Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos felicitó el lunes a la líder opositora birmana, Aung San Suu Kyi, por su contundente victoria en las elecciones

El gobierno de Estados Unidos felicitó el lunes a la líder opositora birmana, Aung San Suu Kyi, por su contundente victoria en las elecciones legislativas del domingo, las cuales calificó de un paso importante hacia la transformación democrática en ese país.

Un comunicado difundido por la Casa Blanca expresó su esperanza de que los comicios legislativos sean una indicación de que el gobierno tiene la intención de continuar por camino de mayor apertura, transparencia y reforma.

Por su parte, el ministro británico de Exteriores, William Hague, felicitó a la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi por su victoria en las elecciones en Birmania y a todo el pueblo birmano por el histórico resultado electoral.

En un comunicado, Hague aplaudió los destacados resultados obtenidos en los comicios legislativos parciales celebrados en Birmania el domingo, en los que la formación opositora de Suu Kyi, Liga Nacional por la Democracia consiguió un triunfo arrollador al obtener al menos 43 de los 44 escaños por los que pugnó.

La Comisión Electoral de Myanmar, informó hoy que el partido de Aung San Suu Kyi, la Liga Nacional para la Democracia ganó de manera abrumadora las elecciones legislativas celebradas el domingo, asegurando 40 de los 45 escaños en el Parlamento.

La carismática líder, Premio Nobel de la Paz, que encabezó la lucha contra la gobernante junta militar durante dos décadas, será uno de los nuevos diputados en la Cámara baja del Parlamento.

Las elecciones se producen tras un año de cambios asombrosos en un país que llevaba décadas bajo un estricto gobierno militar y que ha liberado a cientos de prisioneros políticos, sostenido conversaciones con rebeldes de minorías étnicas, disminuido la censura de los medios de comunicación, permitido los sindicatos y mostrado indicios de retirarse de la órbita política y económica de la vecina China.

No es de extrañar por tanto la complacencia de estados Unidos y el Reino Unido, pues la confirmación de la victoria Aung San Suu Kyi demuestra, entre otras cosas, la manifestación en la vida de los procesos políticos de la transmutación crística según la cual los últimos pueden terminar siendo los primeros, o estar entre los primeros.

Es el tipo de transmutación manifiesta en países del antiguo bloque comunista de Europa del Este, donde disidentes como Václav Havel en la ex Checoslovaquia, pasaron de estar encarcelados en las ergástulas de la policía política a dirigir naciones.

Por esa motivación que anida en el inconsciente de los pueblos y de las personas, motivación arquetípica de ver triunfar la justicia sobre la injusticia, la libertad sobre la opresión, es que muchos líderes políticos de Myannmar y del mundo, y con ellos la opinión pública y los ciudadanos de a pie, consideran como una victoria sin precedente y, sobre todo, como una victoria propia, el triunfo de la dama y disidente contra el antiguo régimen dictatorial de los militares y contra el partido oficialista Unión por la Solidaridad y el Desarrollo.
XS
SM
MD
LG