Enlaces de accesibilidad

SIP advierte por nuevos “delitos de prensa” de Rafael Correa


Fotografía de archivo del presidente de Ecuador, Rafael Correa.
La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) consideró que la Ley Orgánica de Comunicación de Ecuador sancionada el sábado por el presidente Rafael Correa, oficializa la mordaza con una nueva serie de “delitos de prensa” que privilegian al gobierno por sobre el derecho humano a la información de los ciudadanos, tal cual es concebido en los tratados internacionales sobre la materia.

El sábado 22 de junio el presidente Correa rubricó sin cambios la criticada Ley promulgada una semana antes por la Asamblea Nacional. La disposición, que deberá entrar en vigencia a partir de su publicación oficial, tipifica como delito el llamado “linchamiento mediático”, definido como la difusión reiterada de información con el propósito de desprestigiar o reducir la credibilidad de personas físicas o jurídicas.

“Esta figura debilitará los procesos de investigación periodística e impedirá que el público, que la ciudadanía conozca lo que los poderes tratan de ocultar", manifestó Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP. Paolillo argumentó que la legislación instaura un nuevo delito de desacato, dándole privilegios especiales a las autoridades por sobre los ciudadanos de un mismo país, una figura que ha sido eliminada de los códigos penales de casi todos los países de las Américas y que solo ha quedado en los más autoritarios.

“La Ley no sólo valida la mordaza sino que establece la censura previa y crea las instancias que identificarán y sancionarán las violaciones, dando al oficialismo el poder absoluto para eliminar la libertad de expresión y de prensa”, agregó Paolillo, director del semanario uruguayo Búsqueda.

La disposición crea un Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación con potestad para sancionar el incumplimiento de las normas, así como la Superintendencia de Información y Comunicación con atribuciones de vigilancia, auditoría, intervención y control del comportamiento de los medios.

La SIP dijo que los nuevos “delitos de prensa” así como la colegiación obligatoria que impone esta legislación, son figuras que fueron rechazadas por las cortes internacionales y repelidas como contrarias a los derechos humanos, no solo de los periodistas sino de toda la ciudadanía, tal como lo ha hecho la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“Lamentablemente – dijo Paolillo – no nos sorprende que el gobierno del presidente Correa continúe creando ‘delitos de prensa’ con el objetivo de blindar a su gobierno de la crítica y la rendición de cuentas y, al mismo tiempo, le siga dando la espalda a los ciudadanos”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG