Enlaces de accesibilidad

Romney gana primarias de Michigan y Arizona


Mitt Romney obtuvo importantes victorias en Michigan y Arizona

Tras oportunidad perdida, Santorum apunta a Ohio

Mitt Romney aumentó el martes su ventaja en la contienda por delegados a la convención del Partido Republicano con triunfos en las elecciones primarias de Michigan y Arizona.

Romney ganó por un pequeño margen la elección primaria presidencial de su partido en Michigan, venciendo a Rick Santorum, quien se había empeñado en una batalla dura por el estado.

Michigan, con 30 delegados en disputa, es crucial para Romney porque es el primero de los estados industriales de la nación en que se vota por la nominación presidencial del Partido Republicano, y es además su estado natal.

Poco antes, el ex gobernador de Massachusetts ganó los 29 delegados de Arizona, en una victoria en la que el triunfador obtiene todos los delegados del estado.

Ambos estados fueron penalizados por la mitad de sus delegados por realizar contiendas anticipadas en una violación de las reglas del partido.

Sin contar los resultados de Michigan, Romney tiene un total de 152 delegados, incluidos los apoyos de miembros del Comité Nacional Republicano que asisten automáticamente a la convención nacional del partido y pueden apoyar al candidato que prefieran.

El ex senador de Pensilvania Rick Santorum tiene 72 delegados, el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich tiene 32 y el legislador de Texas Ron Paul 19.

Un candidato requiere 1.144 delegados para ganar la nominación republicana a la presidencia.

La prolongada contienda por la nominación presidencial del Partido Republicano ha coincidido con un incremento en las perspectivas del presidente demócrata Barack Obama para un segundo período en el cargo.

Una encuesta publicada durante el día mostró la confianza del consumidor a su nivel más alto en el año, y otras encuestas mostraron un aumento en la cantidad de estadounidenses que dicen que creen que el país está en el camino correcto.

Junto con la mejoría de la economía, la larga y cada vez más ruda campaña, en la que Gingrich y Santorum han acusado a Romney de no ser suficientemente conservador, ha motivado que algunos directivos del partido expresen preocupación sobre las posibilidades de éste de derrotar a Obama en el otoño.


Después de perder una oportunidad de oro para destronar al favorito, el aspirante a la candidatura republicana Rick Santorum comenzó a actualizar su mensaje para el Súper Martes, una primaria simultánea en varios estados de Estados Unidos.

Santorum cayó el martes ante Mitt Romney en Michigan, donde hasta último momento parecía que podía obtener una victoria y recuperar el impulso para enfrentar al presidente Barack Obama en la elección general de noviembre.

En un discurso luego de conocer los resultados, Santorum dejó de lado los temas sociales que lo hicieron conocido y enfatizó cuestiones importantes para los trabajadores, que tendrán un rol clave en el Súper Martes la próxima semana, donde está obligado a ganar el estado de Ohio.

El ex senador, que se siente cómodo hablando durante 45 minutos sobre el aborto o el Islam radical, dio un mensaje breve centrado en los crecientes precios del gas y la importancia de reactivar el sector manufacturero, diciendo que "a los burócratas de Washington no les importa la región del centro" de Estados Unidos.

"Somos un país que cree en un gran Gobierno, creemos en que la elite inteligente de este país nos maneje o creen en la libertad, la libre economía y la construcción de un gran Estados Unidos desde abajo?", preguntó Santorum.

El estratega republicano Matt Mackowiak dijo que Santorum, que fue criticado cuando llamó a Obama un "snob" por querer que todos los estadounidenses vayan a la universidad, perdió una "oportunidad fantástica" en Michigan, el estado natal de Romney.

"Su mensaje no fue dirigido, creó mini-controversias con retórica grandilocuente sobre el discurso de 1960 de Kennedy, sobre el deseo del presidente Obama de mejorar el acceso a la universidad y el reciente debate sobre la anticoncepción", explicó Mackowiak.

"Todo eso facilitó que los medios y el equipo de campaña de Romney lo definieran como extremista y no elegible", agregó.

Las frecuentes referencias católicas de Santorum tuvieron resultados ambiguos en Michigan. Sondeos a boca de urna mostraron que los cristianos evangélicos lo apoyaron, pero más católicos respaldaron a Romney y aquellos que se describieron como protestantes eligieron a Santorum por una diferencia de apenas dos puntos porcentuales.

Dada la imprevisibilidad de la carrera por la nominación republicana, Santorum no concedió nada y visitará los estados del Súper Martes esta semana: Tennessee, Washington y sobre todo Ohio.

Según Mackowiak, Santorum "debe reorientar su mensaje hacia los trabajadores y la clase media, con menos hincapié en los temas sociales".

"Después de esta noche, Santorum debe ganar en Ohio para sobrevivir al Súper Martes con un camino realista a la nominación", añadió.
XS
SM
MD
LG