Enlaces de accesibilidad

Una entrevista con Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Las revueltas que se han producido en el Oriente Medio causan asombro, algo de miedo, y hasta incertidumbre, pero también, nos hacen sentir admiración por esos pueblos que se enfrentan a los dictatoriales y perennes gobiernos.

No podemos dejar de pensar entonces, en hechos específicos que han definido la historia, como las protestas que culminaron con la caída del campo socialista, en 1989, o las protestas de la Plaza de Tiananmen de ese mismo año, lideradas por estudiantes en la República Popular China.

Sin embargo, la historia no siempre da la razón a los que – al menos desde mi punto de vista – la tienen. Mientras los pueblos del antiguo bloque socialista lograron imponerse ante el yugo que los oprimía; en Tiananmen, otro fue el desenlace. El gobierno comunista chino decidió utilizar la fuerza para suprimir las protestas y la noche del 3 de junio de 1989, envió tanques y la infantería del ejército a la emblemática plaza. Las estimaciones de las muertes civiles varían entre 400 y 800.

En algunos años, podremos hablar como parte importante de la historia, sobre las protestas que hoy presenciamos en Oriente Medio. El desenlace aun es incierto.

Sobre este asunto entrevistamos a la Presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, la legisladora de origen cubano, Ileana Ros-Lehtinen.

KC: ¿Qué opinión le merece el problema libio?

IRL: Lo de Kadafi es increíble. Y cuando uno piensa que Libia pertenecía hasta hace poco al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Es un chiste tan cruel. Están ahí (en el Consejo de Derechos Humanos) Cuba, donde obviamente se están violando los derechos humanos diariamente (…) Y por eso yo siempre estuve en contra de que los Estados Unidos participara de nuevo en este Consejo.

KC: ¿Podría darnos su visión de la actual situación en Oriente Medio y cómo afecta a la economía mundial?

IRL: Ya esta subiendo mucho el precio de la gasolina en los Estados Unidos, producto de los problemas en Libia, porque mucho del petróleo del mundo viene de estos países, donde hay regimenes no estables. Así es que es una preocupación muy grande para los Estados Unidos tener que depender de países como Libia, Arabia Saudita, (y) Venezuela, lugares que no son los mejores aliados y es preocupante.

KC: ¿Qué riesgos ve en la ola de levantamientos ocurrida en esa parte del mundo?

IRL: Es una preocupación muy grande, ya que aunque no estamos a favor de dictadores como Hosni Mubarack, no estamos a favor de Kadafi, no estamos a favor de ninguno de estos dictadores que han sido personas terribles—, a la misma vez podemos tener la situación de la hermandad musulmana, que es un grupo extremista, que lo que quiere poner es la ley religiosa que se llama Sharia. La ley Sharia negaría los derechos a las mujeres y a las personas que no creen en el mismo Dios al que ellos le están rezando.

XS
SM
MD
LG