Enlaces de accesibilidad

Londres pide investigar irregularidades en elecciones rusas


William Hague, ministro británico de Asuntos Exteriores

El jefe de la diplomacia británica William Hague dijo que se han identificado problemas de recuentos en algunos centros de votación

El Gobierno británico pidió el martes una investigación exhaustiva sobre posibles irregularidades cometidas en las elecciones presidenciales rusas del domingo, si bien se mostró a favor de desarrollar una relación "más fuerte" con Moscú.

En un comunicado divulgado hoy, el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, indicó que es importante para Rusia que haya libertad política y de prensa en el país y solicitó que se investiguen las denuncias de irregularidades.

No obstante, se mostró a favor de mejorar los vínculos bilaterales y de trabajar con el gobierno ruso, señaló la agencia EFE.

El jefe de la diplomacia británica reconoció que, si bien la evaluación hecha por una misión de observación sobre la jornada electoral del domingo ha sido positiva, se han identificado problemas de recuentos en algunos centros de votación.

El estudio ha estado a cargo de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y la Oficina para las Instituciones Democráticas y de Derechos Humanos (ODIHR).

En cuanto a los vínculos bilaterales, Hague señaló que "le interesa a los rusos y a todo el mundo que Rusia tenga mayor libertad política, registro de los partidos políticos, libertad de asociación y libertad de prensa".

"Todas las denuncias de violaciones electorales deben ser ahora investigadas de manera exhaustiva", afirmó el titular del Foreign Office, después de que el primer ministro ruso, Vladímir Putin, ganara el domingo los comicios presidenciales.

"Al Reino Unido le interesa desarrollar una asociación más fuerte y más profunda con Rusia", aseguró el ministro, quien expresó el deseo de trabajar con Moscú para superar los obstáculos en sus relaciones.

El primer ministro británico, David Cameron, visitó Rusia en 2011 para ayudar a mejorar los vínculos tras la tensión por el asesinato en el Reino Unido en 2006 del disidente ruso Alexander Litvinenko, quien murió envenenado en extrañas circunstancias en Londres.

La familia de Litvinenko acusó en su día al Kremlin de estar detrás de su fallecimiento.

Estados Unidos había llamado el lunes al gobierno ruso a llevar a cabo una investigación "independiente" sobre eventuales irregularidades durante la elección presidencial del domingo, calificada de "sesgada" por la misión de observación electoral en Rusia.
XS
SM
MD
LG