Enlaces de accesibilidad

Los candidatos a la presidencia desplegaron sus armas en ataques mutuos


Foto de la sala donde se celebró esta noche el segundo debate presidencial dentro del campus de la Universidad Hofstra de Hempstead, en Nueva York (EEUU).

El debate se da un día después de que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, asumió la responsabilidad por una falla de seguridad que impidió proteger a los funcionarios diplomáticos del letal ataque en Libia.

El presidente Barack Obama y su rival republicano Mitt Romney participaron este martes en la noche en el segundo debate presidencial con miras a las elecciones presidenciales del 6 de noviembre.

El candidato demócrata, con corbata roja, y el ex gobernador de Massachusetts, vistiendo una azul a rayas, se encontraron a las 21H00 locales (01H00 GMT del miércoles) en la universidad Hofstra en Hempstead (estado de Nueva York) para este debate de 90 minutos durante el que respondieron a las preguntas procedentes de un grupo de 82 electores indecisos.

La primera pregunta fue de un joven universitario preocupado por el mercado laboral que tendrá que enfrentar en poco tiempo.

Romney destacó que él apoya los programas federales que ayudan a los estudiantes pagar los costos de la universidad, y que podrá generar empleos con políticas pro mercado.

Obama afirmó que su gobierno seguirá creando empleos y garantizando a los jóvenes préstamos de bajo interés para poder estudiar.

Otra pregunta fue sobre el precio del combustible en Estados Unidos, en la que Obama explicó que su gobierno ha invertido en una variedad de fuentes energéticas en el territorio nacional, y que la importación de petróleo está en su nivel más bajo en 16 años.

Mientras Romney dijo que él hará que se exploten más las reservas naturales federales para que pueda bajar el precio de la gasolina, y que Obama ha restringido la explotación de recursos naturales en tierras federales, lo que evidentemente eleva el precio del combustible.

Agregó Romney que la prueba del fracaso de Obama en lo concerniente al petróleo es que los precios han aumentado desmesuradamente.

El presidente Obama dijo que la producción de gas natural y crudo en tierras federales había crecido, pero su rival republicano Romney lo negó.

Acerca de los impuestos, Romney dijo que desea simplificar el sistema y bajar las tasas para la mayor parte de la población. Destacó que una de sus metas es aliviar la carga impositiva que pesa sobre la clase media.

Obama dijo que bajará impuestos a la clase media pero se los subirá a los ricos, entendiendo por clase media los que ganen menos de 250 mil al año.

Romney dijo que él no rebajará impuestos a los ricos, sino que se los bajará a la clase media, y que las políticas de subir impuestos lo único que hacen es traer pérdida de empleos al país y una mala economía, como ha ocurrido en los últimos cuatro años. Acerca de los impuestos, Romney dijo además que desea simplificar el sistema y bajar las tasas para la mayor parte de la población. Romney agregó que él sabe crear empleos, crear riquezas y balancear presupuestos pues esa es su profesión, los negocios.

El candidato republicano Mitt Romney aseguró que quiere impulsar más acuerdos de libre comercio entre Estados Unidos y América Latina, en el marco de su política económica en caso de ser electo presidente. "Quiero agregar más acuerdos de libre comercio, porque así tendremos más comercio", afirmó Romney en referencia a los intercambios con América Latina.

El debate se da un día después de que la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, asumió la responsabilidad por una falta de seguridad que impidió proteger a los funcionarios diplomáticos del letal ataque en Libia donde murieron cuatro personas, pero esta noche Obama dijo que él era el responsable.

Obama, aseguró que su rival, el republicano Mitt Romney, considera un "modelo" la polémica ley "antiinmigrante" de Arizona, pero Romney lo negó y dijo que él resolvería el problema migratorio de una manera integral.

El candidato republicano a las elecciones presidenciales acusó al presidente, Barack Obama, de conducir a Estados Unidos por "el camino de Grecia" debido al crecimiento de la deuda pública.

Ambos hombres se interrumpieron mutuamente desde el arranque y a menudo hablaron al mismo tiempo, a tal punto que no se podía entender a ninguno. "Tendrás tu oportunidad en un momento. Todavía estoy hablando", dijo en un momento el ex gobernador de Massachusetts para intentar interrumpir a Obama.

Los candidatos a la presidencia estadounidense, Barack Obama y Mitt Romney, intercambiaban vivos ataques durante el segundo debate televisado, interrumpiéndose el uno al otro en media docena de ocasiones y acusándose mutuamente de mentir.

Ambos candidatos a la presidencia desplegaron sus armas mientras discutían la creación de empleo, la política energética, la inmigración y la seguridad nacional.

XS
SM
MD
LG