Enlaces de accesibilidad

A pesar de barreras, lazos EE.UU.-Cuba progresaron


Los senadores Patrick Leahy y Richard Shelby se reunieron la semana pasada en La Habana con el gobernante Raúl Castro.

No obstante esas mejoras, según "World Politics Review", el pobre historial de Cuba en materia de derechos humanos impide mayores progresos.

Aunque el caso del contratista estadounidense preso en Cuba Alan Gross tensó las relaciones de la isla con EE.UU., ha habido “mejoras en la relación bilateral, particularmente en los últimos tres años”, según un artículo aparecido en World Politics Review.

La publicación “online”, especializada en asuntos políticos internacionales, menciona la visita la semana pasada a La Habana para discutir el caso de Gross de los senadores estadounidenses Patrick Leahy y Richard Shelby, el encuentro al más alto nivel con el gobernante Raúl Castro desde el viaje que en 2010 hizo a la isla el ex presidente Jimmy Carter.

El artículo cita al experto en temas latinoamericanos Geoff Thale, quien ha identificado –dice—“tres cambios significativos en particular desde que Barack Obama se convirtió en Presidente”, de Estados Unidos.

Según el especialista, el primero y más general sería la disminución de tensiones con relación a las que existían durante la presidencia de George W. Bush.

“El segundo es el fin de las restricciones en los viajes familiares y remesas de cubanoamericanos”, que a su juicio además de ayudar a las familias es algo “bueno para la economía cubana y los cambios de dinámica”.

En tercer lugar, Thale señala que el gobierno de Obama “ha flexibilizado las reglas sobre los viajes académicos, religiosos y otros organizados entre los dos países”.

World Politics Review indica que aunque lo anterior representa un progreso especialmente si se le compara con las relaciones bilaterales durante la Guerra Fría, el pobre historial de Cuba en materia de derechos humanos y prisioneros políticos “sigue haciendo difícil” que haya más progresos.

El experto apunta la intención de las autoridades cubanas de expandir el sector privado, la mejora de sus relaciones con países latinoamericanos, las inversiones de Brasil en la isla, sus lazos económicos con España, para señalar luego en contraste que “el progreso en las relaciones EE.UU.-Cuba en última instancia está limitado”.

De acuerdo con Thale, esto se debe “al hecho de que Cuba ya no es considerada de importancia estratégica para EE.UU.”

Sin embargo, el especialista señala que si las exploraciones petroleras que tiene lugar actualmente en las costas de la isla resultan en el descubrimiento de un gran yacimiento, “eso cambiaría en el más amplio sentido político la dinámica”.
XS
SM
MD
LG