Enlaces de accesibilidad

Todo listo para los primeros discursos en Charlotte


Unos niños posan junto a una imagen del presidente estadounidense, Barack Obama, en el centro de Charlotte, Carolina del Norte, (EEUU).

Michelle Obama ofrecerá el discurso central de la noche, y la presentará el alcalde de la ciudad texana de San Antonio, Julián Castro.

Además de los 5560 delegados que acuden a la Convención Republicana, y los miles de periodistas que la cubren, a la reunión electoral demócrata acuden otros millares de personas que simplemente quieren acercarse al centro de convenciones en la ciudad de Charlotte, para ver sin intermediarios el acontecer político del país.

El centro de la ciudad de Charlotte, construído como una urbe moderna y compacta en los últimos cinco años, está lleno de voluntarios que se pasean con pancartas ofreciendo ayuda a los visitantes, mientras en los dos locales, el Centro de Convenciones que acoge a los medios informativos, y el estadio de Charlotte donde sesionan los delegados, se trabaja intensamente para dar una buena imagen al público.

El primero de los tres días de la Convención tiene como acontecimiento principal el discurso de la primera dama Michelle Obama, igual que ocurrió con la Convención Republicana, que presentó a la esposa del candidato presidencial, la señora Ann Romney.

A Michelle Obama la presenta el alcalde de la ciudad texana de San Antonio, Julián Castro, lo que pone en primer plano la presencia hispana en el Partido Demócrata, que espera recibir una amplia mayoría de los votos de esta comunidad.

El presidente de la Convención Demócrata del 2012 es también hispano, el alcalde de Los Angeles Antonio Villaraigosa, pero muchos de estos hispanos se sienten mucho más cómodos hablando en inglés y el español es una lengua que conservan con dificultad, especialmente para guardar las tradiciones familiares.

Los delegados se profesan optimistas, pero las encuestas muestran que los dos candidatos están muy igualados y que, por una ligera mayoría, el país considera que el presidente Obama no debería ser reelegido pues su gestión económica no ha sido efectiva.

XS
SM
MD
LG