Enlaces de accesibilidad

Vitral pide al gobierno que ayude a re-cristianizar la Navidad


Una anciana observa un árbol de navidad en La Habana Vieja.

“Es un derecho del pueblo ver reflejado en los medios su ámbito religioso, a la par que el político, artístico y deportivo”, afirma la publicación de la Diócesis de Pinar del Río.

La revista católica Vitral llamó al Estado comunista y los medios de comunicación bajo su control a participar en la recuperación del sentido cristiano de la Navidad, señalando que es su tarea “porque una buena parte del pueblo cubano es creyente, y hace referencia, de algún modo, a la persona divina de Jesucristo”.

Aunque el feriado de la Navidad, suspendido por el gobierno de Fidel Castro en 1969, se restauró oficialmente tres décadas después tras la visita a Cuba del Papa Juan Pablo II, en muchos cubanos persiste la inercia del temor a ser castigados por sus creencias religiosas, y prefieren hacer una cena de Año Nuevo en lugar de la tradicional Nochebuena cubana del 24 de diciembre.

La revista de la Diócesis de Pinar del Río recuerda que desde que volvió a celebrarse públicamente la Navidad ha hecho un gran bien “a la vida de la nación”. Agrega que el pueblo recibió con beneplácito la restauración del día de asueto.

“Sin embargo –puntualiza el editorial-- habían pasado veintinueve años de la última celebración pública de la Navidad, ocurrida en 1968. Ya existía una generación de cubanos que no poseían la experiencia de una Navidad. El día de Navidad se había recuperado como feriado; sin embargo, esto no resulta suficiente para llegar a recuperar el ambiente propiamente navideño de esos días del año, característico del mundo occidental al que Cuba pertenece”.

Vitral considera que “es un derecho del pueblo ver reflejado en los medios de comunicación nacional su ámbito religioso, a la par que el político, el artístico y el deportivo”, y dice que hacerlo es un deber de los medios de comunicación.

“Es necesario que los medios den otro ‘paso adelante’ y cumplan con su misión informativa e instructiva del ámbito religioso”, agrega el editorial, y concluye diciendo:

“¡Qué hermoso sería, durante los días navideños, ver en la televisión, escuchar en la radio y leer en la prensa referencias positivas a la Navidad, como ocurre en el resto de los países del mundo occidental y muchos del mundo oriental! Eso no hace daño alguno. Hace bien a todos. Hace bien a Cuba”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG