Enlaces de accesibilidad

Egipto medio centenar de víctimas en manifestaciones


Un miembro herido de los Hermanos Musulmanes recibe tratamiento médico tras los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, en El Cairo, Egipto, hoy, lunes 8 de julio de 2013. Al menos 51 personas murieron y otras 435 resultaron heridas en los choques,

Mas de 50 manifestantes favorables a Mohamed Mursi, el presidente derrocado por un golpe de estado la semana pasada, murieron el lunes en El Cairo.

Mas de 50 manifestantes favorables a Mohamed Mursi, el presidente derrocado por un golpe de estado la semana pasada, murieron el lunes en El Cairo, víctimas de una "matanza", según los Hermanos Musulmanes, que llamaron a un "levantamiento" contra las nuevas autoridades.

El presidente interino, Adli Mansur, ordenó la apertura de una investigación sobre estas violencias que dejaron al menos 51 muertos y 435 heridos, según los servicios de emergencia, que no precisaron si se trataba exclusivamente de manifestantes islamistas.

El ejército egipcio llamó a los partidarios del derrocado presidente Mursi a poner fin a sus protestas y aseguró que no toleraría ninguna "amenaza a la seguridad nacional".

La mayor autoridad del islam sunita del país, el imán de Al Azhar, jeque Al Tayeb, quien apoyó el golpe militar contra Mursi por parte del ejército, anunció por su parte que se retiraba hasta que no finalizaran los episodios violentos.

Pidió a las partes "asumir sus responsabilidades" para evitar que el país "se deslice hacia la guerra civil".

De madrugada, una multitud de partidarios del presidente caído rezaban ante los locales de Guardia Republicana cuando "soldados" y "policías" abrieron fuego, informaron los Hermanos Musulmanes en un comunicado.

Varios manifestantes dijeron que se habían registrado tiroteos y disparos de gases lacrimógenos en circunstancias que siguen siendo confusas.

Otros testigos contaron que las fuerzas de seguridad habían disparado al aire para dispersar a los manifestantes y que los disparos fueron hechos por "hombres de civil".

Las Fuerzas Armadas por su parte acusaron a "terroristas armados" de haber intentado atacar el cuartel general de la Guardia Republicana, dejando un saldo de un oficial muerto y varios soldados heridos, entre ellos seis en estado crítico, según un comunicado militar citado por el diario gubernamental Al Ahram.

Después de los incidentes, un fotógrafo de la AFP vio a una veintena de cuerpos alineados en el suelo en una morgue de un hospital cercano.

El barrio donde ocurrieron los enfrentamientos, sobrevolado por helicópteros, estaba cercado por retenes de las fuerzas de seguridad.

La tensión en Egipto no ha cesado de aumentar desde el miércoles pasado,
cuando las Fuerzas Armadas derrocaron y detuvieron a Mursi.

Los enfrentamientos entre manifestantes favorables y opositores a Mursi causaron un centenar de muertos.

El Partido de la Justicia y de la Libertad (PJL), fuerza política de los Hermanos Musulmanes, llamó en una declaración escrita al "levantamiento del gran pueblo de Egipto contra los que intentan robarle su revolución con tanques".

El PJL también exhortó a "la comunidad internacional, a los grupos internacionales y a todos los hombres libres del mundo a que intervengan para impedir otras matanzas y la aparición de una nueva Siria en el mundo árabe".

Pocas horas después, la fiscalía egipcia ordenó el cierre de la sede central en El Cairo del PJL después de que la policía descubriera armas en su interior, informaron fuentes de seguridad.

Al igual que los Hermanos Musulmanes, el partido salafista egipcio Al Nur denunció una "matanza" y anunció que se retiraba de las discusiones sobre la elección de un primer ministro y la formación de un gobierno de transición.

El partido Al Nur era un socio islamista de la coalición mayoritariamente laica que apoyó el derrocamiento de Mursi el miércoles pasado.

Por su parte, el dirigente opositor Mohamed ElBaradei condenó la violencia frente al cuartel general de la Guardia Republicana y pidió una investigación independiente.

Fuera de Egipto, la Unión Europea llamó a todas las partes a "evitar las provocaciones o la escalada de violencia", según un comunicado de un portavoz de la jefa de la diplomacia, Catherine Ashton. Alemania por su parte manifestó su "gran preocupación".

Estados Unidos llamó este lunes a los militares en Egipto a ejercer "máxima contención" luego de que decenas de personas murieran en manifestaciones contra el derrocamiento del presidente Mohamed Mursi la semana pasada, aunque no decidió un corte de la ayuda militar en lo inmediato.

"La estabilidad y el orden político democrático de Egipto están en riesgo", dijo la portavoz del departamento de Estado, Jen Psaki, durante un breve encuentro con los periodistas, agregando que Washington condena "firmemente" la violencia de todas las partes.

El ministro turco de Relaciones Exteriores, Ahmet Davutoglu, condenó "en nombre de los valores fundamentales de la humanidad" una "matanza perpetrada durante la oración de la mañana".

También condenaron los incidentes el movimiento islamista Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, y el gobierno iraní.

Se registraron manifestaciones de apoyo a Mursi en Yemen y en Sudán.
XS
SM
MD
LG