Enlaces de accesibilidad

Afganistán: bomba en aeropuerto deja nueve muertos


Los talibanes se adjudicaron el atentado.

La embajada de Estados Unidos advirtió sobre una amenaza "elevada" para los ciudadanos estadounidenses en Afganistán.

Un atacante suicida causó la muerte de nueve personas con un coche bomba en un aeropuerto militar en el este de Afganistán el lunes, dijeron funcionarios, en el último incidente violento desde la quema de las copias del Corán en una base de la OTAN la semana pasada.

No hubo indicios oficiales de que la explosión en las puertas del aeropuerto de Jalalabad estuviera vinculado con las mortales protestas, pero los talibanes se adjudicaron el ataque como una "venganza" por la quema del Corán.

Diecinueve civiles afganos y funcionarios del orden público y cuatro soldados de la OTAN resultaron heridos en el ataque, dijo un portavoz de la Fuerza para la Asistencia en Seguridad Internacional (ISAF por su sigla en inglés) en la provincia de Nangarhar, de la cual Jalalabad es la capital.

La agencia Reuters dijo que el aeropuerto de Jalalabad es casi exclusivamente usado por las fuerzas de la OTAN y Estados Unidos.

La furia anti-Occidental se profundizó desde la profanación del libro sagrado del Islam en la base Bagram de la OTAN, que describió el incidente como un "error trágico".

La embajada de Estados Unidos advirtió sobre una amenaza "elevada" para los ciudadanos de ese país en Afganistán y muchos occidentales están "recluidos", es decir, no pueden salir de sus complejos fortificados.

La semana pasada se produjeron violentos disturbios en todo el país, a pesar de las disculpas de los líderes estadounidenses, entre ellos el presidente Barack Obama y comandantes del Ejército.

Siete entrenadores militares de Estados Unidos resultaron heridos el domingo cuando su base en el norte de Afganistán fue atacada con una granada.

Los gritos "Muerte a Estados Unidos" han sido el símbolo de las protestas y algunos manifestantes han flameado la bandera blanca talibán.

En medio de pocas señales de alivio de la crisis, el embajador estadounidense señaló que Washington debía resistir al reclamo de que retirara a sus tropas antes de lo previsto.

"Las tensiones están en alza. Creo que tenemos que dejar que las cosas se calmen, regresar a una atmósfera más normal y luego seguir adelante", dijo el embajador Ryan Crocker a la cadena CNN.

"Este no es el momento de decidir que hemos terminado aquí. Tenemos que redoblar nuestros esfuerzos. Tenemos que crear una situación para que Al Qaeda no pueda volver", agregó.

Bajo un acuerdo internacional, las tropas de combate extranjeras tienen previsto retirarse de Afganistán a fines del 2014, en un proceso que ya está en marcha.
XS
SM
MD
LG