Enlaces de accesibilidad

EEUU paga anuncios en TV para contener la ira de Pakistán


KHI06 LARKANA (PAKISTÁN) 21/09/2012.- Paquistaníes incendian neumáticos durante una manifestación contra la polémica película sobre Mahoma, en Pakistán, hoy, viernes 21 de septiembre de 2012. Las embajadas de Europa y EEUU han extremado la seguridad por t

Los incidentes más violentos se han registrado en las ciudades paquistaníes de Peshawar y Karachi, a la espera de las marchas convocadas en numerosos pases tras la oración del viernes.

Al menos 19 personas han muerto hoy en Pakistán, en una nueva jornada de protesta en el mundo islámico contra el vídeo y las caricaturas de Mahoma que coincide con el da del rezo musulmán.

Los incidentes más violentos, que han dejado hasta 160 heridos, se han registrado en las ciudades paquistaníes de Peshawar y Karachi, a la espera de las marchas convocadas en numerosos países tras la oración del viernes.

Responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores de Pakistán llamaron este viernes a consultas al embajador estadounidense en funciones para transmitirle su molestia por el video que denigra la figura del profeta Mahoma, producido en EEUU.

Las autoridades paquistaníes pidieron al diplomático Richard Hoagland que el Gobierno de EEUU "tome medidas inmediatamente para eliminar el video sacrílego del portal Youtube e inicie acciones contra su autor.

En la ciudad paquistaní de Peshawar, la policía disparó hacia las personas que quemaban un cine. Mohammad Amir, chofer de una televisora en Pakistán, murió cuando su vehículo fue alcanzado por balas de la policía, informó Kashif Mahmud, periodista del canal ARY TV que estaba junto al conductor en la unidad. En otro caso, un manifestante fue muerto a tiros, dijo el policía Rohhula Khan.

En Karachi, varios individuos armados entre unos 15.000 manifestantes abrieron fuego contra la policía, mataron a un agente y lesionaron a otro, informó el policía Ahmad Hassan. La multitud quemó dos cines y un banco, agregó.

En la ciudad de Lahore y en Islamabad, la capital paquistaní, hubo otros enfrentamientos entre la policía y los manifestantes que arrojaban piedras. La policía lanzó gas lacrimógeno e hizo disparos de advertencia para evitar que avanzaran hacia misiones estadounidenses en esas ciudades.

Mientras los Estados Unidos hicieron un llamado a la paz y la comprensión desde siete cadenas paquistaníes de TV.

“Desde nuestra fundación, Estados Unidos ha sido un país que respeta todas las religiones. Rechazamos cualquier esfuerzo para denigrar las creencias religiosas de otros”, afirma el presidente Barack Obama (vídeo). “Déjenme decirlo muy claro y esperaba que esto fuera obvio: El Gobierno de Estados Unidos no tiene absolutamente nada que ver con este desagradable vídeo y rechazamos absolutamente su contenido y su mensaje”, son las palabras de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que se televisan en los canales de Pakistán como publicidad.


El gobierno de EEUU ha invertido 70.000 dólares en estos anuncios de 45 segundos; que llegan subtitulados en urdu, la lengua nacional de Pakistán.

En Sana, la capital de Yemen, unos doscientos manifestantes se congregaron frente a la embajada de Estados Unidos en San para protestar contra el vídeo sobre el profeta Mahoma sin que se registraran incidentes. Fuerzas antidisturbios custodiaban la embajada estadounidenses.

En Indonesia, miles de musulmanes recorrieron las calles de Kuala Lumpur hasta llegar a la Embajada de Estados Unidos para protestar por el video satírico del profeta Mahoma y quemaron banderas estadounidenses e israelíes. La protesta fue convocada por las juventudes de la gobernante Organizacin Nacional para la Unidad Malasia (UNMO) y del Partido Pan-islmico de Malasia (PAS).

Gran parte de la indignación musulmana ha estado dirigida contra el gobierno de Estados Unidos aunque el filme es una producción de particulares estadounidenses y Washington ha criticado la película porque insulta a los musulmanes.

En Irak, unas 3.000 personas condenaron la cinta y las caricaturas de Mahoma publicadas en un semanario satírico francés. La protesta, en la ciudad sureña de Basora, fue organizada por grupos chiíes apoyados por Irán.

Algunos manifestantes llevaban banderas iraquíes e imágenes del supremo líder iraní, el ayatola Jamenei, al tiempo que exclamaban "¡Muera Estados Unidos!" y quemaban la bandera israelí y la estadounidense.

Hubo protestas similares en el valle del Beka en el Líbano, organizadas por el grupo extremista Jezbolá.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG