viernes, octubre 31, 2014, 6:38 am

Opiniones / Blogs cubanos

Cuba: La corona que pasa de hermano a hermano

En la sucesión de sus gobernantes, Cuba es comparable a Corea del Norte. Con la diferencia de que los Sung gobiernan desde 1948.

Fotografía de archivo de los hermanos Fidel y Raúl Castro.Fotografía de archivo de los hermanos Fidel y Raúl Castro.
x
Fotografía de archivo de los hermanos Fidel y Raúl Castro.
Fotografía de archivo de los hermanos Fidel y Raúl Castro.
El 1 de enero de 2013 la autocracia de los hermanos Castro cumple 54 años. Le quedan veinte años para igualar la permanencia de un partido comunista en el poder, el PCUS, en la desaparecida Unión Soviética.

Solo Corea del Norte, China, Vietnam o México con el PRI, han regido durante más tiempo con un mismo partido. En la sucesión de sus gobernantes, Cuba es comparable a Corea del Norte. Con la diferencia de que los Sung gobiernan desde 1948. Y han convertido a la nación asiática en una preocupante potencia nuclear que vigila mediante la torcida ideología Juche a sus 24 millones de habitantes.

Es cierto que en isla no se practica el impresionante culto a la personalidad existente en la Corea roja. Tampoco los medios y murales de sindicatos son emisores de panegíricos y 'poemas revolucionarios', aunque la prensa oficial es una mezcla de desinformación y propaganda.

Pero lo que nos ha convertido en émulos de los norcoreanos ha sido la  continuidad en el poder de una sola familia. Ningún otro estado comunista había creado una dinastía. En las naciones con ideología marxista, era habitual tener una casta de caudillos o líderes con un control absoluto de los hilos de poder. Desde Josip Broz Tito en la antigua Yugoslavia a Stalin en la URSS, hasta Mao Tse-Tung en China y Ho Chi Minh en Vietnam.

Fidel Castro es el líder indiscutible de la revolución cubana. Fundador del Movimiento 26 de Julio, un grupo que combinaba métodos cuestionables en su concepción de lucha como atentados, secuestros e incendios de cañaverales, y que después de dos años alzados en las montañas orientales, llegó al poder.

Nadie -o pocos sabían- quién era realmente Fidel Castro cuando entró en La Habana el 8 de enero de 1959. Por su pasado turbio, algunos historiadores lo señalan como un pistolero gansteril en sus años de estudiante universitario.

Si fue marxista, nunca practicó la ideología de manera abierta. No militó en el Partido Socialista Popular. Ni en sus cartas o diálogos con amigos de la época se ha podido demostrar su apoyo o admiración a la causa soviética.

Más bien era un tipo de corta y clava. Mitad aventurero, mitad oportunista. La historia futura nos dirá cual fue el verdadero motivo de Fidel Castro para dar un giro de 180 grados a su discurso democrático y liberal de 1959 y dando un salto de gigante, alistarse al bloque socialista de la Europa del Este.

De cualquier manera, Castro es un marxista bastante anárquico. A su antojo concilió el discurso del humanista José Martí y las citas de Antonio Maceo. E intentó dar su aporte a la ideología comunista promoviendo y apoyando con armas y dinero la lucha armada en América Latina y África.

Pese al castrismo no ser una ideología o doctrina reconocida, ni existir un texto que nos explique de qué se trata, en Cuba sus seguidores se autodenominan 'castristas'. Un coctel peligroso de fanatismo, autoritarismo y lealtad personal.

Si el líder, como aún le siguen considerando, les dice que se deben movilizar para una guerra contra los gringos, ahí van sus partidarios a construir refugios antiaéreos y adiestrarse en el tiro a ráfagas con el AK-47.

En su nombre y su revolución, miles de cubanos estuvieron dispuestos a inmolarse en la crisis de los cohetes de 1962. O marcharon a parajes desconocidos en Angola y Etiopía y se involucrarron en guerras civiles.

Para el discurso oficial, Fidel Castro es sinónimo de Patria. Quien se le opone es un traidor y puede ir a la cárcel. Después que en 2006, por enfermedad, Fidel se vio obligado a ceder el poder a su hermano Raúl, en el aire de la República se respira una clara intención dinástica. Si los hijos y nietos de Castro I, en apariencias, no están insertados en los estamentos de poder, los vástagos y parientes de Castro II, sí tienen intenciones de controlar el Estado.

Ya los hermanos de Birán son dos abuelos, de 86 y 81 años, en franca retirada. La suerte de Cuba se decide en la próxima década Quizás antes. El monopolio económico ejercido por empresarios militares y el control de los servicios especiales por parte de Alejandro Castro Espín, hijo del General Raúl, permiten vislumbrar los propósitos de sucesión dentro del aparato de poder.

Con una oposición ilegal, acosada y débil, los designios y planes de los hermanos Castro de 'perpetuar su revolución’ no son descabellados. Está por ver cuánto tiempo es capaz de perdurar el castrismo cuando no vivan sus creadores.

Hacer pronósticos o quinielas sobre el futuro de Cuba es altamente complejo. Lo mismo una situación inesperada cambia el rumbo de la isla hacia la democracia, que en 2059 miles de cubanos se reúnen en la Plaza para celebrar el centenario de la revolución.

El 1 de enero de 1959, pocos en la isla y el mundo pensaron que un joven barbudo de 32 años y su séquito de guerrilleros ocuparían el poder durante 54 años seguidos. Ningún estadista o dictador en el siglo XX gobernó tanto tiempo como Fidel Castro. Un récord mundial que ya le pertenece.

Iván García Quintero

ivangquintero+yahoo.es

Nació en La Habana, el 15 de agosto de 1965. Hijo de la periodista Tania Quintero Antúnez y del abogado, ya fallecido, Rafael García Himely. Después de pasar el servicio militar, no concluyó la enseñanza preuniversitaria, dedicándose a los más variados oficios, desde ayudante en una imprenta y aprendiz de plomería, hasta asistente de programas en la Redacción de Programas Especiales de la Televisión Cubana. En 1995 logró su sueño de incorporarse a una profesión que no le era ajena, el periodismo. Ese año fue admitido en Cuba Press, agencia de periodismo independiente fundada por el poeta y escritor Raúl Rivero el 23 de septiembre de 1995. Su gran afición por los deportes le permitió crear la sección Minideportivas de Cuba Press, única en el incipiente periodismo independiente cubano. A su formación autodidacta contribuyeron los talleres de prensa impartidos por Raúl Rivero, y lecturas como El Libro de Estilo de El País; manuales de la agencia EFE; publicaciones del Programa Latinoamericano de Periodismo de la Universidad Internacional de la Florida y la revistas Veja y Newsweek en Español, entre otros. Cuatro años antes de comenzar a escribir como periodista independiente, en marzo de 1991, estuvo dos semanas detenido en Villa Marista, cuartel general del Departamento de Seguridad del Estado, acusado de "propaganda enemiga". No fue enjuiciado, pero a partir de ese año, por cualquier motivo era detenido, la última vez, el 22 de octubre de 2008, según relatara en Estado de sitio. Ha sido colaborador de Encuentro en la Red, la Revista Hispano Cubana y la web de la Sociedad Interamericana de Prensa. Fue miembro de la Sociedad de Periodismo Manuel Márquez Sterling, creada en 2001 y dirigida por Ricardo González Alfonso, condenado a 20 años de prisión en abril de 2003 y excarcelado y desterrado a España en julio de 2010. A partir del 28 de enero de 2009 empezó a escribir en Desde La Habana, su primer blog. Desde octubre de 2009 es colaborador del periódico El Mundo/América y desde febrero de 2011 también publica en Diario de Cuba. Tiene esposa y una hija, nacida el 3 de febrero de 2003.
El blog de Iván García y sus amigos
Este foro se ha cerrado
Orden de los comentarios
Comentarios
     
por:: jose acosta De:: usa
enero 04, 2013 11:56
!!!!Pobre Venezuela!!!.....ya estan buscando un "hermano"..para que sustituya al "Hermano Chavez"...

por:: jose De:: buffalo,ny
enero 05, 2013 10:52
la historia tiene ejemplos de largos reinados,como el de pepi 1,faraon egipcio que reino 93 anos de sus 100 de vida,luis 14 ,el rey sol ,y otros,no creo que los castros puedan superar estos records,si bien hay que reconocer que han tenido un papel destacado en el siglo 20 y comienzos del 21,como una dinastia de larga data

por:: Annet De:: Alicante
enero 06, 2013 12:44
Por ser el discurso oficial tan repetitivo durante tantos años,la mayoria de la poblacion ha perdido el amor a las tradiciones,ha perdido el respeto a los simbolos patrios pues identifican todo eso con el regimen Castrista,es decir, que inconcientemente muestran su rechazo al gobierno ignorando y repeliendo todo lo que tenga que ver con la patria.... Eso es un LOGRO DE LA REVOLUCION¡¡¡ pasaran años para que se cure nuestro pais de tanta infamia...