miércoles, agosto 27, 2014, 2:56 pm

Opiniones / Guillermo Martínez

Ahora no tenemos que especular

El ex sindicalista es el niño lindo de los hermanos Castro en Cuba. Digamos que fue una decisión compartida por Chávez y el binomio que gobierna Cuba.

 Nicolás Maduro (c), acompañado del ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez (i) y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (d) durante un discurso el 12 de diciembre de 2012, en Caracas, Venezuela.
Nicolás Maduro (c), acompañado del ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez (i) y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (d) durante un discurso el 12 de diciembre de 2012, en Caracas, Venezuela.
Hugo Chávez, el hombre fuerte de Venezuela, está herido de muerte. Puede morir en semanas o meses. El mismo Chávez dijo que nuevamente tenía cáncer en la zona pélvica y viajó a Cuba para que lo operaran una cuarta vez.

Lo nuevo, sin embargo, es que por primera vez desde que enfermara, Chávez ha admitido que su vida peligra y ha escogido a su vicepresidente Nicolás Maduro como sucesor y presidente en funciones. Dijo que Maduro era el mejor hombre para continuar su revolución socialista.

Maduro el miércoles dijo que la recuperación sería larga y complicada.

El ex chófer de autobuses, Maduro hoy ocupa la más importante posiciones en el gobierno de Venezuela. Además de ejercer el cargo de presidente mientras Chávez se recupera de su última cirugía, Maduro es vicepresidente y ministro de relaciones exteriores.

No es casualidad que Chávez haya escogido a Maduro. El ex sindicalista es el niño lindo de los hermanos Castro en Cuba. Digamos que fue una decisión compartida por Chávez y el binomio que gobierna Cuba. 

La enfermedad de Chávez siempre ha sido secreto de estado. Antes de las elecciones de octubre dijo que estaba libre de células cancerosas. Unas semanas después dice que su vida peligra.

Muchos venezolanos creen que esta puede ser una excelente oportunidad de ganar la presidencia en la ausencia de Chávez y devolver la democracia a Venezuela. Eso no va a ser fácil. Hay que recordar que hace solo semanas Chávez derrotara por 11 puntos a Henrique Capriles Radonski, el candidato de la oposición unida, y ex gobernador del estado de Miranda.

Ahora viene un proceso de espera par a ver si es necesario apelar a lo que dice la constitución bolivariana sobre la sucesión en Venezuela. De acuerdo a la misma, si Chávez muriese o no pudiera tomar posesión para su Nuevo período presidencial el 10 de enero, hay 30 días para celebrar nuevas elecciones. Lo mismo ocurre si Chávez no pudiera seguir ejerciendo el cargo en sus primeros dos años del Nuevo período presidencial.

Nuevamente hay comentarios sobre si Maduro pudiese derrotar a Capriles Radonski en unos nuevos comicios. La mayoría de las encuestas favorecen al ex gobernador. Los peros, sin embargo, son grandes.

Joaquín Pérez Rodríguez, un ex viceministro venezolano y consultor político en Venezuela y México que ahora reside en Broward County dice que Capriles Radonski puede vencer a Maduro si la oposición se mantiene unida.

Lourdes Ubieta periodista y presentadora de un programa de radio en Actualidad 1040 en Broward Country no estás de acuerdo. Ella cree que Capriles Radonski se equivocó al tartar de volver a ganar la gobernación de Miranda. Dice que si pierde en los comicios este domingo en contra de Elía Jaua, ex vice presidente bajo Chávez, los votantes los estigmatizarán de doble perdedor y eso le dificultaría poder vencer a Maduro.

Además Ubieta, quien acaba de regresar de Venezuela cree que los pobres del país tienen un vínculo especial con Chávez y que votarían por Maduro en respeto a Chávez, si este desapareciera del escenario político.

“Los pobres en Venezuela lloraron a Chávez cuando les confesó el sábado la gravedad de su enfermedad.

Tanto Ubieta como Pérez Rodríguez creen que si Capriles Radonski gana nuevamente el domingo la gubernatura del estado de Miranda, entonces sus posibilidades de ganarle a Maduro aumentan. Eso si, Maduro todavía contaría con la maquinaria del gobierno y de los petrodólares que han mantenido a Chávez en el poder.

Otros analistas en Venezuela y en el exterior ven una pelea intestina entre militares y civiles adeptos a Chávez por ver quien remplazaría al mismo. Por eso fue que antes de partir para Cuba Chávez se reuniera con su más cercanos colaboradores y les hizo prometerle que si el faltara, respaldarían a Maduro en unos nuevos comicios.

Pocos le desean la muerte a Chávez. El mismo Capriles Radonski le ha deseado suerte en su operación y recuperación en Cuba. Y es que hasta muchos en la oposición están conscientes que a pesar de todos los problemas de Venezuela, Chávez ha logrado establecer un vínculo muy fuerte con la clase desposeída en el país.

Aun cuando escasean los productos de la canasta básica y cuando la tasa de criminalidad aumenta exponencialmente. No les importa. La emoción y el dolor les haría votar por Maduro, en respeto a Chávez, dice Ubieta.

Eso no niega, sin embargo, que la mayor y mejor posibilidad de que Venezuela regrese a una democracia representativa es si Capriles Radonski gana las elecciones en Miranda este domingo. Eso le daría un nuevo impulso como líder de la oposición
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.