Enlaces de accesibilidad

La detención de Paolo Gabriele, uno de los miembros del personal doméstico del papa Benedicto XVI, lanzó a la Santa Sede al caos.

El portavoz del Vaticano Federico Lombardi señaló en rueda de prensa el lunes que ningún cardenal es investigado por el escándalo de las filtraciones de documentos que sacude a la Iglesia Católica.

Lombardi dijo que el mayordomo del papa Benedicto Dieciséis, Paolo Gabriele, de 46 años, detenido y acusado del robo de documentos reservados está dispuesto a colaborar con la justicia.

Manifestó que el hecho de que una comisión cardenalicia creada por Benedicto para investigar la filtración de documentos reservados interrogue a diferentes personas, entre ellas purpurados, no significa que sean sospechosas.

Lombardi dijo también que las informaciones sobre luchas de poder internas detrás del caso habían sido exageradas, y que admitió que lo ocurrido pondrá a prueba la confianza en la Iglesia y en la Santa Sede.
XS
SM
MD
LG