Enlaces de accesibilidad

¿Me pueden condenar por comprar gasolina que nunca supe que se la estaban robando?


Camilo Loret de Mola responde a los lectores.

Un vecino de mi edificio me ha vendido gasolina en diferentes oportunidades. Él me la lleva hasta la casa y yo se la pago en dólares.

La policía ha detenido a mi vecino porque al parecer se llevaba la gasolina de su centro de trabajo.

Ayer me han venido a buscar a mí y me van a hacer un juicio también por comprarle la gasolina al vecino.

Yo nunca supe que la gasolina era robada, el vecino jamás me comentó nada.

¿Me pueden condenar por comprar una gasolina que nunca supe que se la estaban robando?


Sí te pueden sancionar por estas compras, ya que sin saberlo has infringido la norma del código penal titulada Receptación.

Para este delito la conducta a sancionar se establece en dos posibles condiciones:

- Comprar algo sabiendo que ha sido el producto de un delito, lo que te hace un conocedor directo de lo ilegal del producto.

- O comprar algo que por las condiciones y naturaleza del objeto o del vendedor, te permiten suponer que no es legítimo o de buena procedencia. Lo que te involucra indirectamente con la mala procedencia del producto.

En este último punto aplica tu caso al comprado gasolina a un particular. La gasolina en Cuba está regulada y solo están autorizadas a comercializarla las estaciones de servicios debidamente acreditadas.

Cualquier venta de gasolina realizada por un particular es obligatoriamente una gasolina mal habida o de ilegítima procedencia.

Te advierto inclusive que hay normas legales que impiden el almacenamiento de combustible en casas particulares.

Debes entender que cada vez que compras algo a un vecino o a un desconocido y más si se trata de un producto cuya venta se encuentra regulada, puedes estar incurriendo en el delito de Receptación, que implica sanciones de multas de hasta 200 cuotas de a 20 pesos cada una, o privación de libertad de hasta un año.

El delito de Receptación es el más común de los delitos que diariamente se ventilan en los tribunales cubanos, en la mayoría de los casos caracterizados por el desconocimiento de la ley por parte del autor.

Pero en la legislación cubana rige el principio de que el desconocimiento de las norma no exime de su cumplimiento. Así que en nada influye que supieras o no de la existencia del delito de Receptación para determinar si se te sanciona o no por esta figura delictiva.

No obstante tienes el derecho a defenderte de la acusación en tu contra y puedes contratar los servicios legales de un abogado de Bufetes Colectivos.

La asistencia letrada siempre es recomendable en estos casos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG