Enlaces de accesibilidad

Canciller de Ecuador Ricardo Patiño anunció que su país le concede asilo al hacker internacional, Julian Assange y se refirió a él como un “profesional de la comunicación”

Al filo de las 07:20 a.m, y luego de una profusa disquisición retórica, el canciller de Ecuador Ricardo Patiño anunció que su país le concede el asilo al hacker internacional, Julian Assange. El funcionario se refirió a Assange como un “profesional de la comunicación” y explicó que existían “serios indicios” de posibles retaliaciones en su caso, que podrían poner en peligro su vida.

Patiño basó su resolución en 11 puntos, entre ellos que Ecuador está consciente de que la Fiscalía sueca ha tenido una actitud contradictoria, y que impidió a Assange ejercer su legítima defensa. Agregó que existe la posibilidad de que le apliquen la pena capital en Estados Unidos, sin mencionar ninguna prueba al respecto.

Para muchos, fue el epílogo de la crónica de un asilo anunciado, cuya decisión fue mantenida en suspenso hasta que terminaran los Juegos Olímpicos Londres-2012.

La asambleísta de oposición Lourdes Tibán, de gran influencia entre el sector indígena, dijo a este periodista en la mañana que todo el proceso para llegar a este asilo había sido “inoperante”, y que el gobierno de Ecuador debió haber definido la situación desde el primer momento. Tibán restó importancia a la convocatoria del presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, para celebrar una reunión extraordinaria. “Si el propio presidente (Correa) nos ha quitado autoridad, y dice que nuestros exhortos no sirven para nada, ¿entonces de qué vale esa reunión?”, comentó con ironía.

Sin embargo, al ser consultada sobre la comunicación del canciller Patiño, en el sentido de que la embajada de Ecuador en Londres podría ser “asaltada” si el fundador de WikiLeaks no era entregado a las autoridades británicas, expresó que eso sería inadmisible para la soberanía del país. Y eso es algo que le suma puntos a la estrategia de Correa, la cual según muchos analistas, iría encaminada a crear una cortina de humo en torno a los últimos acontecimientos que ensombrecen su mandato: la adulteración de firmas previa a la campaña electoral y la polémica que lo envuelve en un supuesto acuerdo político con el destituido ex presidente, Abdalá Bucaram.

El excanciller de Ecuador, Antonio Parra Gil, cuestionó esta mañana la concesión del asilo, pero sobre todo los argumentos expuestos por el canciller Patiño. Parra dijo que los argumentos del canciller carecen de sustento. Aclaró que el asilo se da cuando hay delitos políticos, persecución por motivos religiosos, razas, entre otros, no cuando hay delitos comunes.

Hay que recordar que Assange, quien se encuentra refugiado desde el pasado 19 de junio en la Embajada de Ecuador en el Reino Unido, es solicitado por Suecia por delitos sexuales y violación. Nadie lo espera por delito político alguno.

Lo cierto es que algunos ven como una hábil maniobra política la sorpresiva denuncia de Patiño según la cual Gran Bretaña amenazó a Ecuador con ocupar su embajada, si no le entregaban a Assange, algo “inadmisible desde el punto de vista político y jurídico”, según el canciller. En la comparecencia de hoy, en la que otorgó el asilo, expresó: “No podemos permitir que el proceso de estudio se vea entorpecido por una comunicación que agrede al Ecuador”.

Esta historia había comenzado el 19 de junio pasado cuando Julian Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres, para solicitar asilo político. A ese hecho le siguió una estrategia internacional mediática que tuvo públicos respaldos de celebridades como: Michael Moore, Noam Chomsky, Danny Glover y Patch Adams, entre otras. El 25 de julio se sumó al show el juez Baltasar Garzón, ex magistrado de la Corte española, quien anunció que asumiría la defensa de Assange. Y el 30 de ese mismo mes viajó a Ecuador la madre de Assange Christine, para hacer lobby al proceso de asilo de su hijo.

Pero la telenovela política en el ‘caso Assange’ apenas comienza. Como recuerda el catedrático y analista internacional, Carlos Estarellas, el gobierno ecuatoriano ha cometido un gran error al conceder el asilo, a sabiendas de que Londres no otorgará el salvoconducto para que Assange pueda salir del territorio británico.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG