Enlaces de accesibilidad

Equipos cubanos de béisbol a Holanda, Canadá y EE UU


ARCHIVO. Equipo CUBA.

Higinio Vélez, explicó que aún no se sabe exactamente los lugares donde competirán: quedan compromisos por confirmar.

Los chicos arman una improvisada cancha de fútbol en medio de la calle para meter una esférica y gritar hasta rabiar, soñando con Leo Messi o Cristiano Ronaldo. Pocos se imaginan pegando un vuela cercas como Orestes Kindelán o Javier Méndez. El béisbol cubano está herido de muerte y ahora intentan revivirlo con parches y remiendos.

Tres selecciones beisboleras cubanas saldrán a giras en el exterior en torneos en Holanda, Canadá y Estados Unidos, según trascendió el jueves en una conferencia de prensa en La Habana.

Los equipos criollos que podrán medir sus fuerzas fuera del país son Ciego de Ávila, anterior campeón nacional; Occidentales, ganador del último Juego de las Estrellas, y el que resulte titular en la presente 52 Serie Nacional. El Director Nacional de Béisbol, Higinio Vélez, explicó que no se sabe exactamente los lugares donde competirán luego pues aún quedan compromisos por confirmar.

El béisbol cubano atraviesa una dura racha de reveses, que son señalados, tanto por la afición como por los expertos, y van desde acusaciones por favoritismos en los puestos claves del equipo, la continuidad del ex estelar Víctor Mesa como timonel hasta el deficiente trabajo en la base.

Mesa, conocido como un pelotero de alta explosividad, ahora ha fallado en sus tácticas y decisiones como guía del equipo Cuba en importantes eventos internacionales. Así sucedió en el pasado III Clásico de Béisbol, donde los criollos no hayan la senda de la clasificación a la final.

Víctor Mesa , ha incurrido también en malos tratos a los atletas (varios de ellos han abandonado las selecciones provinciales y nacionales donde ha dirigido la ex estrella naranja). Un altercado con un árbitro hace apenas unas semanas le costó la repulsa del público y varios comentaristas, pero la Dirección Nacional le premió con cuatro años más frente a la nave alicaída del béisbol nacional.

Al respecto, el otrora director de selecciones nacionales, Frangel Reynaldo, brindó un sumario del proyecto conque la Dirección nacional de pelota pretende mejorar las deficiencias con la práctica y la enseñanza del deporte de las bolas y los strikes en los municipios, la cantera de donde salen las futuras luminarias del llamado ‘pasatiempo nacional’.

La falta de pelotas, guantes y condiciones necesarias en los estadios municipales han hecho decaer al deporte en la peor escala de su historia. La falta de incentivos para entrenar y desarrollarse, así como la negativa gubernamental a permitir que los peloteros sean firmados en el exterior han sumado la larga lista de más de trescientas deserciones para exhibirse en plazas de las Grandes Ligas.

La pelota cubana sigue siendo un asunto de estado. La cúpula Raulista decide quiénes salen a jugar en torneos de menor valía, qué juegos exhibir, o cual de los llamados desertores pueden regresar a los brazos de la afición que un día los aplaudió y los quiso.
XS
SM
MD
LG