Enlaces de accesibilidad

Romney sigue en campaña y se topa con Biden


Un grupo de trabajadores vota para las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Romney coincidió en Cleveland con su "número dos", Paul Ryan, y también con el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, quien hizo una visita no anunciada a Ohio antes de volar a Chicago.

El aspirante republicano a la presidencia de EE.UU., Mitt Romney, dijo hoy que ha seguido con su campaña hasta en la jornada de votación porque no podría imaginarse haber pasado el día "sentado" y que las elecciones se definan finalmente "por unos pocos cientos de votos".

"No puedo imaginar ganar o perder la elección por unos pocos cientos de votos y haber pasado el día sentado", afirmó Romney en una entrevista con una emisora local de Richmond, la capital del estado clave de Virginia.

En un principio estaba previsto que Romney culminara su campaña el lunes por la noche con el mítin que ofreció en Manchester (New Hampshire), pero a última hora su equipo anunció que hoy visitaría Cleveland (Ohio) y Pittsburgh (Pensilvania).

Romney coincidió en Cleveland con su "número dos", Paul Ryan, y también con el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, quien hizo una visita no anunciada a Ohio antes de volar a Chicago para reunirse con el mandatario Barack Obama, que aspira a un segundo mandato.

Mientras los ciudadanos de Ohio se sentían este martes como los votantes clave de las elecciones estadounidenses, la impredecible carrera hacia la Casa Blanca parecía definirse en ese estado.

Meses de frenéticas llamadas telefónicas, anuncios televisivos y discursos de campaña hicieron que los electores de este estado tomaran conciencia de que al presidente Barack Obamay y a su rival republicano Mitt Romney les resultará prácticamente imposible ganar sin su apoyo.

Para Romney en particular, hay pocas vías hacia la victoria que no pasen por este estado ubicado en el centro-oeste del país.

Plenamente consciente de esto, el candidato republicano voló a la ciudad de Cleveland este martes para reunir a sus partidarios y pedirles un último esfuerzo para promover la participación en la consulta.

El vicepresidente Joe Biden hizo su aparición en un restaurante griego, también en Cleveland, yendo mesa por mesa a charlar con los clientes, mientras Obama esperaba los resultados en su ciudad bastión, Chicago.

Un residente republicano de Ohio, Dave Rossi, dijo que había logrado esquivar la avalancha de llamadas de las encuestadoras y grupos políticos que han acosado a la mayoría de los votantes en su estado porque utiliza un teléfono móvil que no se encuentra en la guía.

Cerca de 1,8 millones de personas votaron anticipadamente en el estado, lo que explica por qué se observaban tan pocas filas en varios de los centros visitados por la AFP este martes. Pero también hubo muchos que prefirieron cumplir con el ritual del día de las elecciones.

La economía de Ohio ha mejorado a un ritmo más rápido que la del resto del país, con una tasa de desempleo que se situó en 7,0% en septiembre, en comparación con 7,8% a nivel nacional.
XS
SM
MD
LG