Enlaces de accesibilidad

Mujica viaja a Cuba con una visión diferente


El presidente uruguayo José Mujica, en su residencia a las afuera de Montevideo.

El presidente uruguayo se ha mostrado crítico, en los últimos tiempos, con el régimen cubano con sus palabras y acciones.

El presidente de Uruguay, José Mujica, viajará a Cuba el venidero mes de julio, informa la agencia EFE. Esta sería la primera visita del ex guerrillero como presidente a la Isla, desde que asumió el poder en el 2010.

La visita sería los días 25, 26 y 27 de julio, por lo que el mandatario uruguayo asistiría a las actividades que organice el régimen por el 26 de julio, aniversario 60 del Asalto al Cuartel Moncada en Cuba.

En declaraciones a la radio uruguaya, el canciller Luis Almagro, anticipó que en ese
viaje "hay mucho por hablar, por discutir y por ver". Cuba "es una referencia directa y muy importante para toda la izquierda latinoamericana", así como para la de Uruguay, país gobernado desde 2005 por el bloque izquierdista Frente Amplio.

Según Almagro, la visita presenta "muchos temas en la agenda", como "asuntos comerciales" y de "cooperación", pero sobre todo "tiene una dimensión de diálogo político muy importante".

Mujica, de 78 años, fue líder en los años 60, 70 y 80 del siglo XX de la guerrilla tupamara, fuertemente influenciada por La Habana, pero en los últimos tiempos se ha mostrado crítico con el régimen cubano con sus palabras como con sus acciones.

En 2010 el gobernante y otras autoridades uruguayas recibieron a un grupo de 15 disidentes cubanos formado por presos políticos, emigrados y representantes de las Damas de Blanco, que les pidieron que exijan el respeto a los derechos humanos en la isla para ayudar a su democratización.

En 2011 Mujica dijo al semanario uruguayo Búsqueda que "el campeonato de reparto en América Latina lo ganó largamente Cuba, porque repartió como nadie", pero "ahora paga las consecuencias porque no tiene nada para repartir".

En una entrevista con Efe en Montevideo en mayo pasado, Mujica dijo en alusión a la isla caribeña que aunque es ""socialista", no es "estatista" porque ese sistema "crea un estamento burocrático que en el fondo termina conspirando contra el socialismo".

"Es natural que los cubanos tengan otra visión. Pero yo tengo una simpatía por Cuba enorme", manifestó.

Almagro ahondó en esa idea en su entrevista con Radio Uruguay y aclaró que "nunca" hubo un "enfriamiento" en las relaciones bilaterales por ello, como se ha rumoreado. "Siempre hemos trabajado con Cuba con la misma lógica, de comprensión, de respeto mutuo y de diálogo sincero", de manera que la visita de Mujica a la isla es "fundamental", argumentó. Pero aclaró que "el hecho de que sintamos a Cuba como la sentimos", por lo que "ha contribuido Cuba en años duros para la izquierda latinoamericana, no quiere decir que estemos de acuerdo
todo el tiempo en todas las cosas".
XS
SM
MD
LG