Enlaces de accesibilidad

Correa se refiere al caso Snowden


Rafael Correa (i) y Joe Biden (d).

Reconoció que otra cosa es un traidor que ha vendido información para lucrar y hacer daño a su propio país y en ese caso "ni siquiera se puede pensar en considerar el asilo".

El ex empleado de Seguridad Nacional, de Estados Unidos, Edward Snowden, buscado por filtrar información confidencial, se encuentra en Moscú bajo protección de Rusia, y aunque quebrantó la ley, merece que se considere su asilo, afirmó este domingo el presidente socialista Rafael Correa en declaraciones a la Ap.

En una entrevista con The Associated Press, AP, en la ciudad de Portoviejo, el mandatario ecuatoriano señaló que "en principio Snowden sigue en Moscú ... es decisión de las autoridades rusas, no tiene pasaporte, desconozco las leyes rusas no sé si puede salir del aeropuerto, tengo entendido que no".

Correa aseguró que Snowden "al menos merece que se considere el asilo muy seriamente. Si bien pudo haber roto leyes norteamericanas, soy muy respetuoso con otro país y con sus leyes y creo que alguien que rompe la ley tiene que asumir sus responsabilidades, pero también creemos en los derechos humanos y su debido proceso y en la legitimidad de la acción".

"Revelar que se está espiando al pueblo norteamericano y países soberanos, está develando una acción antiética, un atentado a los derechos humanos, a la soberanía de los estados y ese es un factor que debe ser considerado, no quiero anticipar un criterio pero el asilo merece ser considerado", dijo el mandatario.

Reconoció que otra cosa es un traidor que ha vendido información para lucrar y hacer daño a su propio país y en ese caso "ni siquiera se puede pensar en considerar el asilo".

"En este momento está bajo el cuidado de las autoridades rusas. Si llega a una embajada ecuatoriana analizaremos la solicitud de asilo", señaló.

Correa aclaró que "no he sabido que Snowden estaba camino a Ecuador. Estaba en Hong Kong no sé por qué fue a Rusia y ante la desesperación de que le iban a quitar el pasaporte e iba a ser capturado, nuestro cónsul (en Londres) comete un grave error y le da un salvoconducto sin ninguna validez, sin conocimiento del gobierno y sin autorización".

Expresó que ese funcionario, Fidel Narváez, "tiene que asumir esta grave responsabilidad porque no podía hacer eso".

Correa informó el sábado que recibió una llamada telefónica del vicepresidente estadounidense Joe Biden acerca de esta situación.

"Nos limitamos al caso Snowden y a lo que pide Estados Unidos. (Biden aseguró) que Snowden ha roto las leyes de Estados Unidos, que ha puesto en peligro su seguridad y que es un fugitivo de la justicia", dijo a la AP el presidente ecuatoriano al relatar el diálogo.

Dijo que "me agradó mucho la llamada" al tiempo de explicar que "estábamos muy molestos, porque por recibir la solicitud de asilo, que es un derecho humano que está en nuestra Constitución, recibimos chantajes, ataques, insolencias. Trataron de chantajear a un país por el delito de haber recibido una solicitud de asilo".

Dijo que el diálogo se produjo en el marco de "una cordialidad grande y una visión distinta, realmente nos agradó mucho".

Correa señaló que los problemas son si se captura o no a Snowden o lo que hacen "los 'malvados' países como China, Rusia y Ecuador", pero no el caso de espionaje "más grande de la historia de la humanidad, el espionaje masivo al pueblo norteamericano contra sus derechos humanos y contra la soberanía de esos estados".

Debido a las presiones en torno a este caso, el jueves el gobierno ecuatoriano renunció de manera "unilateral e irrevocable" a las preferencias arancelarias que beneficiaban productos ecuatorianos de exportación a Estados Unidos.
XS
SM
MD
LG