Enlaces de accesibilidad

Turquía cierra embajada en Siria, Homs vuelve a ser atacada


Fotografía de archivo de un soldado sirio.

Las fuerzas sirias atacan Homs y se registran redadas en Deraa

Turquía cerró el lunes su embajada en Siria, aislando más al presidente Bashar al Assad, cuyas fuerzas atacaron nuevamente con morteros la maltrecha ciudad de Homs, en un esfuerzo por aplacar la revuelta.

Un video mostró llamas y densas columnas de humo en al menos dos zonas de Homs, la tercera ciudad de Siria, que está convertida en el centro de un levantamiento que se prolonga por un año. Residentes acusaron al Ejército de ataques indiscriminados.

"Todos los días siguen los ataques. El régimen está arrasando la ciudad", dijo Waleed Faris, un activista que vive en Homs.

Siguiendo el ejemplo de muchos países árabes y occidentales, Turquía dijo que había suspendido todas las actividades en su embajada conforme la situación de seguridad empeoraba.

Turquía, que alguna vez fue un estrecho aliado de Assad, ha denunciado los esfuerzos del mandatario por aplastar la rebelión y ha respaldado a los opositores, anunciando el domingo que trabajaría con Washington para dar una ayuda "no letal" a la oposición siria.

Kofi Annan, el enviado conjunto de Naciones Unidas y la Liga Árabe, tenía previsto viajar a China durante el día, en el marco de sus esfuerzos por persuadir a las principales potencias de que presionen a Assad para que acepte los términos de su plan de paz de seis puntos.

Annan se reunió con líderes rusos el domingo y obtuvo garantías de que Moscú respalda totalmente la iniciativa, que pide a Assad respetar un alto el fuego y permitir la ayuda humanitaria, pero no solicita que dimita, algo por lo que presionan las potencias occidentales.

Tanto Rusia como China han vetado previamente resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU muy críticas con Damasco, lo que conllevó acusaciones de que daban a Assad licencia para matar.

Moscú y Pekín argumentan que Occidente está demasiado inclinado hacia uno de los bandos, pero han dado un respaldo total a la misión de Annan.

Naciones Unidas dice que al menos 8.000 personas, muchas de ellas mujeres y niños, han muerto en la revuelta y los grupos de derechos humanos han acusado al Gobierno de brutalidad reiterada.

Siria dice que han muerto 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad y acusa a "terroristas" apoyados por el extranjero de fomentar los problemas.
XS
SM
MD
LG