Enlaces de accesibilidad

Sepultado en Venezuela fisioterapeuta al que Cuba negó documentación por desertor


Maikel Yacel Rodríguez Mendoza tenía 34 años al momento de morir a causa de un infarto.

Maikel Yacel Rodríguez tenía 34 años y había laborado 6 años en la misión médica en Venezuela. Hace un año abandonó su compromiso con el gobierno de la isla y comenzó a trabajar por su cuenta. Murió de un infarto este mes.

El cadáver de un fisioterapeuta cubano que murió de un infarto en Venezuela fue sepultado el pasado viernes, después de varios días retenido en una morgue a la espera de documentos legales que Cuba tardó en entregar por tratarse de un desertor, según reportaron medios locales.

Al momento de su muerte, Maikel Yacel Rodríguez Mendoza, de 34 años, trabajaba por su cuenta. Sufrió un infarto cardíaco el pasado 2 de diciembre. Falleció en el hospital Pérez Carreño.

El Carabobeño informó que el cuerpo pasó seis días en la morgue de Bello Monte "sin ser retirado por falta de una certificación de datos que el consulado cubano no le concedió, por haber desertado de las misiones".

El diario El Nacional dijo sin embargo que fueron "ocho días".

"El Consulado de ese país se negó a otorgar la certificación de datos al familiar para que esa dependencia entregara el cuerpo. Todo se debió a que el hombre tenía siete años en Venezuela y desertó de la Misión Salud donde había prestado seis años de servicio como fisioterapeuta", dijo el medio.

El Nacional explicó que el fallecido "últimamente trabajaba a domicilio hasta que falleció de un infarto".

Natural de Bayamo, Rodríguez Mendoza trabajó en la zona costera del estado Vargas los primeros dos años, y después laboró otros 4 años en Carapita, parroquia caraqueña de Antimano, hasta que desertó.

Mantenía una relación con Mariela Márquez, licenciada en educación preescolar, con quien tuvo un hijo, ahora de un año de nacido.

Medios dijeron que Márquez no podía retirar el cadáver de la morgue porque no estaban casados.

"Pasó cuatro días yendo al consulado para solicitar la certificación de datos y se la negaron porque era un desertor. Sus familiares no pueden salir de Cuba", explicó El Carabobeño.

Los documentos para retirar el cuerpo fueron entregados días después por parte del consejo comunal de su lugar de residencia.

Fue sepultado el pasado viernes a las 2:00 de la tarde en el Cementerio General del Sur, con acompañamiento de sus amigos venezolanos que además hicieron una colecta de dinero para pagar el entierro.

(Redactado a partir de reportes del El Nacional y El Carabobeño)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG