Enlaces de accesibilidad

Editorial de The Washington Post critica el saldo de la política de Obama a Cuba


Barack Obama se reúne con su homólogo cubano, Raúl Castro, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. EFE

Barack Obama se reúne con su homólogo cubano, Raúl Castro, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. EFE

La represión contra la oposición política ha aumentado en la isla incluso desde la muerte de Fidel Castro, declara un editorial del Washington Post.

Un editorial del diario The Washington Post asegura que dos años de distensión con Cuba de la administración Obama no han dado ningún resultado práctico positivo.

La represión contra la oposición política ha aumentado en la isla incluso desde la muerte de Fidel Castro, a quien algunos culparon por la contínua línea dura del régimen comunista, asegura el importante medio.

En la pieza de opinión la publicación recuerda que la semana pasada la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional dijo que había documentado un total de 9.940 detenciones arbitrarias en 2016, la mayor cantidad desde 2010. En junio, había 82 presos políticos a largo plazo, dijo. Apenas 18 meses después de que la administración de Obama se jactó de que las cárceles habían sido vaciadas como parte de la renovación de las relaciones.

El Post hace notar que los ataques del régimen comunista se han centrado en grupos que buscan una apertura democrática, incluyendo a las Damas de Blanco, que son asaltadas y golpeadas regularmente por intentar organizar asambleas pacíficas, y la Unión Patriótica Nacional de Cuba, UNPACU, organización pro-democracia centrada en la ciudad de Santiago de Cuba que fue el blanco de una gran represión poco antes de Navidad.

También el diario de Washington menciona el caso de Danilo Maldonado "El Sexto", en prisión desde el 26 de noviembre, cuando respondió a la muerte de Fidel Castro pintando las palabras "Se Fue" en una pared.

La Casa Blanca, según The Washington Post, calculó que mantener el apoyo a la oposición democrática era menos importante que abrir vías para la inversión extranjera y el comercio. Pero irónicamente también ha habido pocos progresos en esas esferas. Las exportaciones estadounidenses a Cuba se han reducido, totalizando sólo 370 millones de dólares entre diciembre de 2014 y octubre de 2016, según un informe publicado en el Miami Herald.

Los funcionarios del gobierno de Obama alaban el aumento del flujo de remesas de los cubanoamericanos, diciendo que han fortalecido al sector privado. Pero desde mediados de 2015, el número de trabajadores cubanos que trabajan por cuenta propia ha aumentado sólo un 7 por ciento, a 535.000, o sea, menos del 5 por ciento de la población. El general Raúl Castro anunció que la economía en su conjunto se contrajo cerca de un 1 por ciento en 2016, principalmente debido a la pérdida de subsidios de Venezuela. En el mismo discurso reiteró que el régimen "no no va hacia el capitalismo".

El diario concluye diciendo que el próximo presidente Donald Trump debería congelar los contactos con las agencias de seguridad del régimen comunista y vincular cualquier concesión económica de Estados Unidos con un aumento de la libertad política.

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG