Enlaces de accesibilidad

Tras la búsqueda de los "Papeles del MININT"


Edificio A del MININT en La Habana, Cuba.

Edificio A del MININT en La Habana, Cuba.

Los reportes preocupan. Se dice que existen documentos que implican y/o comprometen a figuras del mundo intelectual de Europa, a catedráticos y empresarios norteamericanos, e incluso hasta un ex presidente panameño.

El robo top secret del que fue víctima reciente el Ministerio del Interior de la República de Cuba, ya cuenta con un elevado número de oficiales arrestados, el “suicidio”, en su propia oficina, del Coronel jefe de informática del piso 8 del edificio A del MININT, y un empresario extranjero viviendo bajo una presión descomunal.

La información se había mantenido impenetrable hasta que el pasado 31 de marzo, en esta página, bajo el título “General Gondín languidece tras ataque cibernético al MININT”; publiqué que el general de división Carlos Fernández Gondín, había salido de su oficina acompañado de un médico, luego de que un ataque de furia, le provocara una isquemia y terminó hospitalizado.

Para entonces, la pregunta obligada fue, ¿qué pudo irritar tanto o cuál razón sería tan grave como para conseguir reducir el flujo sanguíneo de quien ha sido capaz de ordenar, sin remordimiento, el 'preparen, apunten, fuego' y, además, justificarlo?

Ahora, invirtiendo mucho esfuerzo, algo de dinero e importantes contactos, el enigma va tomando forma. Como ya me habían contado y era imposible de creer, el hurto del material secreto no resultó de un ataque cibernético. Fue un acto premeditado, calculado y bien pagado por un empresario canadiense que aunque posee la información protegida fuera de Cuba, está siendo presionado por las autoridades cubanas para que no se publique ni la venda a ningún servicio secreto. El empresario canadiense, del cual desconozco su nombre, se encuentra fuera de Cuba pero es cruelmente coaccionado porque, entre otras cosas, su familia continúa en la isla y no le permiten salir.

“La información que se robaron – asegura uno de mis proveedores - es tan delicada que si sale a la luz, provocaría un daño excepcionalmente grave al gobierno de Cuba y su cúpula. Esto es más fuerte que las causas 1 y 2 de 1989. Nunca en toda la historia del Ministerio del Interior ni siquiera del antiguo DIER, se habían robado tan valiosa información”. Cita textual.

Los reportes preocupan. Se dice que existen documentos que implican y/o comprometen a figuras del mundo intelectual de Europa, a catedráticos y empresarios norteamericanos, e incluso hasta un ex presidente panameño. Se habla también de una escandalosa lista de nombres de cubanos que han sido forzosamente desaparecidos; de actividades encubiertas realizadas fuera de la isla; de operaciones de desestabilización regional, de lavado de dinero y blanqueo de capital; de venta de visas a Venezuela y Panamá; de la autorización gubernamental a ciertas operaciones de tráfico de personas bajo atractiva fachada de ayuda humanitaria a familias separadas; y de importantes inversiones que altos dirigentes cubanos mantienen en Nicaragua, Panamá, México y Venezuela.

Del robo se apostilla mucho; pero nombres, muy poco. Oficiales de Control Interno, la Inteligencia, la Contra Inteligencia, la CIM (Contra Inteligencia Militar) y la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional, intentan mantener bajo la oscura nebulosa de la desinformación, la identidad del empresario canadiense, el número de militares que por descontento se involucraron en esta venta de información y los nombres de dos coroneles y un General que lideraron la operación y permanecen en custodia.

  • 16x9 Image

    Juan Juan Almeida

    Licenciado en Ciencias Penales. Analista, escritor. Fue premiado en un concurso de cuentos cortos en Argentina. En el año 2009 publica “Memorias de un guerrillero desconocido cubano”, novela testimonio donde satiriza  la decadencia de la élite del poder en Cuba.

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG