Enlaces de accesibilidad

La importancia de Estados Unidos para Toyota


Funcionarios de transporte e ingenieros de la NASA explicaron el martes que dos defectos mecánicos antes identificados por el gobierno, vinculados al pedal de aceleración, que se quedaba atascado o atrapado con las alfombrillas, son las únicas causas conocidas del problema.

La empresa Toyota había retirado más de 12 millones de automóviles en el mundo desde 2009 para revisión en taller, debido a una serie de problemas de seguridad, pero ha negado que la electrónica tenga alguna culpa.

Algunos analistas indicaron que Toyota logró una victoria luego de que se probara en Estados Unidos que su sistema electrónico de aceleración no fue responsable de decenas de muertes, aunque todavía tiene un largo camino por delante para restaurar su reputación.

Los expertos han dicho que, a pesar del resultado de la investigación gubernamental estadounidense dado a conocer el martes, el mayor fabricante mundial de automóviles debe trabajar aún para superar la crisis que ha empañado su imagen en un momento en que rivales como General Motors gana terreno.

El especialista Tatsuya Mizuno, de Mizuno Credit Advisory, apuntó que si bien ahora se sabe que la falla que provocó la retirada del mercado de vehículos no fue electrónica, todavía hay un error y la imagen de marca de Toyota ha resultado dañada.

Los exámenes realizados en Estados Unidos, en los que se incluyó a científicos de la NASA para comprobar si la aceleración se debía a componentes electrónicos defectuosos, detectaron sin embargo dos problemas mecánicos.

Las conclusiones de esta investigación que se prolongó durante 10 meses, los incidentes se debieron a que el acelerador se atasca involuntariamente con la alfombra móvil del piso del vehículo.

El secretario norteamericano de Transporte, Ray LaHood, afirmó que sienten que los vehículos de Toyota son seguros para conducir.

El miércoles, las acciones de Toyota en el mercado de valores subieron 5,16% y el fabricante japonés dijo que la investigación confirma la fiabilidad de su sistema electrónico de aceleración.

El experto Ryoichi Saito, de Mizuho Investors Securities, señaló que los resultados de las pruebas en Estados Unidos constituyen claramente buenas noticias para Toyota, pero hay un largo camino a recorrer antes de que Toyota pueda decir que se ha recuperado del enorme impacto de la crisis.

En 2008, Toyota puso fin a 77 años de reinado de General Motors como el mayor fabricante de automóviles a nivel mundial, pero desde entonces el gigante japonés ha enfrentado primero la crisis económica, luego la retirada del mercado de vehículos por defectos técnicos y por último el alza del yen que perjudica su competitividad.

XS
SM
MD
LG