Enlaces de accesibilidad

noticias

CERCADO EN FALUJA, SADR ORDENA TRATAR BIEN A REHENES


El clérigo shiíta renegado Moktada al-Sadr ordenó el viernes a sus fuerzas que no causen daño a los rehenes de países que no tengan tropas de ocupación en Irak.
Al-Sadr dijo en una mezquita del barrio Nayaf de la ciudad de Kufa, donde lo asedian las tropas de Estados Unidos, que los cautivos "no deben ser lastimados". El clérigo manifestó que el pueblo iraquí no debería someterse a la ocupación y que las fuerzas que encabezaron el ataque de la ciudad de Faluya serían forzadas a "pagarlo caro".
Jefes militares americanos han jurado matar o capturar a al-Sadr aunque funcionarios de la ocupación han indicado que darían la oportunidad de que negociara con los iraquíes.
Al-Sadr está atrincherado en sus oficinas de Nayaf bajo la protección de hombres armados y escudado por la proximidad del principal santuario de la ciudad de Nayaf, situado a muy pocos metros de distancia. Jura proseguir "la revolución popular" para poner fin a la ocupación de Estados Unidos.
El clérigo dijo el viernes a un periódico libanés que no teme las amenazas de los militares americanos que prometen matarlo o capturarlo y advirtió que sus iraquíes tomarían represalias con ferocidad inimaginable si las fuerzas americanas cumplían sus amenazas.
XS
SM
MD
LG