Enlaces de accesibilidad

Ex dictador Ríos Montt en el banquillo


Fotografía de archivo del 23 de enero de 2013 del exgeneral golpista José Efraín Ríos Montt durante una audiencia judicial.

Hoy martes se inicia el juicio al ex dictador Efraín Ríos Montt, un general golpista que asoló a Guatemala por algo más de un año en la década de los ochenta.

Aunque no hay pruebas definitivas, “en ausencia de evidencias directas” en el juicio la fiscalía, los querellantes y abogados de las víctimas esperan demostrar que a través de su cadena de mando Ríos sabía de la masacre que sus soldados efectuaron en las montañas guatemaltecas contra indígenas mayas ixiles. Montt
tenía un poder absoluto, intentan demostrar los familiares de las víctimas.

Una larga espera de más de 30 años es el camino recorrido por sobrevivientes y familiares de los muertos, lo que ha dado lugar a la primera ocasión en que un ‘hombre fuerte’ latinoamericano sea llevado al banquillo de los acusados. El trauma seacentúa con el inventario fatídico de unas 200.00 personas asesinadas y desaparecidas.

Informes de la fiscalía aseguran que Ríos Montt estuvo siempre al tanto de lo que sucedía, lo que le hace responsable de las masacres cometidas por sus subordinados. Las guerras contrainsurgentes para combatir a la guerrilla izquierdista dejó miles de masacrados, personas torturadas y otro tanto de desplazados del territorio maya, lugar donde los guerrilleros tenían sus bases operativas.

En lo que insisten los demandantes es en que sí hay miles de pruebas, ya que el objetivo no es buscar la orden explícita de Ríos Montt para los asesinatos y abusos cometidos. Ni el mismo Hitlerautorizó una muerte directa, explicó el abogado Edgar Pérez refiriéndose la responsabilidad del ex general guatemalteco.

Por su parte, el abogado de la defensa, Francisco Palomino basa la inocencia del alto cargo castrense en que no es responsable de los desmanes de sus subordinados y alega que en los juicios anteriores no salió ninguna prueba que le implicara directamente con los hechos.

Tres militares de alta graduación están vinculados con las masacres y violaciones de los derechos humanos a principios de los años ’80, y son José Rodríguez Sánchez, jefe del Estado MayorGeneral y el Estado Mayor de la Defensa Nacional; Héctor Mario López Fuentes, ex ministro de Defensa y Luis Enrique Mendoza, a la sazón viceministro de Defensa y hoy prófugo de la justicia. En todos los casos, las fuerzas de tarea debían reportar a través del Centro de Operaciones las acciones y resultados al Estado Mayor General, del que Efraín Ríos Montt era su Jefe supremo.

Hasta la fecha las más importantes evidencias radican en los planes militares conocidos como Victoria 82, creado por la Fuerza de Tarea Gumarcaj e integrada por fusileros, paracaidistas y otros militares; así como Firmeza 83 Operación Sofía, todas vinculan al el ejército con las masacres.

Si se espera por la confesión del acusado casi dos mil indígenas ixiles que fueron asesinados, según la fiscalía, quedarían sin que les haga justicia, debido a que éste solo ha comentado sin remordimientos que sabe que se cometieron algunos “excesos”.
XS
SM
MD
LG