidir el jurado con el mismo rigor y entusiasmo con que él lo hizo”, añadió Gina Montaner en declaraciones a Martí Noticias.

Las obras deberán enviarse en formato PDF o en enlace de YouTube.

El Tercer Premio de Periodismo Joven Carlos Alberto Montaner está dotado de 10.000 dólares americanos. El registro permanecerá abierto hasta el 13 de octubre, solo para periodistas menores de 35 años.

Falleció cantante cubana Olga Chorens, ícono de la radio y la televisión de Cuba y Puerto Rico

Olga Chorens Menéndez.

La cantante Olga Chorens Menéndez, quien junto a su esposo Tony Álvarez, se consolidó como una de las artistas más influyentes de la radio y la televisión de Cuba y Puerto Rico en las décadas de los 50 y 60, murió el viernes en Miami, según anunciaron sus familiares.

"Con profundo dolor anunciamos que nuestra adorada madre, Olga Chorens, falleció ayer a las 6:45 p.m. en su hogar en la ciudad de Miami rodeada de sus seres queridos. Aunque nos invade la tristeza de haber perdido un ser tan maravilloso, viviremos agradecidas de que Dios nos dio una madre cariñosa, talentosa y extraordinaria. Celebramos que vivió su vida a plenitud y agradecemos el haberla tenido por tantos años. Mami se nos fue a los 99 años y siete meses; el 7 de febrero hubiera cumplido los cien años. Nos llena de paz saber que sus admiradores que siguieron con tanto amor su legendaria carrera de más de ocho décadas en la música, la televisión, la radio, y el cine nos acompañan en este momento tan difícil", escribieron sus hijas Olguita y Lissette Álvarez.

El cantante cubano Willy Chirino, esposo de Lisette, se refirió a su suegra como "una mujer sin filtro" y una "Gloria de Cuba", que se mantuvo profesionalmente activa hasta sus últimos días.

"Hasta el domingo pasado estuvo haciendo su show de radio en La Poderosa, algo que creo pudiera ser incluido en el Guinness Book of Records. Con una carrera impecable por más de 80 años y una memoria envidiable hasta ayer 22 de Septiembre que a sus 99 años que se nos fue. Olga Chorens, una verdadera GLORIA DE CUBA! Te voy a extrañar muchísimo, ahora te corresponde volar alto para reencontrarte con tu amado Tony y juntos volver a cantar…” Cantemos Siempre Cantemos, cantemos pues al cantar, se olvidan las desventuras, las amarguras… hay que olvidar", escribió Chirino.

Chorens, nacida en La Habana en 1924, debutó en la radio a los 11 años y participó como concursante en el popular espacio La Corte Suprema del Arte.

En su juventud acopló voces con Tony hasta conformar el popular dúo que se ganó un espacio diario en la radio con el programa de Olga y Tony y uno en televisión con "El Show de Olga y Tony".

El dúo hizo varias grabaciones con la disquera RCA Victor y luego Panart, también numerosas giras internacionales, conquistando al público latinoamericano.

Olga Chorens dejó huella en el cine con los filmes Romance musical (1941) y Cuba canta y baila (1951).

Con la llegada de Fidel Castro al poder, enviaron a sus hijas a los Estados Unidos como parte de la “Operación Pedro Pan” y lograron reunirse con ellas en 1963.

Dos años más tarde retomaron con éxito su carrera en Puerto Rico, donde se convirtieron en estrellas de la radio y la televisión.

En la década de los 80 viajaron a España y más tarde volvieron a Miami, donde se asentaron definitivamente.

Cargar más

XS
SM
MD
LG