jueves, octubre 23, 2014, 2:40 am

Opiniones

Chávez, Cuba, Miami y la disidencia

La muerte de Chávez, que no estaba en el guión original de Fidel y Raúl Castro, puede cambiar todo el libreto. Para bien o para mal.

CubaCuba
x
Cuba
Cuba
Me llaman a menudo periodistas extranjeros indagando sobre la salud del mandatario venezolano Hugo Chávez. Mi respuesta es invariable: no por vivir en La Habana, ciudad donde recibe tratamiento el hombre fuerte de Caracas, uno tiene acceso a noticias de último minuto.

El misterio que rodea la salud de Chávez es notorio. Al no tener acceso libre a la red, la fuente de los cubanos son los medios locales, todos oficiales. Que más que informar, desinforman.

Fuera de Cuba es a la inversa. Poseen una información más exacta sobre el estado del teniente coronel de Barinas. Yo me suelo informar del culebrón cubano-venezolano cuando me conecto a internet una vez por semana desde algún hotel habanero.

O cuando me llama mi madre desde Lucerna y amigos en Estados Unidos y otros países. Pero ya se sabe que a los reporteros nos les gusta fallar un swing. Entonces desean comentarios o análisis sobre el futuro de Cuba.

Algo complejo, debido a la poca transparencia del régimen verde olivo. Pero en Cuba todos nos mojamos cuando se trata de diseñar el futuro de nuestra patria.

Babalaos, pitonisas, periodistas independientes o disidentes políticos leemos entre líneas las noticias codificadas del régimen y creemos percibir el rumbo que tomará Cuba en los próximos 5 años.

Parecemos émulos de Walter Mercado. Lo que está  por ver si nuestras predicciones se cumplen. Unos creen que después de los Castro aterrizará la democracia real.
Otros son más pesimistas.

Y piensan que habrá  una dinastía al estilo de los Sung en Corea del Norte. Es cierto que si no aprendemos de las reformas en los años 90 en algunas naciones comunistas de la Europa del este, puede que la isla sea el paraíso perfecto de líderes reciclados que se cambian apresuradamente de camisa y tejen una red tupida de socios y compadres.

Son varios los escenarios posibles. La mayoría sueña con una democracia con elecciones presidenciales cada 4 o 6 años, varios partidos políticos, donde no sea delito criticar el estado de cosas, libertades a granel y una prosperidad del primer mundo que nos convierta en una suerte de 'tigre caribeño', al estilo de los asiáticos (Taiwan, Hong Kong, Singapur y Corea del Sur).

Tanto optimismo me asusta. A quienes piensan así, les pregunto de dónde sacaremos recursos y dónde están esos dirigentes honestos que nos llevarían por esa senda. La respuesta es casi idéntica en aquellos que consideran que a la vuelta de 10 años, Cuba no le envidiaría nada a Suiza.

Dicen que los cubanos exiliados en Miami y el resto del mundo, vendrán con sus alforjas desbordadas de dólares y experiencias capitalistas e invertirán en  su tierra. Ojalá sea así. Cuánto lo deseo. Pero el dinero de tipos como Fanjul, Saladrigas o Bacardí no necesariamente nos traerá la democracia a la cual todos aspiramos.
Apuesto más por los compatriotas de la diáspora que hoy tienen dos trabajos y duermen con el malecón debajo de su almohada.

Los optimistas de libro consideran que no será un problema, si al día siguiente de la ausencia de los hermanos Castro, la isla amaneciera sin un centavo en la caja chica. Tampoco perciben como amenaza para una futura democracia, los cientos de militares reconvertidos en empresarios y que hoy disponen de dinero, recursos y conexiones políticas.

En Cuba pocos se detienen a reflexionar de qué manera vamos a negociar el litigio sobre las deudas a empresas y personas que perdieron sus bienes, cuando fueron nacionalizados por Fidel Castro. "Se les pagará, con bonos u otra cosa, pero todo se arreglará", dicen aquéllos que en voz baja aseguran que en 2013 sucederán hechos importantes para la vida nacional.

El optimismo siempre contagia. Pero cuando un periodista extranjero te pide un análisis sobre los futuros líderes, mi mente se queda en blanco. Porque lo mismo pudiera ser un furibundo castrista como Balaguer en Dominicana, tras la muerte del dictador Trujillo, que reaparezca vestido de demócrata. O un disidente actual.

A los reporteros foráneos les gusta que les mencionen nombres. La quiniela la encabeza Yoani Sánchez, aunque la bloguera en diversas entrevistas ha dicho que la silla presidencial no es lo suyo. No estaría mal que el futuro presidente sea una mujer. Menos Mariela Castro, votaría por cualquiera. Ahí están abogadas como Laritza Diversent o Yaremis Flores, aunque a ellas por su mente no les ha pasado ser estadistas.
 
O Rosa María Payá. Si algo se necesita en la futura Cuba es del alma femenina. Sobra testosterona. De cualquier manera, no me queda claro si los actuales líderes de la disidencia, de uno y otro sexo, estén en condiciones de formar un gobierno abierto, transparente y con una democracia real.

Dentro de la disidencia hay demasiados egos y protagonismos destructivos que poco o nada ayudan. Si se dejaran a un lado, se hiciese un mejor trabajo en la comunidad y hubiese una posición común en su lucha pacífica de cara a una república democrática, es probable que el sueño de muchos no sea una ilusión.

Mientras, seguimos gobernados por los Castro. Y ellos, además del poder y los medios para reprimir a la disidencia, ya tienen en su gaveta los planes de sucesión. Pero la vida suele traer sorpresas inesperadas.

La muerte de Chávez, que no estaba en el guión original de Fidel y Raúl Castro, puede cambiar todo el libreto. Para bien o para mal.

Iván García Quintero

ivangquintero+yahoo.es

Nació en La Habana, el 15 de agosto de 1965. Hijo de la periodista Tania Quintero Antúnez y del abogado, ya fallecido, Rafael García Himely. Después de pasar el servicio militar, no concluyó la enseñanza preuniversitaria, dedicándose a los más variados oficios, desde ayudante en una imprenta y aprendiz de plomería, hasta asistente de programas en la Redacción de Programas Especiales de la Televisión Cubana. En 1995 logró su sueño de incorporarse a una profesión que no le era ajena, el periodismo. Ese año fue admitido en Cuba Press, agencia de periodismo independiente fundada por el poeta y escritor Raúl Rivero el 23 de septiembre de 1995. Su gran afición por los deportes le permitió crear la sección Minideportivas de Cuba Press, única en el incipiente periodismo independiente cubano. A su formación autodidacta contribuyeron los talleres de prensa impartidos por Raúl Rivero, y lecturas como El Libro de Estilo de El País; manuales de la agencia EFE; publicaciones del Programa Latinoamericano de Periodismo de la Universidad Internacional de la Florida y la revistas Veja y Newsweek en Español, entre otros. Cuatro años antes de comenzar a escribir como periodista independiente, en marzo de 1991, estuvo dos semanas detenido en Villa Marista, cuartel general del Departamento de Seguridad del Estado, acusado de "propaganda enemiga". No fue enjuiciado, pero a partir de ese año, por cualquier motivo era detenido, la última vez, el 22 de octubre de 2008, según relatara en Estado de sitio. Ha sido colaborador de Encuentro en la Red, la Revista Hispano Cubana y la web de la Sociedad Interamericana de Prensa. Fue miembro de la Sociedad de Periodismo Manuel Márquez Sterling, creada en 2001 y dirigida por Ricardo González Alfonso, condenado a 20 años de prisión en abril de 2003 y excarcelado y desterrado a España en julio de 2010. A partir del 28 de enero de 2009 empezó a escribir en Desde La Habana, su primer blog. Desde octubre de 2009 es colaborador del periódico El Mundo/América y desde febrero de 2011 también publica en Diario de Cuba. Tiene esposa y una hija, nacida el 3 de febrero de 2003.
El blog de Iván García y sus amigos
Este foro se ha cerrado
Orden de los comentarios
Comentarios
     
por:: Anónimo
enero 21, 2013 00:52
Para los lideres del momento, bien basta con ver los ultimos que levantan su voz y que arrastran masas.

Jose Daniel Ferrer Garcia, lider de la UNPACU


por:: Dumiel
enero 21, 2013 08:27
Pero esto que broma es?

Si la disidencia no son mas que 2 o 3 mil personas en Cuba, el peor CDR de La Habana tiene mas miembros.

Todo lo que hablas son estupideces, entre toda la disidencia junta no hacen ni la ceniza del tabaco de Fidel.

Yoanis no se ve de presidenta?? Pero tu piensas de verdad que algún cubano ve como presidenta a esa tipa, por favor venimos del gobierno con los líderes mas grandes, a uno le puede gustar mas o menos Fidel Castro, pero es un gigante de la historia y esos que dices no son nada.

Esto es el tipo articulo absurdo que lleva anunciando calamidades, revueltas y un futuro inventado para Cuba, esto lo llevo leyendo toda la vida, la revolución apaga todo esto muy fácil

La revolución sigue en pie y fuerte, aún hoy de largo es Fidel Castro la figura política mas querida por millones de cubanos
Responder

por:: Palabra De:: EUA
enero 21, 2013 17:23
Una frase de inicio: Un gran error es arruinar el presente,recordando un pasado que ya no tiene futuro ; Sr.Dumiel,la historia no la hizo un solo hombre,ni depende ella de un solo hecho sino de realidades verificadas constantemente en las que participaron todos,es un error pensar que con quitar al hombre se resuelve un problema y ratifico que con dejarlo tampoco,si pensara así negaría contradíctoriamente lo que he dicho anteriormente;la historia no son los relatos o 'arreglos' del hecho,sino que los hechos delatan y ponen al descubierto el espíritu de un pueblo que no es más que el camino hacia la evolución que ha de terminar mirando la humanidad entera como su patria ardiente; la diferencia entre la escuela y la vida esta en que en la primera aprendes una lección y después te ponen una prueba,mientras que en la vida te mandan una prueba y luego aprendes la lección;Fidel se hizo,no nació líder,se da cuenta que hay espacio siempre para alguien más ?, porque el mundo no esta hecho de elementos rígidos y otro sucede al anterior irremediablemente en el proceso,solo el hombre puede en su pensamiento variar esta realidad y persistir y aferrarse a los hechos apoyándose en la 'historia' absorbiendo toda la dignidad que ella emana,solo los gobiernos juegan con esta realidad con el poder que ellos le otorgan,un poder temporal que habita en las conciencias que 'ellos' conquistaron y dominan;ud da como terminada en Fidel la historia de Cuba,pero ni el la empezó ni la terminará,y a esta última parte le corresponderá a 'otros',aunque en su pensamiento o forma de decir no quepa 'el plural de gentes' que pueden encontrar un sentido de la vida,quizás,como él la encontro
Responder

por:: Dumiel
enero 23, 2013 12:07
Mire yo no doy por terminada Cuba sin Fidel, de hecho Fidel no manda hace mucho, pero comentarios como que Yoanis no quiere ser presidenta?? Y que mas da lo que ella quiera si aunque en Cuba existiesen las elecciones libres mas limpias del mundo y Yoanis Sanchez tuviese todo el apoyo de medios y de dinero, no ganaría ni en su barrio.

Yo salí de Cuba en un trozo de madera, he sido el primero que ha odiado a Fidel y todo lo que ha hecho, pero me basto unos meses en Miami para darme cuenta tantas verdades que Fidel siempre dijo.

Fidel no nació lider, pero lo ha sido igual que otros tantos, no soy comunista, como otros muchos he comido hasta cable, pero si comparas los líderes de la oposición con Fidel entre todos no le llegan ni a las suelas.

Yoanis, el otro que mato el español en el coche etc si están ahí es porque ellos, el aparato de la revolución saben que no tienen ninguna capacidad de influencia en nadie.

Si tu eres cubano lo comprenderás, piensas que después de mas de 50 años de un liderazgo como el de Fidel, los cubanos van a estar preparados para que una mujer blanquita sin grandes meritos en la vida sea su presidenta?? Es una locura y es mentir.

Yo hablo realidades, en la yuma todo es palabrería llevan 50 años diciendo que ya vienen las revueltas, que viene la democracia, que el pueblo no aguanta mas y todas esas cosas y la realidad es que en Cuba hoy en día la gente sigue apoyando la revolución, los CDR con 8 millones de miembros, en las marchas va todo el mundo, la gente se queja de puertas a dentro, a la hora de la verdad no y así por mas de 50 años, este ni es el primero ni será el último de los articulos de prensa que predicen el fin del castrismo, mientras algunos predicen, la revolución ha ido enterrando uno por uno a todos sus enemigos.

por:: anonimo
enero 26, 2013 23:28
en Cuba el mal ya esta hecho y echo raices, no hay remedio, solamente un milagro de Dios que es el que todo lo puede.