Enlaces de accesibilidad

Avileña es orgullo del magisterio latino en EEUU


Josephine Jimenez

Murió a los cien años Josephine Jiménez, considerada la primera maestra latina y la segunda directora de escuela en la ciudad de Los Angeles, California.

Josephine Jiménez, considerada la primera maestra latina y la segunda directora de escuela en la ciudad de Los Angeles, California, murió a los cien años.

Había nacido en Ciego de Avila, Cuba, el 14 de marzo de 1912. Su padre, un próspero banquero y terrateniente, la envió a estudiar a Georgia donde aprendió además música (violín, piano) y artes plásticas.

La fortuna familiar desapareció y en 1935 se mudó a Los Angeles con sus padres, donde comenzó su larga historia en la enseñanza pública estadounidense.

En contra de la voluntad de su padre, se graduó con honores en la Universidad de California (UCLA) en Filología Española y Danza. Precisamente, Jiménez creó uno de los primeros grupos de danza folklórica de su ciudad.

Jiménez murió el pasado 15 de septiembre y la sobreviven su único hijo, Carlos, dos nietos y tres bisnietos.

Su dedicación al magisterio y a la enseñanza de las artes, le valieron el reconocimiento de sus colegas, especialmente por su papel en los difíciles tiempos de la lucha por los derechos civiles en los años 60 y 70, durante la epoca de la integracion de estudiantes de todas las razas y orígenes en las escuelas públicas.

Esta cubana de menos de cinco pies de altura rompió los esquemas y se convirtió en la primera mujer en dirigir un centro de enseñanza en la ciudad de Los Angeles, en tiempos en que ese puesto sólo era ocupado por hombres con atlética figura.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG