Enlaces de accesibilidad

Escribió en un examen lo que creía de Fidel Castro y fue expulsado de la universidad en Cuba


David Mauri Cardoso (Foto: Alejandro Tur via CubaNet)

David Mauri Cardoso (Foto: Alejandro Tur via CubaNet)

David Mauri Cardoso, joven cristiano de 22 años, cursaba primer año de Derecho. Fue expulsado por decisión del rector de la Universidad Carlos Rafael Rodríguez de Cienfuegos .

Un estudiante de primer año de Derecho en Cienfuegos fue expulsado de la Universidad Carlos Rafael Rodríguez tras un examen de Español en el que debió explicar lo que sintió durante el paso de las cenizas de Fidel Castro por su territorio. Contrario a lo esperado, David Mauri Cardoso no coincidió con la versión oficial.

En entrevista con el programa Cuba al Día, de Radio Martí, este joven cristiano de 22 años, narró cada detalle del proceso en su contra, que se desencadenó a partir de su sorpresa de que la prueba se basaba en el texto de la canción “Cabalgando con Fidel”, del Raúl Torres.

“En una de las preguntas debían (los estudiantes) decir qué habían sentido al rendirle homenaje a las cenizas históricas del comandante de la revolución cubana. Lo primero que hice fue aclarar mi posición (…) No estuve allí, ni estuve en los velorios que se hicieron en todas las ciudades importantes de la isla, les expliqué que no le había rendido homenaje”.

No obstante, completó el examen.

“Para tratar de ajustarme al cuerpo de la pregunta sí expresé qué había significado para mí esa figura y fui puntual en algunos hechos que son imponderables desde mi punto de vista y traté por supuesto de no ofender a nadie, simplemente les di mi opinión”, comentó.

Consultado por el periodista Omar Montenegro acerca de los elementos que expuso, dijo: “Hablé sobre todo de la miseria, hablé de la injusticia, hablé de la destrucción de los fundamentos de la sociedad, hablé de la destrucción de la familia, de la unidad de la familia, utilicé el adjetivo dictador para referirme a él”.

Sometido a comisión disciplinaria

Una llamada telefónica a su casa poco después lo puso sobre aviso de que las cosas no andaban bien para él.

“Me informaron que se había abierto una comisión disciplinaria contra mí, me citaron a la universidad. Una profesora de la carrera me explicó la denuncia que había recibido en mi contra, que realmente no provenía de la universidad sino de un cuerpo de profesores que son adjuntos a la universidad pero que no trabajan directamente ahí”, dijo.

La denuncia, le explicaron, venía de la metodóloga provincial de la asignatura de Español en Cienfuegos.

“Dice que hay irregularidades con respecto a las cosas que yo había escrito, que eran irregularidades ideológicas y que no eran irregularidades del examen, las enumeraba, las explicaba y obligaba a los que recibieron la denuncia, en este caso la profesora de la carrera a que abriera este expediente en mi contra, ( a crear) esta comisión disciplinaria”, dijo.

La profesora que no identificó le leyó el reglamento de todo el sistema educativo. Hizo hincapié en la parte que tipificaba la situación como "muy grave porque era hacer o decir algo en contra del proceso revolucionario (...) Este es el espíritu de la ley por la cual yo he sido procesado en la comisión disciplinaria”, dijo.

Una vez informado, Mauri Cardoso expresó sus argumentos.

“A partir de ahí, a pesar de que yo hice una especie de defensa exponiendo mis términos de que en todo caso lo que yo expresaba en el examen era mi opinión, que no existía una única respuesta a la pregunta que ellos estaban haciendo y que las así llamadas irregularidades no lo constituían tal, sino que eran las condiciones por las cuales yo tenía que regirme en la prueba. Me estaban juzgando por irregularidades que en realidad constituían mi opinión y en realidad era lo que me estaban preguntando”, dijo.

Humillarse o no, esa es la cuestión

El fallo del rector de la Universidad fue la expulsión del sistema educativo.

Y aunque tiene 8 días para apelar al Ministerio de Educación, ha decidido no hacerlo.

“Lo consideré irrelevante desde el punto de vista de que mi declaración no fue tomada en cuenta a la hora de ejecutar esta sentencia y tampoco creo que valga mucho la pena un tipo de sistema educativo que se rija por esos principios y que realmente no deseo volver. No tengo nada de qué avergonzarme y espero que ellos tampoco”, comentó.

“Simplemente me sentí muy mal ante la posibilidad de tener que humillarme (...) Nada de lo que yo pueda decir de Fidel Castro le va a quitar a sus virtudes ni le va a añadir a sus errores, él es Fidel Castro, ya está muerto y el mundo dirá lo que pensará de él”, agregó.

Contó que no ha recibido el rechazo de los estudiantes e incluso por las opiniones que escuchó muchos estaban sorprendidos del tema escogido para el examen de Español.

"Probablemente lo volvería a hacer (…) teniendo en cuenta lo poco transparente y lo injusto de todo este proceso, incluso lo injusto de traer una pregunta política al examen de español que nada tiene que ver con eso, pues veo que realmente no vale la pena salir adelante humillándose. De esa manera no”, concluyó.

[Basado en una entrevista de Omar López Montenegro en Cuba al Día]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG