Enlaces de accesibilidad

Los dos mejores tenistas del mundo jugaron la final de Grand Slam más larga de la historia

El serbio Novak Djokovic ganó su segundo Abierto de Australia de forma consecutiva en un partido memorable contra el español Rafael Nadal. El juego duró 5 horas y 53 minutos y clasifica como la final más larga de los Grand Slam; terminó con pizarra de 5-7, 6-4, 6-2, 6-7 (5/7) y 7-5.

Djokovic sigue siendo la 'bestia negra' del español en sus últimos enfrentamientos, pero Nadal demostró que está mucho más cerca que el año pasado del número 1 del mundo, y que la diferencia entre ambos es mínima, apenas apreciable, y que sus duelos se decidirán siempre por pequeños detalles, tal y como sucedió esta vez en Melbourne.

Tercera victoria de Djokovic en Australia y quinto 'grande' para el serbio.

XS
SM
MD
LG