Enlaces de accesibilidad

Carlos Fuentes: "contra Bush y contra Castro"


Fotografía del 2 de febrero de 2012 del escritor mexicano Carlos Fuentes en un evento en la Universidad Veracruzana, del estado mexicano de Veracruz. Fuentes falleció el martes 15 de mayo de 2012, en Ciudad de México.

El escritor mexicano quien fuera de los primeros en saludar a la revolución cubana se pronunció "en contra de la política abusiva e imperial de los EE.UU. contra Cuba. Y en contra de la política abusiva y totalitaria del gobierno de Cuba contra sus propios ciudadanos".

La prensa cubana, toda bajo control estatal, destinó muy breves espacios para informar sobre la muerte del escritor mexicano Carlos Fuentes, quien desde el año 1966 se distanció de la revolución de Fidel Castro, a pesar de haber sido de los primeros en saludar su llegada al poder.

Por ejemplo, el periódico oficial Granma publicó un breve artículo donde se limitó a mencionar la cobertura del fallecimiento en otros medios de prensa y señalaron algunos de sus libros y premios, mientras el diario Juventud Rebelde, lo ignoró.

Según la agencia de noticias France Press, el espacio digital La Ventana, que publica la Casa de las Américas, dio a conocer la muerte de Fuentes el martes en México, a los 83 años de edad, por una deficiencia cardíaca, y dijo que el "considerado el fundador de la novela modernista en México", participó como jurado en 1960 en el concurso literario que anualmente convoca esa institución cubana.

Pero no recordó que el escritor saludó la llegada de Castro al poder y visitó Cuba el 2 de enero de 1959, un día después del triunfo de la revolución.

En el 1966 la relación de Fuentes con Cuba se comenzó a distanciar tras criticar fuertemente la política de Estados Unidos hacia la isla, pero también fustigó las acciones del gobierno comunista cubano.

En 1971 rechazó la detención del escritor cubano Heberto Padilla y criticó el arresto y en el 2003 condenó el arresto de los 75 disidentes en la Primavera Negra.

Según France Press en ese año, Fuentes dijo que mantenía su posición "en contra de la política abusiva e imperial de los EE.UU. contra Cuba. Y en contra de la política abusiva y totalitaria del gobierno de Cuba contra sus propios ciudadanos".

También en ese entonces apoyó la crítica del escritor comunista portugués José Saramago (Premio Nobel de Literatura 1998), a la condena de los 75 opositores en la isla, y lo felicitó "por pintar su raya. Esta es la mía: contra Bush y contra Castro".

Sin embargo, con su muerte Cuba ignoró todos estos incidentes y se limitó a resaltar lo que Fuentes dijera “alguna vez: Pero la muerte espera al más valiente, al más rico, al más bello ( ) iguala al más cobarde, al más pobre, al más feo, no en el simple hecho de morir, ni siquiera en la conciencia de la muerte, sino en la ignorancia de la muerte. Sabemos que un día vendrá, pero nunca sabemos lo que es”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG