Enlaces de accesibilidad

Video prueba manipulación jurídica contra El Universo


Foto de archivo: Empleados del diario El Universo protestan contra la decisión del tribunal
Un material audiovisual presentado a la Fiscalía por la ex jueza Mónica Encalada, quien grabó a su colega Juan Paredes (el funcionario que emitió la sentencia contra diario El Universo, en tiempo récord) sin su autorización, pone en duda la transparencia dentro de la función judicial en Ecuador, en cuanto al sonado caso de El Universo.

El video de 43 minutos aproximadamente registra una conversación entre Encalada y Paredes, que arranca con temas baladíes y se va adentrando en los métodos utilizados para la elaboración de la sentencia contra El Universo. Lo que resulta más escandaloso es que sugiere que Paredes habría recibido un pen drive con el fallo ya listo del fallo.

En un fragmento de la conversación se da a entender que el juez temporal Juan Paredes habría recibido instrucciones precisas de Gutemberg Vera, abogado del presidente Rafael Correa.

Mónica Encalada: ¿No hiciste cambios a la sentencia tal cual te llegó?

Juan Paredes: ¿Cómo no? Sí la cambié.

ME: ¿Sí la cambiaste?

JP: Claro.

JP: Él me mandó, él me mandó a pagar 60 millones.

ME: Ah, 60 millones.

ME: ¿Qué te dijo?

JP: No, no, no... O sea, él como que... No me lo dijo... O sea, va porque va.

JP: ¿Cómo te digo? Estoy en esta... en este río.

ME: Pero tú al menos estás aquí adentro.

ME: Tú de alguna u otra manera estás protegido por Yávar y por Gutemberg.

JP: Estoy protegido ¿en qué sentido? ¿En qué sentido?

JP: Estoy protegido en el sentido de que estoy en funciones. Nada más.

ME: Mira, yo te anticipo qué puede ocurrir conmigo.

JP: Impugnar.

ME: Me van impugnar...

El video ha producido revuelo en cuanto su aparición coincidió con la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a Ecuador, y de por sí pone en tela de juicio la transparencia de la sentencia de Paredes, en primera instancia, el 20 de julio de 2011, a EL UNIVERSO, a sus tres directivos y al exeditor de Opinión Emilio Palacio, por supuesta injuria.

Según las denuncias de la exjueza Encalada, el abogado del presidente Rafael Correa, Gutemberg Vera, le ofreció un puesto como jueza titular y luego le prometió que “como aún no se han dado las cosas con esto de la reestructuración judicial... te voy a dar $ 3 mil mensuales”, lo que ella dice no haber aceptado.

Este servicio de noticias consultó al abogado de El Universo, Joffre Campaña, quien interpuso una demanda contra el juez Paredes por prevaricato y falsedad ideológica, sobre la validez que tiene este video en un proceso judicial. “Mire, esa es una discusión a la que el Gobierno nos quiere llevar. Le pongo un ejemplo, es como si entramos a una casa y la encontramos llena de droga. Ya está allí, entonces lo que ellos quieren cuestionar es si hubo orden de allanamiento, o no, si el fiscal autorizó a entrar, esos son temas accidentales. Lo importante es que se encontró droga en la casa. En este caso estamos en lo mismo: el video evidencia un acto de enorme corrupción”.

Campaña dijo a este periodista que con el video todo el país evidenció la “enorme podredumbre” con la que se manejó el caso El Universo. De acuerdo con su criterio, “hay una protección desde el gobierno al juez Paredes y tienen mucho temor de lo que pueda decir”.

Alejandro Chica, defensor del juez Juan Paredes, descartó que el video grabado por Mónica Encalada donde se muestra la supuesta conversación con el juez Juan Paredes, sea real. Chica negó que la charla entre su defendido y la exjueza Encalada se haya producido, pese a que él mismo aparece en el video. Su conclusión es que “ha sido manipulado”.

La ex jueza Encalada comenzó a alborotar el avispero semanas atrás desde Colombia, adonde llegó temerosa por su vida, pero decidió regresar a Ecuador porque, según dijo, quería “estar en paz”. Ella ha dicho que su colega Paredes “es una víctima, porque como se indica en el video él dice que no quería hacer la audiencia”. Pero Joffre Campaña difiere de esa consideración. “En la lectura de la jueza Encalada, Paredes es una víctima porque fue enormemente presionado desde el poder. Yo entiendo esa postura. Pero tengo otra. Un juez es un ser que debe estar por encima de las presiones, entonces para mí un juez que se deja presionar no es una víctima, es un delincuente”.
XS
SM
MD
LG