Enlaces de accesibilidad

Líderes republicanos muestran preocupación por el voto hispano


La audiencia de la Convención Nacional Republicana en el Tampa Bay Times Forum.

Ya antes de inaugurar su convención electoral, los líderes republicanos mostraron su preocupación por el voto hispano, que favorece por un gran margen al presidente Obama y que adquiere cada vez más importancia en el panorama político norteamericano.

Los hispanos constituyen el primer grupo minoritario del país, pues son más de 50 millones y representan más del 17% de la población. En términos electorales su presencia es menor, pues muchos de ellos son niños o jóvenes que aún no pueden votar, pero los que tendrían derecho a hacerlo son cerca del 8% del electorado.

Es un bloque cada día mayor pero con pocas simpatías por el partido republicano. El candidato que más les atrajo fue el presidente George Bush, que consiguió el 44% de sus votos, algo que bajó en picado con el candidato republicano John McCain, que obtuvo tan solo el 31% y podría quedar por debajo del 30% en el caso de Romney, que tan solo tiene el apoyo del 26% de la población hispana según las últimas encuestas.

Es una situación que los republicanos reconocen y una de las conferencias de prensa en este primer día de sesiones se dedicó precisamente a los hispanos. Su actitud ante Romney se debe en parte a sus posiciones en cuanto a la inmigración, pues Romney incluso llegó a abogar por la "autodeportación" de los inmigrantes indocumentados en las primeras fases de la campaña electoral.

Los republicanos tratan de corregir esta impresión apuntando que las medidas económicas liberalizadoras deberían beneficiar a los hispanos, que muestran un gran espíritu emprendedor. Por otra parte, restan importancia a la reciente orden ejecutiva de Obama, quien suspendió provisionalmente la deportación de los jóvenes que llegaron ilegalmente de niños, traídos por sus padres.

Señalan que se trata simplemente de una maniobra electoral que podría quedar sin efecto en cualquier momento, porque no solo es una medida transitoria, sino que las órdenes ejecutivas no tienen la permanencia de una ley.

Además, recuerdan que el senador de origen cubano Marco Rubio, republicano, estaba trabajando precisamente en una ley para normalizar la situación de estos jóvenes, pero se vio obligada a abandonarla cuando Obama anunció su orden presidencial y es algo que ha de perjudicar a los hispanos pues esta orden ha eliminado el interés por redactar la ley que resolvería los problemas de manera definitiva

También acusan a Obama de oportunismo con los hispanos pues recuerdan que, durante su campaña de hace cuatro años, prometió impulsar una ley migratoria y, a pesar de que tuvo mayorías demócratas en las dos cámaras del Congreso, esta ley no se materializó ni hay constancia de ninguna campaña para conseguirla.

Voto hispano será decisivo en estas elecciones
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:27 0:00
Enlace directo

XS
SM
MD
LG