jueves, abril 17, 2014, 8:29 am

Opiniones / Iván García

Cuando Fidel Castro pretendió tener su propio arsenal nuclear

Fidel Castro no fue esa paloma a favor de la paz que nos intentaba vender en sus discursos. Pensaba y actuaba como un halcón guerrerista.

Fidel Castro en la Plaza Roja en 1963
Fidel Castro en la Plaza Roja en 1963
Tamaño del texto - +
A 50 años de la crisis de los cohetes, informaciones secretas desclasificadas van saliendo a la luz. Según reveló a la BBC Svetlana Savranskaya, directora de operaciones rusas del Archivo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, una institución no gubernamental, “la crisis cubana de los misiles no terminó el 28 de octubre de 1962, Cuba se iba a convertir en una potencia nuclear, justo en las narices de Estados Unidos y a 140 kilómetros de la Florida”.

Ya se sabe que la crisis de otoño entre la URSS, Estados Unidos y Cuba fue el momento de máxima tensión nuclear en tiempo de paz del siglo XX.

La prensa cubana ha dedicado extensos artículos al tema, escritos por analistas militares y de los cuales se desprenden algunas claves. La decisión de situar 42 cohetes nucleares en la isla partió del Kremlin. El gobierno de Castro los admitió por simple solidaridad entre naciones emparentadas por una ideología marxista.

Castro no aceptó la forma en que se efectuaron las negociaciones entre Kruschov y Kennedy, ninguneando a su gobierno. A cinco décadas de la crisis, el régimen de Castro considera que la URSS no presionó lo suficiente a la administración norteña para que frenara sus planes bélicos y subversivos contra Cuba.

La crisis de octubre ha dejado como testimonio filmes, escritos y encuentros de académicos, políticos y militares protagonistas del conflicto. Los medios en Cuba han publicado la información de forma sesgada, como las cartas cruzadas entre Castro y Kruschov en el apogeo de la crisis. O no han publicado una línea.

Ahora mismo, debido al riguroso control de los medios informativos por parte de la autocracia verde olivo, pocos en la isla conocen de qué van los nuevos documentos desclasificados por el gobierno de Estados Unidos.

Realmente pone los pelos de punta saber, según los archivos personales de Anastas Mikoyan, número dos de Moscú y  el hombre encargado de negociar con el gobierno cubano, que Castro le rogó quedarse con algunas armas nucleares tácticas. Él creía que los servicios especiales gringos no las habían detectados.

Cincuenta años después, este dossier deja en evidencia la auténtica personalidad de Fidel Castro. No fue esa paloma a favor de la paz que nos intentaba vender en sus discursos. Pensaba y actuaba como un halcón guerrerista.

En su hiperbólica lucha contra “el imperialismo yanqui”, cualquier método era válido. Desde tener un arsenal nuclear oculto, desestabilizar a gobiernos que no fueran del agrado al régimen de La Habana, hasta introducir estupefacientes en Estados Unidos como un arma para degradar esa sociedad.

Si el Politburó soviético hubiese aceptado las reglas de juego de ese inexperto estadista que entonces era Fidel Castro, el mundo sería otro. ¿Cómo Castro hubiera presionado y chantajeado a los líderes del Norte teniendo a mano un gatillo nuclear? ¿Lo hubiese utilizado?

No solo el territorio estadounidense hubiera corrido peligro. Quizás también su probable utilización en alguna que otra guerra, como la de Siria con Israel, donde una división de tanques del ejército cubano estuvo presta a entrar en combate, hubiese sido un recurso disuasorio.

O en Cuito Cuanavale, Angola, donde Castro ha reiterado que las tropas sudafricanas tenían entre sus opciones el uso de armas nucleares tácticas. Si al millón de hombres en armas, entre soldados regulares y reservistas,  2,500 tanques y  200 aviones Migs, Castro hubiese contado con artefactos nucleares, su capacidad de intimidación en la región se hubiera multiplicado por diez.

No entiendo por qué Estados Unidos y otras naciones occidentales, dueños de amplios archivos secretos que pueden poner al desnudo el narcisismo demencial y los sofismas del comandante, suelen hacerlos públicos a cuentagotas. Archivos alemanes dan divulgado que Castro contrató en 1962 a dos ex nazis de la SS para adiestrar al ejército cubano.

En Cuba, los medios oficiales ni siquiera comentaron la noticia. Fidel Castro pretende pasar a la historia como un estadista de primera línea. Siempre le gusta recordarnos su ética y honradez política. Los nuevos documentos desclasificados lo dejan muy mal parado.

Iván García Quintero

ivangquintero+yahoo.es

Nació en La Habana, el 15 de agosto de 1965. Hijo de la periodista Tania Quintero Antúnez y del abogado, ya fallecido, Rafael García Himely. Después de pasar el servicio militar, no concluyó la enseñanza preuniversitaria, dedicándose a los más variados oficios, desde ayudante en una imprenta y aprendiz de plomería, hasta asistente de programas en la Redacción de Programas Especiales de la Televisión Cubana. En 1995 logró su sueño de incorporarse a una profesión que no le era ajena, el periodismo. Ese año fue admitido en Cuba Press, agencia de periodismo independiente fundada por el poeta y escritor Raúl Rivero el 23 de septiembre de 1995. Su gran afición por los deportes le permitió crear la sección Minideportivas de Cuba Press, única en el incipiente periodismo independiente cubano. A su formación autodidacta contribuyeron los talleres de prensa impartidos por Raúl Rivero, y lecturas como El Libro de Estilo de El País; manuales de la agencia EFE; publicaciones del Programa Latinoamericano de Periodismo de la Universidad Internacional de la Florida y la revistas Veja y Newsweek en Español, entre otros. Cuatro años antes de comenzar a escribir como periodista independiente, en marzo de 1991, estuvo dos semanas detenido en Villa Marista, cuartel general del Departamento de Seguridad del Estado, acusado de "propaganda enemiga". No fue enjuiciado, pero a partir de ese año, por cualquier motivo era detenido, la última vez, el 22 de octubre de 2008, según relatara en Estado de sitio. Ha sido colaborador de Encuentro en la Red, la Revista Hispano Cubana y la web de la Sociedad Interamericana de Prensa. Fue miembro de la Sociedad de Periodismo Manuel Márquez Sterling, creada en 2001 y dirigida por Ricardo González Alfonso, condenado a 20 años de prisión en abril de 2003 y excarcelado y desterrado a España en julio de 2010. A partir del 28 de enero de 2009 empezó a escribir en Desde La Habana, su primer blog. Desde octubre de 2009 es colaborador del periódico El Mundo/América y desde febrero de 2011 también publica en Diario de Cuba. Tiene esposa y una hija, nacida el 3 de febrero de 2003.
El blog de Iván García y sus amigos
Este foro se ha cerrado
Orden de los comentarios
Comentarios
     
por:: Ignacio Garcia De:: Espanya
noviembre 04, 2012 12:14
Fidel castro comenteba en sus circulos intimos:
-"no les digas a tus amigos toda la verdad"
Que pueden esperar sus "enemigos"

por:: Raul L. Blanco De:: USA
noviembre 04, 2012 13:22
Corria el ano 1959 y entraba trinfante a la Provincia de la Habana procedente de la antigua Provincia de Oriente ahora convertida en varias Provincias el llamado Ejercito Rebelde que muy pronto dejo de llamarse Rebelde y ahora se llama Fuerzas Armadas Revolucionarias para encaminarse a la Dictadura Roja Totalitaria y de Izquierda mas brutal que haya conocido la Isla, con fusilamientos a diestra y siniestra, torturas de todo tipo, encarcelamientos por largas decadas de prision, muertes y lutos, confiscaciones de todas las industrias asi como todo el sector agropecuario, pesquero, alimenticio en general implantando el famoso sistema socialista que lo que hizo fue poner todo al REVES y entregar el pais a potencias extra-continentales como Russia y China y poner el mundo al borde del exterminio nuclear en el ano 1962. La realidad es que ellos son Intrinsicamentes Perversos.Occidente hoy mas que nunca debe de estar ALERTA...Muchas Gracias...