Enlaces de accesibilidad

Los números hablan: ansiedad, depresión y tristeza corroen a la mayoría de los cubanos


- Una mujer habla con un joven que vende ajos y cebollas en la calle hoy, viernes 15 de abril de 2016, en La Habana (Cuba), un día antes del inicio del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC)

Así lo revela un estudio solicitado por la dirección del país al Grupo Nacional de Psicología del Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba.

Alarmante. Más de un 67% de la población cubana muestra síntomas de ansiedad, depresión y tristeza. Así lo revela un estudio solicitado por la dirección del país al Grupo Nacional de Psicología del Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba.

El muestreo, según detalla el documento, se realizó tomando como referencia los informes de policlínicos, consultorios, visitas a domicilios, departamentos de salud mental, y el servicio de consejería telefónica (103) que trabaja de modo anónimo.

Este conjunto de profesionales que en calidad de expertos brinda asesoría para todo lo relacionado con la salud mental y el estado emocional en todo el país, sugiere como tarea prioritaria, crear las bases teóricas y metodológicas para trabajar con urgencia en la recuperación y rehabilitación de este amplio sector de la población y erradicar las causas del problema.

Este laborioso grupo determinó que los síntomas más frecuentes y preocupantes son:

1.-Incapacidad de describir cómo se sienten o quejarse de molestias físicas imprecisas.

2.-Conductas o intentos autolíticos (autodestructivos) con referencias a la muerte o ideas suicidas.

3.- Fatiga y falta de energía.

4.- Indicios de lentitud mental y física.

5.- Demostración de tristeza o vacío interno.

6.- Pérdida de interés en situaciones cotidianas.

7.- Insensibilidad hacia el entorno.

8.- Sensación de minusvalía o culpabilidad excesiva.

9.- Vacío de confianza y autoestima.

10.- Sentimiento de inferioridad.

11.- Reducción o aumento significativo de peso sin haberse sometido a dietas.

12.- Insomnio o sueño excesivo.

13.- Disminución en la concentración.

El gremio de la psiquiatría no habla, lo tiene prohibido. No obstante, el pasado 7 de abril, en la plazoleta Goicuría de la ciudad de Matanzas, durante el acto de celebración por los 69 años de la Organización Mundial de la Salud, se aceptó, públicamente en Cuba, que el stress es un factor de riesgo.

En su intervención, el doctor Adolfo Valhuerdi, Coordinador de Salud Mental en la Dirección provincial de Salud, significó que este año la campaña resalta la atención no solo del conocido desánimo o aflicción, sino de «esa depresión larvada en las personas que pueden estar sintiendo cansancio, apatía, olvido, confusión, trastornos con el sueño, en el hábito alimentario con síntomas somáticos o agotamiento, y que buscan ayuda por desconocimiento de los síntomas iniciales o silentes de depresión».

El tiempo pasa factura, las personas con determinados cuadros depresivos o ansiosos son más vulnerables a sufrir estrés emocional o daños inmunológicos.

Muchos lo pasan por alto, el fenómeno no recibe la atención que necesita; pero lo más preocupante es que similares trastornos en el estado de ánimo se reportan también en la población infantil.

Y si tenemos en cuenta la falta de madurez emocional de los niños, y los escasos recursos con que ellos cuentan para manejar sus emociones, el trastorno de hoy pudiera resultar una adversidad con aguijón, con respecto al desarrollo del país, en los próximos 10 años.

  • 16x9 Image

    Juan Juan Almeida

    Licenciado en Ciencias Penales. Analista, escritor. Fue premiado en un concurso de cuentos cortos en Argentina. En el año 2009 publica “Memorias de un guerrillero desconocido cubano”, novela testimonio donde satiriza  la decadencia de la élite del poder en Cuba.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG