Enlaces de accesibilidad

noticias

MEDICO CUBANO PUEDE, AL FIN, ABRAZAR A SUS HIJOS EN BUENOS AIRES


Ramón Alejandro, de 12 años de edad, y Yilena, de 17, se encontraban separados de su padre desde que el cirujano plástico se fue a pasar unas vacaciones a Argentina en 1998 y nunca regresó a Cuba. El viaje se produjo después del fallecimiento de la madre de los dos jóvenes.

Durante años, el gobierno de Castro se negó a permitir la salida de los hijos de Martínez, pero según el diario argentino Clarín, la presión del gobierno de Néstor Kirchner así como la atención mundial sobre el caso de la doctora Hilda Molina, parecen haber motivado a las autoridades cubanas a permitir el viaje de Ramón Alejando y Yilena a Buenos Aires.

El caso de la médica cubana Hilda Molina, a la cual no se le permite dejar la isla para visitar a sus nietos argentinos, terminó por convertirse en el principal asunto de discordia bilateral y sin solución a la vista, comenta hoy un artículo en el diario Clarín de Buenos Aires.

La tensión entre Cuba y Argentina, dice Clarín, escaló en diciembre pasado, cuando Molina y su madre octogenaria se “alojaron” un día en la Embajada argentina en La Habana, en lo que parecía ser el inicio de un pedido de asilo político.

En este tiempo, recuerda el diario, por confusas razones personales o de política interna, Fidel Castro rechazó las propuestas argentinas para solucionar el asunto.

El hijo de Molina, el cubano Roberto Quiñones, reside en Buenos Aires con su esposa y sus dos hijos, cuya abuela no los conoce.

Según Clarín, la cancelación del viaje del presidente Néstor Kirchner a Cuba en junio fue porque el caso Molina alzó una barrera infranqueable.

XS
SM
MD
LG