Enlaces de accesibilidad

Cubana de Miami entre las 10 mejores judocas del mundo


Angélica Delgado entrenando con su padre, Miguel Delgado.

La cubanoamericana Angélica Delgado, de 26 años, aparece en la décima posición mundial en el ranking de los 52 kilogramos de la Federación Internacional de Judo.

La judoca Angélica Delgado, hija de padres inmigrantes cubanos, aparece entre las 10 mejores del mundo en la división de los 52 kilogramos publicada por la Federación Internacional de Judo.

"Nadie imagina el esfuerzo diario para llegar a este puesto. Esta temporada la comencé muy bien y espero llegar en óptima forma al campeonato del mundo que será en unos meses. Ahora estoy número 10, pero mi meta es seguir subiendo en la clasificación", dijo la cubanoamericana residente de Miami al periodista de El Nuevo Herald Jorge Ebro.

Angélica Delgado ha ganado tres veces el campeonato nacional de Estados Unidos.

"La gente piensa que la vida de un deportista olímpico en un país desarrollado es suave y no es así. Hay que estar en lo alto para recibir patrocinios, premios en metálico. Hay historias de atletas de este país que para llegar a una olimpiada se han endeudado, pero es que ese sueño de ganar una medalla es muy fuerte", señaló.

En su artículo, Ebro afirma que cuando Angélica está en Miami, conduce su vehículo 52 millas todos los días hasta el centro de alto rendimiento de la Federación Nacional de Judo en CoralSprings o asiste al Laboratorio Deportivo Elite Athletes Performance, porque necesita estar en forma para los próximos eventos deportivos.

Angélica integró el equipo de entrenamiento estadounidense que asistió a las Olimpiadas de Londres 2012; compitió en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, aunque fue eliminada en su primer combate, y ahora piensa seriamente en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

"Ahora me siento más madura y segura de lo que quiero y hacia dónde voy. Siento que estoy entrando en mis mejores años. Y eso es algo que refleja el ranking".

Su padre, Miguel Delgado, exintegrante de la selección nacional de judo en Cuba, comenzó a entrenarla desde que era una niña.

"Con su persistencia, y mi propia curiosidad, empecé judo a la edad de nueve año", indicó.

"Viniendo de una familia de clase media-baja me ha enseñado que los sueños no se limitan a tenerlos simplemente se hacen realidad; usted tiene que trabajar y perseverar para que se conviertan en realidad. Voy a trabajar y poner de mi parte para convertirme en la primera hispano-estadounidense en ganar una medalla de oro olímpica en judo", había señalado Angélica antes de los olímpicos de Brasil. Esperemos que su sueño se convierta en realidad en Tokyo 2020.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG