viernes, octubre 31, 2014, 3:18 pm

El Mundo

Al Asad propone diálogo nacional en Siria

La oposición siria rechazó la propuesta de diálogo nacional del presidente Bashar al Asad, al no considerarla seria.

El presidente Bashar Al Asad (dcha) se reúne con el enviado de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan (izda), en el Palacio Presidencial en Damasco.
El presidente Bashar Al Asad (dcha) se reúne con el enviado de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan (izda), en el Palacio Presidencial en Damasco.
El presidente socialista sirio Bashar al Asad pidió este domingo un "diálogo nacional" para poner fin al conflicto que sacude al país desde hace 21 meses, propuesta rechazada inmediatamente por la oposición, y añadió que no discutirá con aquellos que se levantaron en armas contra el régimen, durante un discurso transmitido por la televisión oficial.
     
En su primer discurso público en siete meses, el presidente sirio afirmó que el conflicto, que según la ONU causó más de 60.000 muertos, no enfrenta "al poder y a la oposición, sino a la patria y a sus enemigos, al pueblo y a sus asesinos", agregando que algunos de ellos quieren la partición de Siria.
     
Al Asad, cuyo mandato termina en 2014, afirmó que los países occidentales "cerraron todas las puertas del diálogo" y rechazó la idea de dejar el poder, diciendo que cualquier transición debe realizarse "en conformidad con los términos de la Constitución", en referencia a unas elecciones.
     
El sábado, el periódico libanés pro-sirio Al Akhbar, afirmó que Al Asad iba presentar un plan de salida de conflicto en el que estipula que puede ser candidato en las elecciones de 2014.

Al mismo tiempo que pedía un "diálogo nacional", Asad lamentó no haber encontrado hasta ahora un "socio" para hallar una solución política al conflicto, haciendo alusión a la oposición que se niega a entablar negociaciones con Al Asad.
     
Sin embargo, el mandatario precisó que el diálogo se iniciaría únicamente bajo ciertas condiciones.
     
"Los países involucrados deben comprometerse a no seguir financiando las armas y los hombres armados deben detener toda operación terrorista. Entonces, nuestras fuerzas cesarán inmediatamente las operaciones militares, conservando el derecho a replicar".
     
Inmediatamente después del discurso, la oposición siria rechazó la propuesta de diálogo nacional del presidente Bashar al Asad, rechazando cualquier iniciativa que prevea mantener al régimen en el poder.
     
"Dijimos durante la formación de la Coalición que queremos una solución política, pero el objetivo de los sirios es sacarlo (del país) y ya han perdido para esto a más de 60.000 mártires (...) no han hecho todos estos sacrificios para permitir que un régimen tiránico se mantenga en el poder", declaró a la AFP el portavoz de la oposición, Walid al Bunni.
     
En reacción al discurso del presidente sirio, el ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, dijo en un mensaje difundido en su cuenta Twitter que "las promesas de reforma" de Bashar al Asad "no engañan a nadie, añadiendo que este discurso va "más allá de la hipocresía".
     
Berlín lamentó que el discurso no expresa "ninguna concienciación nueva", denuncia un "tono marcial" y espera que Asad se "comprometa finalmente a hacer cesar la violencia de sus tropas" antes de evocar "vagas disposiciones para un cese al fuego".
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.

Libertad de Prensa