Enlaces de accesibilidad

¿Cómo puedo quitarme el acoso de un policía que me considera jinetera?


Camilo Loret de Mola le responde a nuestros lectores.

Tengo un novio canadiense que me viene a visitar todos los meses. Es una relación seria y formal.

El policía jefe de sector de mi zona se aprovecha de mi relación con un extranjero para acosarme. Constantemente me está citando al sector de la policía y amenazándome. Pero a la vez me invita a que salga con él.

Por suerte no me ha llevado presa o ante los tribunales, solo me hace firmar unos documentos que se llaman carta de advertencia en los que me comprometo a no practicar la prostitución. Pero no me preocupo porque nunca la he practicado y es algo muy fácil de comprobar.

Yo no quiero terminar con mi novio. ¿Cómo puedo quitarme el acoso de un este policía?



Hay dos situaciones en tu caso que debes atender por separado.

El acoso: Debes denunciar al policía jefe de sector ante el oficial de control interno en la unidad de la policía de tu zona. Los agentes de control interno son precisamente los encargados de investigar este tipo de actitud por parte de los policías o agentes del orden.

Sería prudente que tuvieras a alguna persona que te sirva de testigo sobre los acosos de que eres víctima, o alguna carta o nota que él te hiciera, porque de lo contrario quedaría en el dicho de cada uno.

También debes denunciarlo en la fiscalía provincial, ante el departamento de atención ciudadana, para que por ambas partes se actúe.

Te aseguro que si no consigues que se le acuse o sancione por esto, al menos lograrás que deje de acosarte.

Las cartas de advertencia: Estos documentos que has estado firmando son muy graves y peligrosos para ti.

Al firmarlos estás reconociendo que practicas la prostitución y además estás aportando la prueba fundamental para conformarte un expediente de peligrosidad en tu contra.

Con cuatro cartas de advertencia es suficiente para que se te presente ante un tribunal y se te aplique una medida de peligrosidad de hasta cuatro años de internamiento en una cárcel, por conducta impropia o proclive para cometer delito.

No debes firmar más ninguna carta de advertencia y dejar claro ante control interno y la fiscalía municipal que las cartas que firmaste forman parte del acoso a que has sido sometida por el policía jefe de sector.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG