Enlaces de accesibilidad

Correos de Cuba: "Una jaula con forma de país"


Cartas de oyentes

Fragmentos de correos enviados a Orlando González Esteva por los oyentes del programa “Entre Nosotros”, que se transmite por Radio Martí de 11 a.m. a 12 y de 10 p.m. a 11 p.m., de lunes a viernes.

A Martí: “Cuántas veces en la escuela me hicieron gritar que sería como el Che, pero en silencio yo sabía que quería ser como usted. Gracias por cultivar la patria y la rosa blanca en mi corazón.

Camagüey

***

Hola, hermano. Soy opositor de la dictadura y miembro del Partido por la Democracia José Luis Boitel. Quiero felicitarlo por esos maravillosos programas que dedicó al apóstol Martí y hacer saber que somos muchos los que escuchamos Radio Martí. Sigan así, que están en el camino correcto. Agradecido de poder disfrutar esta ventana de libertad y esperanza que nos brindan. Saludos de hermano a hermano.

Carlos

***

Hola. Primera vez que escribo a su programa, aunque lo escucho desde hace algún tiempo, y me parece de lo mejor, más ahora hablando de la vida de Martí. Francamente no conocía ese Martí. Les quiero dar las gracias por enseñármelo y quisiera pedirles que sigan mostrando esa historia de Cuba que los de mi generación no conocemos. Nuevamente, gracias.

Arsen

***

“Orlando, aún recuerdo la primera vez que les escribí. A pesar de nacer en una jaula con forma de país, esas rejas no pueden atrapar nuestras almas. Así crecí yo, en una Cuba libre de alma. Cada día quería más ver a mi Cuba libre, soñaba con ver surgir otra vez aquella rebeldía mambisa, aquellos hombres honestos y valientes que desde pequeños nos enseñan a idealizar en las escuelas.

No te imaginas la emoción que sentí el día que me entrevistaste. Hablamos del pueblo donde nací y crecí, mi eterno Camajuaní. Hoy entiendo lo que se siente al dejar la tierra de uno, su gente, la pequeña patria; dejar Cuba y ser parte de los muchos que salen en busca de la libertad.

Estoy en Chile, un maravilloso país, he conocido gente maravillosa, te confieso que ante más de uno me detengo a diario y le cuento la realidad de Cuba; la verdadera, no el cuento de la Cuba linda y maravillosa, y veo en sus caras el asombro: no se imaginan la situación que vive Cuba. Muchos se quedan incrédulos.

No imagina cuánto aprendí con sus programas. Martí es la estrella que brilla entre tantos millones de ellas, pero sólo los que amamos la libertad, los que queremos una Cuba libre, los que nos asomamos a la ventana de la radio a contemplar ese fugaz programa --porque durante la hora que dura su estela en el cielo de los corazones de miles de cubanos, al igual que esa estrella que apenas te da tiempo de pedir un deseo-- yo siempre cierro los ojos y pido ver a mi Cuba libre. Saludos, hermano. Hazme saber si recibes mi correo. Saludos también a Patricia".

Sandy, Chile

***

Comunismo es andar por un camino largo y sin sentido alguno. Un sistema donde te acuestas con una ley y amaneces con otra que contradice la anterior; que sólo satisface los intereses del estado, sin pensar en la opinión del pueblo, y donde el pueblo no tiene derecho a opinar nada ni a votar por su presidente, ni existen partidos políticos.

Este país no sé a qué sistema pertenece. No sabría decir si es socialista, comunista, feudal. Lo que sí sé, es que esclavista sí es. Yo lo reconocería como un sistema mixto. Un sistema autoritario que el pueblo no conoce. Es la nación de un solo hombre, donde únicamente valen sus ideas y pensamientos, y nadie más. Con una política poderosa alimentada por el terror. Un país que ayuda a otros pueblos obteniendo beneficios para satisfacer sus propios intereses, sin que su pueblo se entere. Y hundiendo lentamente a los pueblos que vayan adoptando su misma política, sin que se den cuenta o sólo lo hagan cuando ya es demasiado tarde.

Cuba es la muralla impulsora del comunismo. Y ya vemos el resultado fracasado en algunos pueblos de América. No importa las pérdidas humanas. El sistema es un régimen que se alimenta de la mentira que le inculca a su pueblo a través de los medios de comunicación, el miedo y el terror en que se vive. Entre más hambre, miseria y pobreza, el comunismo más fuerte se hace. Éste es su secreto. Es un mal para la humanidad, y los males, si queremos que desaparezcan, tendremos que arrancarlos de raíz, así como se arrancan las malas hierbas.

Velasco, Holguín

***

Amigo, mi gran amigo, estoy de vuelta. He regresado después de tanto tiempo; después de un siglo de ausencia. Motivos perversos me alejaron del programa y me privaron de su compañía y del aliento de vida que sólo usted sabe insuflar. De veras que me han hecho falta. ¿Qué ha sido de mi sin ustedes? Estoy hecha un lío. Le escribo desde mi cama, estoy recuperándome de un accidente doméstico. Orlando, ¡si me viera!, para qué contarle la odisea que hemos enfrentado.

Ahora intento enviarle una foto para que vea como he quedado, no sé si le llegará pues esta guajira no sabe mucho de tecnología y todavía no ha soltado el arique.

Le quiero y estimo. A Patricia no la olvido.

Caibarién

***

“Tengo cuatro grandes motivos para no perder la esperanza de ver, más temprano que tarde, una Cuba libre y próspera:

1) Sé que Dios existe y está con nosotros.

2) Las dictaduras no son vitalicias a pesar de que surgen con ese fin.

3) Muchos cubanos dentro y fuera de Cuba luchamos pacíficamente por nuestra libertad.

4) Hay muchísimas personas que no son cubanas y también se solidarizan con la esclavizada isla caribeña.

Sagua de Tánamo

***

Saludos, querido amigo y demás integrantes del colectivo del programa más escuchado de la radio en Cuba, qué maravilla ser amigo de alguien que rebusca en cada detalle de la vida algo poético, lleno de motivaciones, que nos ayuda a cargar con el pesado yugo que nos ha tocado llevar encima a cada cubano dentro y fuera de la isla. Los que estamos dentro añoramos la libertad perdida por seis décadas, y los que viven fuera sienten la añoranza por la tierra que los vio nacer. Pero qué refrescante es escucharlos cada día. Son un puente de amor y esperanza, como siempre he dicho. Ustedes son la voz de los sin voz, del cubano de a pie que tiene sed de escuchar la verdad que ustedes transmiten. Como dijo Cristo: la verdad nos hará libres. Queremos vivir en la verdad viva. Cuba libre, independiente y democrática. Que dios los bendiga. Los quiero.

Jaruco

***

Orlando, siempre oímos tu programa, qué cosa seríamos sin ustedes, nada. Son la esperanza de un mañana mejor para todos los cubanos de todo el mundo.

Santa Cruz del Norte

XS
SM
MD
LG