Enlaces de accesibilidad

noticias

No hay enfermedad que valga


Yusnaimy Jorge Soca, esposa de Ferrer, padece un cuadro agudo de hipertensión endocraneana, una enfermedad cerebrovascular que puede causar pérdida de la visión, vómitos y rigidez de la nuca, entre otros síntomas.

Desde La Habana, Jorge Soca informó que ella y Dariel, el hijo de 9 años de la pareja, estaban a la espera desde hace varias semanas de la respuesta final de la Dirección de Inmigración y Extranjería de Cuba para viajar inmediatamente a Estados Unidos.

Ferrer, médico de profesión y director del proyecto Cubabarómetro, una iniciativa sin filiaciones políticas que reúne a profesionales y opositores independientes en La Habana, calificó la negativa como una estrategia con fines políticos ante su consistente rechazo de aceptar el exilio forzado y abandonar su papel opositor.

El opositor señaló también que en Cuba ningún especialista ha logrado orientarlos sobre el tratamiento más adecuado para Yusnaimy e indicó que siquiera han establecido cuál es la causa de sus repetidos cuadros de hipertensión endocraneana.

Ferrer y su esposa fueron arrestados hace dos semanas cuando se trasladaban a una concentración para celebrar del Día Mundial de los Derechos Humanos en el Parque Villalón, en El Vedado, frente a la Oficina Regional de la UNESCO para América Latina y el Caribe.

El médico disidente explicó que la policía política dejó claro ese día durante el interrogatorio que sólo autorizarían la salida de Yusnaimy y el niño si él aceptaba el destierro.

Por último Darsi Ferrer añadió que si el estado de salud de Jorge continúa agravándose, el único responsable será el gobierno cubano, ya que no tuvieron en cuenta que es una situación de carácter humanitario.

Pulse en el audio para escuchar la reacción de Darsi Ferrer.

XS
SM
MD
LG