Enlaces de accesibilidad

Misa en la Catedral de La Habana por Benedicto XVI


PLAZA DE LA CATEDRAL DE LA HABANA

Los católicos cubanos agradecieron el pontificado del papa Benedicto XVI, al tiempo que el Cardenal Ortega se encuentra en Roma para asistir a la última audiencia del papa Benedicto XVI.

El nuncio apostólico en Cuba, Bruno Musaró, ofició una "misa de acción de gracias" en la Catedral de La Habana la noche del martes para despedir al papa Benedicto XVI, quien abandonará el jueves su pontificado tras ocho años, informaron medios cubanos.

La figura más representativa de la Iglesia Católica en la isla, el Cardenal Jaime Ortega no estuvo en la misa por encontrarse en la Ciudad del Vaticano donde participó en la última audiencia del papa Benedicto XVI.

En declaraciones a la prensa a la salida de la Audiencia General celebrada en la Plaza de San Pedro, el cardenal cubano confesó estar muy emocionado y muy triste y se refirió a la renuncia de Benedicto XVI como un testimonio de su humildad y su santidad.

Mientras, la misa oficiada en la Catedral de La Habana fue transmitida en diferido por la televisión cubana, con la "que los católicos cubanos agradecieron (...) el pontificado del papa Benedicto XVI", señaló Cubadebate.

El portal oficialista destacó que ceremonias similares "han tenido lugar en varias diócesis de la isla, que recibió a su santidad en marzo del año pasado, en la segunda visita de un obispo de Roma, después de la realizada en 1998 por Juan Pablo II.

El Arzobispado de La Habana destacó en un comunicado "el magnífico e iluminador pontificado" de "Benedicto XVI, quien nos ha dejado un maravilloso gesto de humildad al aceptar que la debilidad de sus años no le permitía servir al pueblo de Dios y al mundo".

Benedicto XVI visitó la isla del 26 al 28 de marzo de 2012, ocasión en que pidió al gobierno comunista respetar las "libertades fundamentales" y condenó el embargo que impuso Estados Unidos a Cuba hace medio siglo.

Las relaciones Iglesia-Estado fueron difíciles en Cuba tras la llegada de Fidel Castro al poder en 1959, pero mejoraron considerablemente a partir de la visita del papa Juan Pablo II a la isla, en 1998.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG