Enlaces de accesibilidad

Kendrys Morales ante los avatares de la vida


El jugador de Angelinos Kendrys Morales.

"Dejé el beisbol y no lo quise practicar más, pero volví porque mi padre siempre quería que fuera pelotero"

La publicación digital EspnDeportes asegura que la vida tiene la particularidad de llevarnos por distintos e inesperados caminos y que el trayecto del pelotero Kendrys Morales no fue la excepción.

Pues el pelotero de los Angelinos de Los Ángeles había abandonado la práctica del deporte pero una tragedia le mostró el camino de vuelta al diamante.

"Dejé el beisbol y no lo quise practicar más, pero volví porque mi padre siempre quería que fuera pelotero", recordó. "Tuve la desgracia que falleció pero siempre, desde que era un niño, él decía que miren a su prospecto, aún cuando todavía yo ni jugaba", declaró a la publicación deportiva. El cubano cuenta que su amor por el beisbol comenzó desde la cuna. "Sabes que en muchos países lo primero que hace un niño en coger un bate", explicó. "Fui creciendo y a los ocho años empecé a jugar pelota organizada con prácticas y entrenadores".

La fascinación por un jugador en especial lo inspiró. "Admiraba a un pelotero que estuvo mucho tiempo en el equipo de Cuba que le decían el 'capitán de capitanes'", expresó. "Es Antonio Pacheco, un segunda base".

El ascenso del poderoso primera base fue meteórico y llegó a la selección de su país siendo todavía un adolescente, liderándolos al ganar la Copa del Mundo en el 2003. Su talento le causó problemas, incluida una suspensión por supuestamente haber tenido contacto con un agente extranjero. Luego de que se le prohibiera jugar profesionalmente en la isla, Morales abandonó su tierra natal en junio del 2004, llegando al sur de Florida en su duodécimo intento.

EspnDeportes dice que dicha travesía se tradujo después en secuelas por una larga inactividad. "Me afectó mentalmente porque fue un año y medio sin jugar", apuntó. "No es fácil no encontrar salida y que te pongan obstáculos. Lo que más me costó fue controlar mi peso. Llegué a pesar 252 libras a causa de la ansiedad. Comía muy seguido, mucho y malo".

Cuando le brindaron la oportunidad, el nacido en elpoblado villaclareño de Formento no tardó en demostrar sus habilidades, haciendo su debut en mayo de 2006 ante los Vigilantes de Texas, yéndose de 5-3 con un jonrón.

Su carrera se dirigía hacia el estrellato hasta un fatídico día de 2010. Tras batear un Grand Slam que finalizó el partido ante los Marineros de Seattle en extra innings, el torpedero se fracturó el tobillo en medio de la celebración. "Fue muy diferente a lo que me pasó antes", señaló. "Yo sabía que aquí estaba en espera de algo que me había sucedido que no era normal. Lo otro, en Cuba, era por capricho de otra gente".

Totalmente recuperado, el a veces bateador designado solo quiere mantenerse saludable para que todos comprueben que ha vuelto a ser el de antes.

"Mi meta es terminar la temporada bien para demostrar que estoy bien del tobillo y tengo el 'timing' de vuelta".
XS
SM
MD
LG