miércoles, octubre 22, 2014, 11:48 pm

El Mundo

Sin Internet en Siria

Solamente algunos barrios de Damasco tiene conexión a las redes y los servicios de las agencias gubernamentales están dañadas.

Dos jóvenes sirios siguen a través de Internet la evolución de la jornada electoral en Estados Unidos, en un hotel de Damasco, Siria.
Dos jóvenes sirios siguen a través de Internet la evolución de la jornada electoral en Estados Unidos, en un hotel de Damasco, Siria.
Agencias
Siria se encontraba este jueves privada de acceso a internet, informaron dos sociedades informáticas estadounidenses que supervisan el tráfico de datos en la red.

"Siria está, de hecho, privada de internet", afirmó la empresa Renesys, mientras que según Akamai unas 77 redes sirias no funcionan desde las 10H26 GMT. Rebeldes sirios habían informado previamente que algunas redes de comunicación habían sido cortadas en varias regiones del país.

Un activista en la asediada región oriental de Ghuta, al este de la capital, informó a la agencia de prensa AFP que sólo las conexiones de internet por satélite estaban operativas en el área. Los comités locales de coordinación, una red informática de activistas sobre el terreno, indicaron que "las comunicaciones y el servicio de internet se han reducido en la mayor parte de Damasco y sus suburbios".

Los servicios telefónicos fijos y móviles fueron cortados en las provincias de Homs y Hama (centro), Daraa y Suweida (sur), Tartus, en la costa, y en algunas ciudades de las provincias de Deir Ezzor y Raqa, en el este.

La agencia de noticias oficial Sana también sufrió cortes al mediodía de este jueves.      Según los activistas, los cortes repentinos de las telecomunicaciones ocurren habitualmente antes de grandes ofensivas militares.

Los combates entre las tropas gubernamentales y los rebeldes se centran actualmente en Damasco, con el ejército tratando de desalojar a los rebeldes, que han constituido bases en la periferia de la capital.
Este foro se ha cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Anímese a escribir el primero.

Libertad de Prensa