Enlaces de accesibilidad

Michelle Obama, la Primera Dama en plena campaña


El presidente estadounidense, Barack Obama (izda), camina por el parque Lafayette junto a su mujer, Michelle Obama (dcha), y Shasha (centro), la hija de ambos.

Desde principios de año ha participado en unas 80 reuniones para recaudar fondos y 24 mítines de campaña para la reelección de Obama.

Michelle Obama se ha convertido en los últimos meses en la mejor abogada de su marido para intentar convencer a los estadounidenses desencantados de que le permitan estar cuatro años más en la Casa Blanca.

Michelle Obama no parecía embarcada en las ambiciones políticas de su marido, pero tras la llegada de Barack Obama a la presidencia desempolvó poco a poco el traje de Primera Dama y este martes procurará ser la estrella de la primera jornada de la convención demócrata en Charlotte (Carolina del Norte, sureste).

Abogada diplomada en la prestigiosa universidad de Harvard, Michelle Obama, de 48 años, utiliza con frecuencia Twitter, aparece en televisión, habla de su marido y sus dos hijas Sasha y Malia y está en la tapa de muchas revistas, como Vogue.

Desde principios de año ha participado en unas 80 reuniones para recaudar fondos y 24 mítines de campaña para la reelección de Obama.

Ella concentra toda su energía en atenuar la frustración de los electores ante los pobres resultados de la economía y el gobierno de su marido y en convencerlos, sobre todo a las mujeres, de no abandonar a aquel en quien depositaron todas sus esperanzas de cambio en 2008.

"Diga lo que diga hoy, no será tan bueno como lo que escucharán este noche de la estrella de la familia, Michelle Obama", bromeó Barack Obama en Virginia (este) horas antes del discurso de su mujer en la convención demócrata, según informa la AFP.
XS
SM
MD
LG